Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

El Ice Bucket Challenge, versión turismo




Sí, sí, están todos hablando de lo mismo. Porque además de concientizar sobre la enfermedad de esclerosis lateral amiotrófica (ALS por sus siglas en inglés) y recaudar fondos para la asociación, el Ice Bucket Challenge, eso de tirarse un balde de agua helada en la cabeza -la sensación de congelamiento pretende hacer un paralelismo con la inmovilidad de los pacientes-, resultó ser una propaganda fenomenal para las más diversas causas.
Desde la criticada autopromoción de varios de sus protagonistas (narcisismo enmascarado de altruismo, según sus detractores)
hasta marcas que desafían a sus competidores (Samsung se jactó de sus teléfonos resistentes al agua, por ejemplo), llamadas de atención sobre el hambre en la India (que sumó su propio Rice Bucket Challenge, es decir, la donación de un plato de arroz) o quejas por el desperdicio de agua, todos aprovecharon la tremenda viralización de los videos (porque los participantes deben filmarse mientras cumplen con el desafío; caso contrario tienen que donar 100 dólares a ALS) para enarbolar sus banderas. Políticos de currículum mundial, máximas figuras del deporte, celebrities, megaempresarios y gente común se adhirieron con entusiasmo a la campaña.
Y el turismo, claro, tampoco escapó a la propuesta.
En Orlando, por ejemplo, dos encargados de promocionar la ciudad se las ingeniaron para empaparse mientras montaban una montaña rusa a velocidad de vértigo, en el parque de diversiones Fun Spot America. De paso, pasaron el aviso de su publicación y mostraron los juegos en primerísimo primer plano.
También los directivos de la low cost Ryanair eligieron las oficinas de Dublín (cuidadosos de enfocar el logo de la aerolínea en la grabación) para someterse al reto. En este caso fueron los mismos empleados de la compañía los que volcaron el agua congelada sobre sus jefes.
A la inversa, los empleados de una granja turística en Shropshire, Inglaterra (Hoo Farm Animal Kingdom), se ofrecen como voluntarios para recibir el baldazo de parte de los visitantes, siempre a cambio de una donación y acaso con la esperanza de aumentar el público.
Ministros de Turismo hubo muchísimos, de Hong Kong a Malta o Malasia. Por estos lares, el titular del Ente Tucumán Turismo, Bernardo Racedo Aragón, se empapó frente a las cámaras. Y en el Sur, el baldazo fue en realidad un duchazo que aportó un camión de Bomberos Voluntarios de Villa La Angostura, donde los vecinos desafiaron a la comunidad de Bariloche y San Martín de los Andes a sumarse a la campaña solidaria.
No sabemos hasta cuándo durará el Ice Bucket Challenge (no son pocos los que ya comienzan a aburrirse del tema). Por el momento, la asociación lleva recaudados -en un mes- unos 50 millones de dólares, nada mal si se tiene en cuenta que en 2013 recibió apenas 2 millones en donaciones.
A la vista de los buenos resultados, no es de extrañar que pronto veamos nacer alguna nueva y noble causa a la cual aportar algunos billetes. Mejor aún si sirve de plataforma de promoción para celebrities, empresas, destinos e intereses de los más insospechados.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.