Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

La casa museo de Dalí en Portlligat, Cadaqués




Nuestro anhelo era llegar a la casa museo Salvador Dalí en la bahía de Portlligat, Cadaqués, España; su única casa estable desde 1930 ya que en 1982, con la muerte de Gala, su mujer, él fijó residencia en el castillo de Púbol, regalo que le había hecho a ella, su gran amor, su musa inspiradora.
"Amo a Gala más que a mi madre, más que a mi padre, más que a Picasso e incluso más que al dinero", dijo alguna vez Dalí.
Siempre seguimos al genio; desde hace más de treinta años que no nos deja de sorprender, visitando exposiciones, leyendo artículos y también fieles seguidores de su gran discípulo, Vito Campanella.
Podrán de alguna manera entender la ansiedad que nos generaba esta oportunidad única de conocer su estilo de vida, sus gustos y sobre todo sus delirios.
"Las mañanas aquí en Portlligat son de una jovialidad salvaje y áspera, las tardes de una melancolía mórbida", comentó Dalí en alguna ocasión.
Nuestro viaje comenzó partiendo en auto desde Barcelona, el día del cumpleaños de mi marido, tal cual lo habíamos planeado. Recorrimos 180 km por caminos de montaña y llegamos a Cadaqués. ¡Cuánta emoción! Estábamos a punto de realizar un sueño.
Habiendo reservado los tickets por Internet con tres meses de antelación, ya que por el diseño de la casa un tanto particular, con ambientes muy pequeños, pasadizos y desniveles, la visita se limitaba a nueve personas cada media hora.
¿Qué tendría de particular este lugar que se adaptaba a las exigencias del genio? Este sitio donde vivió y trabajó, el paisaje en el cual se inspiró y reflejó en muchos de sus cuadros.
Visitamos todos los ambientes donde transcurría la parte más íntima de la vida de los Dalí; su atelier, donde pintaba sentado en un sillón blanco, ya que había diseñado un caballete móvil del tamaño de la pared, el cual podía subir o bajar a su antojo.
Recorrimos también los exteriores, las terrazas y los patios, exóticamente decorados, pensados para la vida pública.
La casa, formada por un conjunto de casas de pescadores anexadas, sencilla por fuera, pero por dentro es un laberinto de excentricidades, producto de la detallada decoración que los Dalí le fueron dando durante más de cuarenta años: una verdadera obra de arte surrealista, la cual representa al artista tal cual era.
"No he dejado de ser el campesino catalán, astuto e ingenioso, en cuyo cuerpo habita un rey. Cada mañana al despertarme siento un placer supremo?: el placer de ser Salvador Dalí." ß

Compañeros de ruta

Trekking por Barreal
Envíe sus relatos de viaje, fotos, consultas, sugerencias y búsquedas de compañeros de ruta al Suplemento Turismo, diario la nacion, por carta a Bouchard 557 (C1106ABG) o vía e-mail a LNturismo@lanacion.com.ar. Para una óptima recepción y publicación del material, los textos deben ser de unos 3000 caracteres y las fotos, de hasta 3 MB
Agustina Molina Pico

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿Qué hacer en Mar del Plata?: las mejores 6 atracciones para disfrutar de la ciudad

¿Qué hacer en Mar del Plata?: las mejores 6 atracciones para disfrutar de la ciudad


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.