Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Formosa vuelve a mirar el río Paraguay

La costanera fue bien recibida




FORMOSA.-- Esta ciudad tiene destino fluvial y la decisión de crear las condiciones para que sus 240.000 habitantes vuelvan a sentirse atraídos por el río Paraguay halló eco en las autoridades que han concebido obras que han correspondido con el sentimiento de los lugareños.
Es que la historia cuenta que ha sido en la zona portuaria, en 1879, que se registró el hecho fundacional. Lo protagonizó el comandante Luis Jorge Fontana, por entonces secretario de la gobernación del Gran Chaco, que buscaba una nueva sede para su capital ya que Villa Occidental pasó al dominio paraguayo tras el fallo arbitral del presidente de Estados Unidos Rutheford Hayes, durante los litigios territoriales tras la Guerra de la Triple Alianza.
Esta capital se estableció en un punto clave de la denominada Vuelta Formosa, así llamada por los conquistadores españoles que viajaban hacia Asunción del Paraguay. Es una suerte de media luna, una curva en el costado norte de la Patria.
De todos modos, los formoseños dejaron de contemplarla luego de que el pontón flotante dejó de tener una actividad plena al suspenderse los servicios de barcos entre Asunción-Formosa-Corrientes-Buenos Aires y de hidroaviones.
De alguna manera, y tras un interregno de varios años, las autoridades provinciales se dieron cuenta de que una de las maravillas naturales de Formosa había sido olvidada. Entonces surgió la idea de construir una avenida costanera al comprobarse que se trata de un espacio anhelado, soñado y esperado.

Al amanecer

Diariamente se dan cita miles de personas. Se confunden los jóvenes que amanecen para disfrutar de la salida del sol con los adultos que desde las 5 inician sus caminatas aeróbicas aprovechando el fresco matutino.
El paisaje cambió raudamente. Es interminable el movimiento de automóviles con familias enteras que pasean por el lugar, así como el de aquellos que han tomado como natural punto de encuentro este sitio que les ofrece desde un centro cultural en el que se exhiben obras de arte, exposiciones fotográficas, festivales artísticos hasta una serie de boliches que están proliferando en las inmediaciones para responder al paladar de los más exigentes.
Cerca de allí se levanta la estructura del hotel Internacional de Turismo, de 4 estrellas, desde cuyas terrazas y habitaciones puede contemplarse la belleza de la Vuelta Formosa y la actividad permanente del paseo costero.
Pero más original es el mirador incorporado como parte del proyecto de la costanera, basado en antiguas instalaciones de silos para granos, acondicionadas adecuadamente para observar todo el bello panorama ribereño.
Veredas, ciclovías, barandas modulares apoyadas en pilares de mampostería y caños de hierro, guardarail metálico, bancos de madera, cestos de residuos, bebederos, refugios, pérgolas y sectores de estar para gimnasia y juegos infantiles constituyen componentes atractivos de esta obra plenamente parquizada.
Para el tránsito de vehículos hay una avenida de doble mano, sobre una longitud total de 2000 metros. Todo es lindo, hasta tal punto que los formoseños no dudan en el momento de agasajar al visitante: Vamos a la costanera.
Justo Urbieta

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.