Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Hay que ir por Lobos y volver con pejerreyes

Para embarcarse en un fin de semana diferente, el camping y la pesca son una opción tentadora a un centenar de kilómetros de Buenos Aires




Los pescadores ya registraron el pique aceptable de pejerreyes apenas descendió la temperatura en las 800 hectáreas de la laguna de Lobos. El espejo de agua bonaerense -de no más de dos metros de profundidad- resulta también ideal para navegaciones sigilosas en botes de remo o con motores de una fuerza de hasta cinco caballos (HP).
Durante la temporada motonáutica -que se limita de diciembre a marzo- todas las coloridas variantes sobre agua se despliegan en las noventa hectáreas lacustres de las bahías Salvador María y De los Lobos.
A unos cien kilómetros de Buenos Aires, en las inmediaciones de la costa noroeste y parte de la oeste de la laguna tienen sede los campings, además de una serie de provisiones y clubes de pescadores; se alquilan botes, cañas y motores. También en la orilla más turística se ofrece carnada, cañas y líneas a quienes no se detuvieron en los últimos kilómetros recorridos por la ruta 205, tramo salpicado de similar oferta durante los fines de semana. Tampoco faltan parrillas, puestos de chorizos y hasta canchas de paddle para rentar.
También en esa orilla noroeste, con no menos de tres muelles -el más sólido: el del veterano camping Club de Pesca Lobos-, su avenida costanera conecta por pavimento con el pueblito Salvador María -a 4 kilómetros- y con el km 111,5 de la ruta nacional 205.
Junto a las aguas se despliegan dos docenas de manzanas de la arbolada villa lugareña, a unos doce kilómetros de la ciudad histórica de Lobos.

Veteranos de la guerra

El Fortín Lobos -nombre que tomó el golf, aeroclub y práctica de paracaidismo y parapentismo del km 105 de la ruta nacional 205- fue plantado junto a la laguna en 1779, durante la no declarada guerra contra las tribus aborígenes.
Tomó el equívoco nombre de las nutrias que los españoles -según el padre Tomás Falkner- llamaron lobitos de río, y que los fortineros pueden haber avistado en la desembocadura del arroyo de Las Garzas, desagote de la laguna de Navarro.
Cuando otra guerra -la segunda mundial- no había acallado su horror, fue fundado el Club de Pesca Lobos, desde entonces con el más viejo camping (02227-4940890) con 8 hectáreas y 70 unidades de fogón, mesas y bancos fijos para acampantes que pagan 3 pesos por día, 3,50 diarios por parcela para la carpa, 1 peso por estacionamiento y 1,50 por provisión de luz. Los chicos menores no pagan. Un segundo sector amplía el área en 13 hectáreas más.
Tiene dos unidades sanitarias, restaurante y proveeduría, además de seis bungalows que se alquilan por 45, 60 y 75 pesos, según se hospeden dos, cuatro o seis visitantes. Los botes por el día cuestan 20 pesos, medio día 13 y por dos horas 8. Arrendar un motor de 5 HP con combustible tiene un valor de 30 pesos por día y 2 la bajada de lancha. Hay canchas y parque de juegos para chicos, además de hidropedales (5 pesos la media hora) y moto de agua a 15 los 10 minutos.
Frente a la entrada del camping está la pizzería y parrilla La Suerte, casi en la esquina de 38 y 4 La Farola, además del restaurante y residencial El Pescador, de Costanera y 38.

Camping familiar

Para llegar al camping del Automóvil Club Argentino (ACA) hay que girar a la derecha antes de dar con la avenida Costanera y tomar el desvío hacia Salvador María. Se desvía nuevamente, pero a la izquierda por un camino entoscado -y transitable con lluvia- que lleva al camping ACA que quedó sin acceso a la ribera misma de la laguna.
El mismo camino rural, a 1,5 kilómetro del pavimento, pone en el portal del centro recreativo Bahía de los Lobos (02227-494294), surgido hace tres años con amplia costa, balneario con boyado límite y playa de arena, muelle para embarcaciones, tres unidades sanitarias con baño para discapacitados. También se brinda el servicio de guardería para botes, motoski y lanchas, y para casillas rodantes (45 pesos mensuales).
El ingreso al camping cuesta 3 pesos por día por persona mayor y 2 por carpa (estacionamiento sin cargo) para ocupar alguna de las 150 unidades de fogón, mesa y bancos fijos con provisión de electricidad trifásica y monofásica. Se pueden arrendar casas rodantes por 30 pesos diarios y disponer de la proveeduría, el snack y hasta de una cervecería que funciona dentro de la cabina de un barco jubilado de sus funciones flotantes y apoyado en la ribera.

Un lugar de aquerenciamiento

Durante el verano, la bahía que acapara este camping limita con un boyado donde la actividad náutica -incluido el windsurf- se extiende hasta marzo. Luego la pesca aquieta las aguas y salen los botes de alquiler (20, 15 y 10 pesos, para uso por el día, medio día y dos horas, respectivamente). Este camping es familiar, más abierto, y zona de aquerenciamiento de muchas aves, incluso de cigüeñas de denso vuelo.
Se llega por la autopista Riccheri (70 centavos de peaje) y se conecta desde Puente Uno por la avenida Jorge Newbery -con una doble vía bastante nueva- o acceso a ruta 205. Por esta ruta desde Ezeiza, con algunos tramos en ampliación, se debe transitar con cuidado, por lo menos hasta el cruce Cañuelas. Se sigue por la 205 (con peaje de 2,60 pesos en Uribelarrea) hasta su km 111,5 del desvío a la laguna.
Francisco N. Juárez

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.