Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Héroes de la montaña

Son los guardianes del valle e informan y previenen avalanchas




LAS LEÑAS.- Los pisteros socorristas son los responsables de que la pista esté pisada, señalizada y en óptimas condiciones. Todas las tardes, Gabriel Chiguay, el jefe de Pistas, entrega una planilla al jefe de Máquinas encargándole el trabajo a realizar cuando cae la tarde. Por las noches, las máquinas pisanieve transforman el manto blanco en una pista impecable.
“Si no se pisara, la nieve se endurecería con las huellas que dejaron los esquiadores durante el día y las irregularidades podrían generar accidentes”, explica Coco Torres, jefe de Montaña y un apasionado de su trabajo.
Este año, Las Leñas invirtió en la remodelación de su infraestructura de servicios. Se instaló un sistema de señalización y balizamiento de última generación para esquiar con seguridad, especialmente para los momentos de visibilidad limitada. El balizamiento está del lado derecho de las pistas, con cañas que llevan un disco fluorescente cada cien metros.
Cuando hay un accidente, el pistero hace contacto con la víctima, lo examina y realiza un diagnóstico. Luego se comunica con el equipo de socorristas, a quienes le solicita el material médico y la cantidad de pisteros que va a necesitar para atender y evacuar al damnificado. Los socorristas están preparados para accidentes y catástrofes de todo tipo, como avalanchas, derrumbes e incendios. Las Leñas puede hacer evacuaciones por helicóptero y en Malargüe hay un avión-ambulancia. El complejo también cuenta con un centro médico de complejidad limitada, donde se realizan los primeros auxilios.
“Contamos con un equipo profesional muy íntegro que fue formado a través de los años para tratar todo tipo de emergencias. Tenemos médicos, socorristas, y maestros pisteros facultados para atender lesiones, heridas, quemaduras, fracturas, desmayos o desvanecimientos”, señala Coco.

Control de avalanchas

Un aspecto importante de la seguridad en la montaña es el control de avalanchas.
En las distintas cotas hay instaladas bases meteorológicas que suministran información acerca de las condiciones de temperatura y humedad, la cantidad de nieve caída, y la dirección y velocidad del viento vía un anemómetro. “Con esos datos, sabemos lo que está pasando en la montaña y de acuerdo a esta información tomamos las decisiones de seguridad”, señala Coco Torres, jefe de Montaña.
Los pisteros monitorean las tormentas con la información satelital y aprovisionan los distintos refugios. Bora Bora, uno de éstos, está a más de 3400 metros de altura y cuenta con cinco camas y leyendas en las paredes que consignan nombres de socorristas y fechas. Un registro de la historia de las tormentas.
Por Marcelo Rosental
Para LA NACION

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.