Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Después de las termas, castillos, palacios y museos

Entre chapuzón y chapuzón, recorridos para hacer bajo el tibio sol otoñal, que sumergen en la historia de la provincia y muestran otras alternativas a las siempre taquilleras aguas calientes




El otoño es tiempo de termas en la provincia de Entre Ríos. Una combinación perfecta de días de sol, aguas cálidas y parques cada vez más numerosos para divertirse en familia. Pero Entre Ríos es una provincia muy rica en propuestas culturales e históricas, que permite sumar al programa un menú de visitas para aprender sobre el pasado argentino en el lugar mismo de los hechos, y cortar la rutina entre pileta y pileta. Todo un plan B para las vacaciones o fines de semana termales, visitas cortas para conocer otras facetas entrerrianas.

Plan 1. Una tarde en los museos de Paraná

Hay que cruzar toda la provincia para ir desde los centros termales sobre la costa del Uruguay hasta la capital provincial. Pero el viaje vale la pena: para conocer el casco histórico, los principales museos y pasar una velada urbana con todas las propuestas de una ciudad importante.
Los días de sol, la ciudad se muestra afable a lo largo de su costanera, que domina el río Paraná desde un alto barranco con amplios panoramas. Vale la pena darse una vuelta antes de regresar al centro histórico y la plaza 1° de Mayo. A pasos de allí están los tres principales museos: el de Bellas Artes, el de Ciencias Naturales y el Histórico.
En el primero está la más importante muestra permanente de C. B. de Quirós. Veintidós obras en total están expuestas en una sola sala, con telas que figuran entre las más emblemáticas del arte argentino del siglo XX, como Flor campera, la Granja roja o el Puerto Viejo.
El Museo Histórico, por su parte, tiene varias salas dedicadas a la historia de la ciudad y su región, desde los tiempos de la pequeña colonia -que nació como un barrio de Santa Fe, en la orilla opuesta del río- hasta una impactante colección de mates, propiedad del autor de Recuerdos de la tierra, Martiniano Leguizamón (el mismo que dio su nombre al museo además de su colección, recordado por una sala especial con su obra).
Finalmente, el Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas tiene un pequeño acuario, una hermosa sala de animales embalsamados en su ambiente natural y varias colecciones sobre geología, botánica y etnografía.

Plan 2. Recorrer un palacio en Concepción del Uruguay

El Palacio San José es un clásico de la provincia de Entre Ríos. Es lo que más se asemeja a las grandes mansiones nobles europeas en la Argentina. A las habituales visitas que se hacen durante todo el año se sumaron algunas nocturnas los fines de semana en el verano. La experiencia vale la pena y merecería una continuidad durante todo el año, o al menos en los fines de semana largos, cuando aumenta la afluencia turística. Susana Chas es restauradora del museo, y cuando se la cruza durante una visita siempre se toma el tiempo de contar anécdotas y recordar lo que representaba esta construcción a mediados de 1850, en pleno campo: "San José fue construido con lujos y adelantos inimaginables para la región en su momento. Hasta había agua corriente y grifos en la sala de baño, y un sistema de iluminación por gas".
El momento más dramático de la visita es cuando se llega a la fatídica pieza donde fue asesinado Urquiza. Susana muestra dónde están los impactos de bala en las paredes y la mancha de sangre sobre un panel de madera de la puerta, protegida por un acrílico. Es una especie de reliquia de la turbulenta historia del país a lo largo del siglo XIX.

Plan 3. Recorrer los pueblos de los Alemanes del Volga

Cerca de Paraná, la ruta 11 que va de Diamante a Victoria pasa por un puñado de pueblitos donde perduraron hasta el día de hoy las tradiciones y las comidas que trajeron colonos alemanes que vinieron de la lejana Rusia. Son los pueblos de los Alemanes del Volga: Valle María, Aldea Brasilera y Spatzenkutter. Colonos por segunda vez (la primera fue durante el siglo XVIII cuando dejaron Alemania para instalarse en la Rusia de Catalina II) llegaron a Entre Ríos a partir de 1878.
Marienthal, que en los mapas de hoy figura como Valle María, fue la aldea madre de estos colonos que se dispersaron luego en otros asentamientos hoy convertidos en pequeños pueblos. Si bien el idioma -mezcla de ruso y alemán- se está perdiendo, se conservaron tradiciones, música y comidas, y algunas particularidades en la construcción de las casas (las puertas no están en la fachada, sino en la parte trasera, y no hay ochavas en las esquinas). Hay locales y restaurantes de platos típicos y negocios de regionales. En Spatzenkutter existe, asimismo, un proyecto de museo que en poco tiempo más recreará la vida de la Colonia.

