Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

El capricho del pescador, entre otras especialidades

En el kilómetro 100 de la ruta 9, hacia el norte de Buenos Aires, un sorprendente restaurante para 350 comensales de buen apetito




Nadie pensó que en Lima, el pueblo que se desprende en el km 100 de la ruta 9 hacia el norte de Buenos Aires, alguien pudiera invertir un millón de dólares sólo en la primera etapa de un proyecto gastronómico-turístico monumental. Sin embargo, así fue.
No es que no fuera próspero: una importante actividad frutihortícola, cultivos alternativos como el aloe o las hierbas aromáticas, 20 productores de arándanos, una empresa papelera, tres puertos desde donde se embarcan cereales, automóviles y todo tipo de mercaderías, clubes de chacras y countries ya habían hecho pie en este sitio con una hermosa ribera que se hizo famosa con la llegada de la Central Atucha en 1974. Pero faltaba el restaurante que estuviera abierto siempre y que satisficiera muchas necesidades: el opíparo desayuno de trabajo; el almuerzo campero y contundente para locales, empleados de la zona y turistas; el sitio con la comodidad suficiente para tener reuniones de trabajo en el salón VIP o conectar la computadora portátil; la noche con show para las parejas jóvenes y no tanto que llegan el fin de semana a descansar.
El mes último inauguró el Restaurante & Confitería Don Tato, un sitio de 1000 metros cuadrados con capacidad para 350 comensales. Ofrece de 7 a 11.30 y de 16 a 18.30 un desayuno-merienda que incluye té, leche, café, cereales, manteca, dulces, jugos, pan, medialunas, tortas fritas, churros, pastelitos y bizcochitos de grasa -según la pastelería realizada en el día-, más el mate con el termo y la bombilla de caña de regalo, los huevos con panceta y la mar en coche por $ 25. Los niños pagan 15 y disponen de leche con chocolate, tostadas con dulce y un postre.
Luego viene el almuerzo o la cena que por 65 incluye una entrada llamada los 7 pecados capitales, pastas, parrilla con leña, postre, bebida y vino de la casa que es de López; la comida de la noche de los sábados a partir de las 22 incluye show. El menú infantil cuesta 30: hay playroom y dos maestras jardineras que entretienen a los párvulos los fines de semana a partir de los 3 años. En esos días también se enciende el horno de barro de donde salen cochinillos, cabritos y costillares de novillo.
Dos enormes esculturas en piedra de dos indios realizadas por los mismos artistas que los muñecos de Tierra Santa sostienen la entrada al sitio y cuatro hombres en yeso hacen lo propio con la cúpula del monumental restaurante donde descansa una carreta con frutas de tamaño familiar a modo de decoración. Las sillas están vestidas de celeste y de la mencionada cúpula asoma un mástil de 30 metros del que ondea una bandera gigante, "porque somos argentinos y queremos gritarlo a los cuatro vientos", dice con orgullo Jorge Tato Aguirre, que con Gabriela Gentile y su familia dirigen el emprendimiento.
Conforman los 7 pecados capitales las berenjenas en escabeche, excelente jamón crudo, morrones asados con aceite de oliva, queso fileteado con aceite, lechón hecho a la cruz servido frío, salame de campo seleccionado entre 70 opciones "Fuimos a Tandil, Colonia Caroya, Mercedes, a todas partes, para conseguir el salame de carne de cerdo color vino con grasa blanca cortada a cuchillo que me gusta. Lo encontramos de la mano de un tano a 60 km de Mercedes, a quien le compro la mitad de su producción", explica Gabriela.
Luego están los platos de cocina, como las pechuguitas de pollo rellenas con croquetas de papas y tapenade, el cabrito cordobés a la cruz y el cochinillo en la misma cocción, sólo por reserva (45). Más un plato que sale muchísimo: el capricho del pescador (30). "Resulta que vuelve el pescador frustrado de no pescar nada, ¿y qué quiere hacer? Comer bien. Para él tenemos el matambre a la pizza con colchón de papas a caballo, sólo al mediodía y por 30", ríe Jorge. Lo come todo el mundo, no sólo los pescadores.
Finalmente, comenzó la construcción del salón para eventos y en un futuro lo hará también el hotel boutique con spa, en el terreno lindero. "En tres años la inversión ascenderá a 3 millones de dólares", dice Gabriela.
Otras opciones para comer en la zona son el Restaurante El Estribo, en el clubhouse de Chacras del Paraná, con parrilla campestre, pastas caseras y conejo al disco, más postres tradicionales, y la parrilla de El Aduar. Pero sólo abren los fines de semana.
"Es un punto estratégico, la opción gastronómica siempre abierta que faltaba para la zona de Zárate, Campana, Baradero, San Nicolás y, obviamente, Lima", concluye Gabriela.
La centenaria Escuela N° 9, la parroquia de San Isidro Labrador y la estación del FF.CC. Mitre que abandona las vías de lo rápido que pasa -no paran las unidades de pasajeros- también forman parte del bucólico paisaje.

Datos útiles

  • Abierto todos los días, de 7 a 24. Principales tarjetas, Seguridad las 24 horas, Wi-Fi, estacionamiento, acceso para discapacitados en todo el restaurante. Calle 111, N° 740, Camino Central Atucha, Lima, partido de Zárate; 03487-481240, info@dontato.com.ar , www.dontato.com.ar

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.