Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Del reencuentro, las emociones y las sensaciones




¡Hola!
Finalmente acá estamos, ¡las Hermanas Sin Fronteras, juntas!
En estos últimos días nos vimos seguido, pero en el fondo ese no era el tipo de reencuentro que estábamos esperando.

Hoy, después de estar durante meses a 7000 kilómetros de distancia compartiendo emociones, reflexiones, experiencias y buena música, logramos vernos –ya relajadas- de la manera que más nos gusta: haciendo exactamente lo mismo, pero esta vez cara a cara. ¡Cuánta felicidad!
Nos pusimos un mix de buena música, hablamos bastante de las amistades, la familia y el amor (¡siempre lo más importante!) y nos pareció también un buen momento para transmitir juntas las sensaciones que nos dejó esta travesía.
Este tema es uno de los que nos acompaña. Una belleza…… "Love is the greatest thing"
Muchas veces, no tenemos casi noción de lo que nos pasa, lo que sentimos, lo que sabemos, hasta que no lo verbalizamos de alguna manera.
Las dos descubrimos en este camino que, más allá de que hay un lector del otro lado -alguien que espera tus palabras-, uno a veces escribe para hacer catársis, ordenar los pensamientos, para hacerle frente a las emociones, y hasta para admitir situaciones que transitamos y que cuestan ser reconocidas. En definitiva, se desprende una conversación que es también con uno mismo.
Hablando, nos pusimos a recordar libros acerca de intercambios de cartas que teníamos en casa cuando vivíamos juntas. ¡Qué fascinantes! Durante siglos los grandes personajes de la historia - reyes, guerreros, próceres, artistas, entre otros-, encontraron mediante la escritura epistolar un camino para no perder ese lazo que los unía a sus grandes amigos, amantes, familia y confidentes que pudieran tener.

A veces solemos menospreciar los nuevos soportes tecnológicos para comunicarnos. Nosotras creemos que en definitiva representan lo mismo, logran el objetivo de base, un objetivo donde lo importante es tomarse un tiempo, que no sólo es un tiempo para el otro, sino que es un momento de introspección para uno, un momento de calma para no sólo expresar cosas vividas, sino para aclarar las ideas.
Al leer cada una el post de la otra, pudimos compartir vivencias únicas, ya sea de aventuras extremas sudafricanas (en el mar o en tierra), de amores y desamores, de infortunios laborales o grandes disfrutes de viajero. En la palabra escrita, toda experiencia de una persona común, se puede transformar en un gran relato.
Cada uno de nosotros es un ser que en el paso de la vida experimenta sensaciones intensas. Toda vida tiene el potencial de ser una historia extraordinaria.
En este momento de cierre nos damos cuenta de que, más allá de que las dos tengamos personalidades diferentes y estemos pasando por momentos tan disímiles, nuestros sentimientos respecto a aquello que nos fue dejando este espacio son muy similares.
La sensación central que tenemos, es que al expresarnos, descubrimos que del otro lado hay muchas personas que están transitando experiencias semejantes, emociones comparables y que coinciden con ciertas reflexiones que este tipo de vivencias narradas te suelen dejar.
Pero probablemente, lo más intenso de esta experiencia haya sido que varios lectores se animaran a compartir una porción de sus historias de vida, hayan abierto su corazón, y sus emociones. A través de sus palabras, nos sentimos más acompañadas, comprendidas, y pudimos comprobar que realmente las cosas que nos pasan son universales.
Los kilómetros desaparecieron, el reencuentro marca el fin de esta etapa que nos vio separadas y así, Hermanas Sin Fronteras está llegando a su fin. ¡Un nuevo capítulo comienza!
Por hoy queremos decirles que…..
¡Fue un placer viajar con ustedes!
Sofi y Cari

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

La vida es como una caja de chocolates

La vida es como una caja de chocolates


por Carina Durn
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.