Plan 4. Visitar el castillode El Principito

Concordia es otra ciudad histórica de la provincia, como Concepción, San José o Paraná. En sus afueras están las ruinas del Palacio San Carlos, recientemente puestas en valor.
Su singular historia, que la vincula dos veces con Francia, se puede recrear durante la visita de las ruinas y en el pequeño centro de interpretación instalado en el sótano, en lo que fue originalmente la caballeriza.
San Carlos fue construido en 1888 por Edouard Demachy, miembro de una de las mayores familias de industriales y banqueros de la Francia del Segundo Imperio. Había llegado a Concordia para ocuparse de un saladero y construyó su residencia con todos los lujos y adelantos europeos de la época. A los pocos años, en 1891, regresó a Francia y su casa pasó de mano en mano hasta ser alquilada por otros franceses en los años 20.
Fue cuando el castillo, como ya lo llamaban los vecinos de Concordia, entró de pleno en la historia. En aquellos años, las ruinas que se ven hoy estaban llenas de vida. Los Fuchs Valon y sus dos hijas -nuevos propietarios del lugar- vieron aterrizar un día de 1929 uno de los primeros aviones que surcaban los cielos latinoamericanos. Por un problema técnico, Antoine de Saint-Exupéry llegó a San Carlos y vivió una experiencia que lo marcó tanto como para contarla en el capítulo Oasis de su libro Terre des Hommes.
La avería de un avión, el encuentro con un principito (en este caso dos principitas), un aviador perdido, animales salvajes domesticados por niños, una naturaleza extravagante: no hay duda ninguna de que la novela más traducida del siglo XX, El Principito, fue inspirada en gran parte por San Carlos, por las niñas Susana y Edda Fuchs Valon, y por Entre Ríos. Así lo cuenta durante las visitas Silvina Molina, la guía oficial del sitio, que recopila desde hace años testimonios y notas de prensa en apoyo de una tesis que convence por su verosimilitud. Frente a las ruinas, no será la estatua blanca e inmaculada de El Principito sobre su pequeño planeta quien lo desmienta.

Datos útiles

En Paraná. El Museo de Bellas Artes Pedro Martínez está cerrado los lunes y por la tarde, domingo y feriados. Abre el resto de la semana, entre las 8.10 y 12 y de 16 a 20. La entrada cuesta $ 5 para mayores de 10 años. En Buenos Aires 355.
El Museo Histórico Martiniano Leguizamón está cerrado el lunes. Abre de 8 a 12 y de 15 a 20, de martes a viernes; de 9 a 12 y de 17 a 20, el sábado, y de 9 a 12, domingo y feriados. La entrada cuesta $ 5 por persona. En Buenos Aires 286.
El Museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Antonio Serrano abre en los mismos horarios y está también cerrado el lunes. La entrada cuesta una vez más $ 5 por persona. En Carlos Gardel 62.
También hay un museo y mercado de artesanías (Urquiza 1239). Un algarrobo histórico protegió la siesta de Belgrano de paso en camino al norte con su ejército (fue en 1810 y el árbol está en el patio de un humilde bar en el cruce de las calles Ameghino y Acebal). En el cementerio hay tumbas históricas, como la que recibió por unos años los restos de Santiago de Liniers (transferido luego a España) y la del bisabuelo de Borges, Edward Young Haslam (hay que buscarla escondida y adosada detrás de un mausoleo). www.turismoparana.gov.ar
En Concepción. El Palacio San José se visita de lunes a viernes, de 8 a 19 (hasta las 18 los domingos, sábado y feriados). Hay visitas guiadas, pero se puede hacer el recorrido de manera independiente (contar una hora y media, en promedio). www.palaciosanjose.com.ar
Santa Cándida es otro de los edificios encargados por Urquiza. Fue originalmente la sede y oficinas del mayor saladero de la época. No se visita habitualmente, pero hay planes para volver a abrirlo como hotel de campo, tal como funcionó años atrás. Se puede avistar el palacete durante navegaciones por el río Uruguay desde el puerto de Concepción.
En el centro de la ciudad hay todo un circuito histórico para realizar: se ve la tumba de Urquiza en un lateral de la iglesia (como una copia de la de Napoleón), el colegio de Concepción (donde se formaron varios presidentes de la Nación) y la Pirámide de la plaza donde Urquiza hizo su pronunciamiento contra Rosas. Hay también playas e islas privadas adonde se accede por lancha desde el puerto. www.concepcionentrerios.tur.ar
En Concordia. El Palacio San Carlos está a pocos kilómetros del centro de Concordia. Además de las ruinas, se puede recorrer el parque que lo rodea y era propiedad de Demachy. Hay restos de la selva en la galería de las costas del Uruguay, paseos botánicos, estatuas y el Monumento a El Principito.
En Concordia, además, se puede visitar el complejo de la represa de Salto Grande y su centro de interpretación, recorrer sus calles con edificios históricos, entre ellos el Palacio Arruabarrena, que está a la espera de ser restaurado como museo y muestra actualmente una pequeña sala con trajes y ropa de principios del siglo XX. www.concordia.tur.ar
Alemanes del Volga. La agencia ViajeLenguaje organiza visitas de medio día por los pueblos desde Paraná. www.viajelenguaje.com.ar. Sobre la ruta que lleva a las colonias se puede parar en la Escuela Rural Normal Alberdi, que fue la primera escuela rural del continente, creada en 1904.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.