Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

En la puna jujeña, un Valle de la Luna color carmesí

Queda cerca de Cusi Cusi y tiene 60 kilómetros de diámetro




El Valle de la Luna de San Juan tiene un pariente menos famoso y más colorado, cerca de Cusi Cusi, en medio de la puna. Es enorme y parece una torta de cumpleaños, con una docena de velas que, a veces, incluso arden. Sólo que tiene 60 kilómetros de diámetro y unos 800 metros de altura. Y las candelas son volcanes que se elevan, como por caso el Vicuña-huasi, hasta los 5610 metros.
Contra los farallones abruptos de esta gigantesca formación de lava, escoria y basalto se recuestan varios pueblitos que por ahora forman el confín de la carretera de las mil leguas, la ruta 40. A un paso se encuentra aún otra formación geológica singular: una amplia depresión que llaman Valle de la Luna, pero que, por su intensa coloración carmesí, debería denominarse más apropiadamente cañón de Marte por aquello del planeta rojo.
Estamos en el extremo noroeste de la puna de Jujuy. Más allá de Humahuaca y de Abra Pampa, literalmente donde acaba el mapa de la república. Los pobladores nativos de la región hablan castellano, sí, pero muchos de los mayores conversan en quechua.
Incluso buena parte de los topónimos de esta comarca son de raíz quechua: Chuspimayoc y Huasacucho, Sacho, Pupusayoc y Coyaguaima, y otros por el estilo.
Otros nombres recuerdan la época no tan remota en que por aquí, en las arenas aluviales de los arroyos y ríos, se lavaba el codiciado metal amarillo: Oros y San Juan de Oro, Rinconada de Oro, Orosmayo y otros más.
En la cercana Rinconada fue donde en la década del 30 se descubrió la pepa de oro más grande jamás encontrada en la Argentina: ¡tenía el tamaño de una papa mediana y pesaba unos siete kilos! Tan rica en oro era toda esa comarca que la región alrededor de Rinconada se llamaba antiguamente Koricancha (Pampa del Oro, en la lengua de los pueblos originarios).

La hondonada intocable

Para el viajero que ha venido desde lejos para conocer esta porción tan hermosa como recóndita del país, una de las cosas que más le van a llamar la atención es una hondonada de color casi escarlata que se encuentra en el camino serpenteante que viene de Liviara. Algunos pobladores la llaman en su lengua nativa Puca Ukhúqai, que quiere decir Valle Colorado.
Esta depresión de formas y colores excepcionales toma por sorpresa al infrecuente viajero, que en estas latitudes se lanza a recorrer el trazado recientemente modificado de la ruta 40. Se circula en coche por buen camino de ripio sobre la cota de los 3800 metros y, al girar a la izquierda, deja al forastero sorprendido ante un espectáculo sobrecogedor: un valle profundo con farallones rojos y estratos de color amarillo, naranja y marrón.
Este es el momento del viaje en que todos se bajan del vehículo y comienzan los clics y el susurro de cámaras y filmadoras. Pero es demasiado lo que aquí se presenta ante la mirada, y las imágenes finalmente sólo llegan a reproducir un fugaz destello de la inmensidad de esta maravilla natural. Por lo abrupto del terreno, el ingreso en vehículo no es posible, lo que refuerza el deseo por perpetuar en la memoria la imagen de esta hondonada norteña.
Desde aquí, la ruta 40 desciende al lecho del río Granadas, que en verano a veces resulta difícil de vadear, para llegar a un pueblito recostado contra las laderas de aquella gran torta de lava. Es Cusi Cusi, una soñolienta aldea con sus viviendas alineadas a lo largo de las dos únicas calles, una diminuta plaza y una iglesita.
De Cusi Cusi hacia el Sur, reaparece el ripio y el camino pasa a llamarse RP85, justo a la altura de un desvío a derecha que va a Lagunillas. Poco antes del pueblo minero de Orosmayo aparece un desvío a izquierda que lleva a Abra de Fundiciones, pasa por Liviara y llega hasta Abra Pampa.
Contados forasteros llegan hasta Cusi Cusi y menos conocen el significado del nombre: quiere decir, en buen romance, Alegría, Alegría y se ignora por qué han bautizado así al poblado, que sigue sonando mejor como Cusi Cusi.

Datos útiles

  • Aunque está situado sobre el nuevo trazado de la Ruta 40, el Valle de Marte o Valle de la Luna 2, como también se lo conoce, se encuentra bastante apartado de localidades con infraestructura turística. Los sitios más próximos donde pernoctar son Humahuaca, Abra Pampa y, con limitaciones, Rinconada y Paicone.
Desde Abra Pampa puede irse lunes, miércoles y viernes en un ómnibus de la empresa Burgos. La distancia desde aquella localidad a Cusi Cusi es de 125 kilómetros, equivalentes a cerca de cuatro horas de viaje por una comarca situada entre los 3600 y 4400 metros de altitud (Abra de Fundiciones).
Es imprescindible llevar un botellón de oxígeno y reducir la ingesta a líquidos, galletitas y fruta seca para prevenir el apunamiento. Paicone es un mínimo poblado entre cerros coloridos. Aquí termina el ripio y el camino es de tierra. Siguiendo hacia el sur unos 20 kms está Cusi Cusi. El teléfono de la cabina pública de Cusi Cusi es (03885) 48-7001. Hay micros a Cusi Cusi dos veces a la semana, empresa "Gutierrez".

Informes

En Abra Pampa: 03887 491036

En Internet

www.turismo.jujuy.gov.ar

Nicolás Kugler

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.