Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

La despedida




Cari,
Te acordás en el primer post de mi llegada que te conté de un lugar favorito que tenemos acá en Port Elizabeth, al que fuimos apenas pudimos? Para cerrar nuestra estadía sudafricana como corresponde decidimos ir nuevamente a ese lugar, la ruta a Sardinia Bay. ¿Y sabés que? Ese día, a pesar del fuerte viento y el clima tormentoso que se avecinaba, este lugar nos volvió a regalar un momento increíble, nada más ni nada menos que enmarcado con un fabuloso arcoíris

Mientras el arcoíris iba tomando fuerza y color y la tormenta se acercaba lejos pero a paso firme, estacionamos y pusimos el disco entero de 4 Non Blondes (altamente recomendado). Alex aprovechó para cerrar un poco los ojos y descansar, dejando entrar la música a través de los sueños. Yo no pude, claro... imposible para mi con la voz de Linda Perry y sus letras sonando, con el espectáculo que tenía en frente y unas cuantas pataditas en mi panza que me hacían emocionar...
Con esta canción comenzaba ese viaje mental, ¿quizás en ese tren del que habla Linda Perry en la canción? ("Cuando tus pensamientos se estén moviendo lento, encontrá a otro para que te muestre a dónde ir... estarás buscando a ese tren, y verás ese tren y te verás a vos mismo")
Así comenzó una semana de despedidas y acontecimientos de último momento... Entre ellos, una inesperada visita a la guardia por un pequeño susto, hizo que los 3 meses de estadía completamente tranquila, de un embarazo sin contratiempos, se quebrara... ¿no podía faltar no? Por suerte quedó en eso, sólo un susto y está todo muy bien. Ella y yo estamos listas para subirnos al avión.
Otra despedida que no podía faltar era nuestro ya "clásico" domingo en el parque de los elefantes "Addo". Ahí tuvimos un último encuentro con estos amables gigantes africanos, un grupo grande de críos de todas las edades con sus mamis, tías y abus... Fue una de ellas en particular que me llamó la atención. Será que todo últimamente me toca de una manera muy especial, pero sentí como si ella nos estuviera despidiendo. Sus ojos se veían nostálgicos y su oreja izquierda aleteó con el viento en un gesto que pareció un saludo, ¿un chau, nos volveremos a ver?

Pero no sólo los animales tocaron nuestros corazones en estos últimos días. Junto con varias cenas, almuerzos y hasta desayunos de despedida, nuestros amigos acá se organizaron además para hacernos regalitos para nuestra beba en camino. El viernes no sólo me hicieron una hermosa despedida/baby shower a mi, también le hicieron una a Alex en la oficina y fue una sorpresa total y un gesto increíble! Nos inundaron de cosas!! jaja (ahora estamos luchando para ver cómo vamos a meter todo en las valijas!!)

Podemos decir que dejamos en este lugarcito del planeta, a 7000 km de distancia, buenos amigos, gente que nos quiere... y eso vale oro. Escuchar que nos pidan que nos quedemos, que no nos vayamos o que volvamos lo más pronto posible, nos hace sentir que acá también tenemos un hogar, que si tomamos la decisión de volver, no va a ser tan difícil, por más sacrificio que sea dejar nuestro hogar de origen, la familia y amigos de siempre!
Porque ayy Cari, ¡como los extraño! Estoy increíblemente contenta de volver!!! (no te dejes engañar por todo lo que te escribí hasta ahora!!) Ver a todos devuelta es lo que más quiero en este momento. También desde ya a mi familia animal, nuestra perrita y nuestro gato... ¿qué pensarán ellos de mi llegada? Se habrán dado cuenta de este tiempo sin mi? Se les habrá hecho eterno o un instante? Nunca lo sabré, pero yo los voy a abrazar como nunca en la vida!!
No te voy a negar que tengo muchas expectativas de mi vuelta a casa. Los abrazos, los asados y juntadas, escuchar todas las historias que nos perdimos al estar lejos, jugar con nuestra sobri (3 meses es mucho tiempo en 1 año y medio de vida!!)... y la preparación del cuarto de la futura nueva integrante de la familia!! No veo la hora de que esté su cuartito todo pintado a nuevo, con los muebles, juguetitos y ropita (heredada y a estrenar!) y poder colgar finalmente este dibujo que le hice acá, para que tenga un recuerdo de donde pasó 3 meses de su vida en el útero.

¡Siento que quiero todo ya el primer fin de semana que llegamos! Pero sé que eso es muy difícil y a veces cuando uno espera mucho se decepciona, así que mejor pensar que (como muchas veces pasa) el resto va a estar en la suya, la vida sigue y hay que darle tiempo... en definitiva yo sólo soy una más que llega a una ciudad con un ritmo ya en marcha, el mundo no se frena porque esté de vuelta!! Pensándolo así entonces todos los reencuentros, historias y sonrisas que nos regalen van a ser un plus, ¡algo extra para atesorar!
Pero pase lo que pase y cómo pase, yo voy a ser feliz. Porque voy a estar de vuelta en casa!
Cari, en 4 días este viaje termina y ¡nosotras vamos a tener nuestro gran reencuentro! ¡¡Qué emoción!!!
¡¡Chau Sudáfrica!! ¡Nos vemos en Buenos Aires!
¡¡Te quiero mucho!!
Sofi

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Del reencuentro, las emociones y las sensaciones

Del reencuentro, las emociones y las sensaciones


por Sofía Durn
Evelyn Botto en la tapa de OHLALÁ! de julio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.