Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Cómo tomar sol con ráfagas de aire acondicionado

Claves para dorarse en un crucero sin soportar el calor




Uno puede tomar sol con aire acondicionado y dorarse a la moda sin pasar por el infierno, mientras el crucero navega por aguas tropicales.
Hablo del área de la piscina cubierta, el solárium, con camastros y posa piés, música suave y piscina romana con chorros de fuente. El cielo raso de vidrio deja pasar los rayos, mientras nos sentimos en una primavera artificial manejada con termostato. El único riesgo es olvidarnos que también quema, aunque no nos demos cuenta. Igual que en la playa cuando está nublado. Muchos pasajeros suelen ignorarlo, porque nunca se termina de conocer todo el barco. Por eso no lo usan para pasarla bien con menos gente alrededor.
Estos hoteles flotantes llevan casi dos mil personas. Un poco mucho, aunque midan más de dos cuadras y tengan 10 pisos. Sin embargo, siempre hay rincones inexplorados o menos concurridos para estar más tranquilo. Eso sin mencionar la biblioteca, donde nunca hay nadie.

La peor hora

En la mayoría de los barcos, la zona más congestionada es la piscina descubierta al mediodía. Los dermatólogos y el sentido común advierten que es la peor hora (entre las 11 y las 15), pero es el momento en que no queda una reposera ni para remedio.
Hay más aroma a bronceadores que a la sal del mar que nos rodea, mientras los parlantes atruenan con música disco. Es el momento de mostrarse... y tanga con gusto no pica. Es la hora que prefieren los jóvenes, igual que en Mar del Plata o Punta del Este.

Con la fresca

Por la mañana, bien temprano, con la fresca que disfrutan los madrugadores, en general de más de 30 años, que hacen jogging en la cubierta superior, la piscina está casi solitaria. Y lo mismo ocurre al atardecer. Es ideal porque el sol igual es fuerte (no demasiado, hacen falta menos pantallas de protección) y quedan lugares libres hasta para remojarse viendo el crepúsculo. Otro espectáculo para disfrutar en soledad o acompañado, el intervalo romántico del viaje en crucero.
Me enorgullece que en mi última experiencia de crucero, por primera vez, bajé con el mismo peso que embarqué.
El secreto es no tentarse en la alternativa más popular que es el buffet informal del almuerzo, al lado de la piscina donde nos parece que ganamos tiempo para volver a achicharrarnos. Se come con los ojos y como todo es rico y está incluido sin costo extra, se come de más.
Para evitarlo conviene el comedor principal, a la carta y con mozos, donde elegimos el menú con sobriedad y espacio entre plato y plato.
Hay alternativas diet igualmente sabrosas. No pagamos nada por jugos o gaseosas, salvo las bebidas alcohólicas, las de lata o las embotelladas (agua mineral importada, etcétera).

Sin costo extra

Conviene aclararlo porque hay pasajeros que no saben lo que tiene precio y lo que es gratis porque hasta el room service de 24 horas no significa costo extra.
El gimnasio es otra maravilla, un templo a la moda y a la salud, pero al que hay que buscarle la vuelta para usarlo con menos gente. Hay muchas bicicletas fijas, steps, pistas para caminar y máquinas para piernas, brazos o cola además de pesas.
Pueden estar todas ocupadas a las 8 de la mañana o a las 16, pero en cambio baja la concurrencia antes del mediodía y luego del atardecer, cuando la mitad del pasaje se prepara para el primer turno de la comida.
Por último, pero no menos importante si anda sin suerte y no encuentra lugares vacíos, vaya a la cubierta principal del medio.
Allí están los grandes botes salvavidas y podrá descansar mirando el horizonte, sin que le pasen por delante corredores infatigables o chicos buscando a mamá. O a la mamá buscando a los chicos.
Es sentirse en otro tiempo, conversando con uno mismo, al arrullo de las olas y recibiendo la salpicadura del mar, mientras nos apoyamos en la baranda.
Por Horacio de Dios

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.