Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

La confabulación electrodoméstica. El regreso.




Para seguir con el estilo de la semana puede decirse que entré nuevamente en el período de confabulación electrodoméstica que, ya dije una vez, viene por épocas. Los electrodomésticos toman decisiones para ir rompiéndose de a turnos durante un momento del año. Ahora, fue el turno del lavarropas y la llave de luz del baño. El lavarropas decidió no desagotar. Está todo cargado con ropa desde ayer y corre el riesgo de pudrirse todo adentro si no se vacía. La tapita de luz, mientras tanto quedó prendida y no responde cuando la quiero apagar.
¿Qué hice? Lavé la ropa que necesitaba para hoy arrodillada en la bañadera con jabón blanco y guantes, una delicadeza. Para resolver lo otro aflojé las bombitas (no sin antes quemarme por la temperatura que habían levantado). Estos son los momentos en los que quiero cerrar la puerta del frente para no volver. Ahora empieza la seguidilla de llamados a técnicos varios, que me claven dos o tres veces con el horario, volver de la oficina para que me dejen esperando y finalmente pagar una pequeña fortuna. Y ni me quejo de que no tengo ahora novio, marido o Turco que me la reme un poco, eh.
-Hola Ma, qué haces. ¿Tenés alguien que arregle lavarropas y temitas de electricidad?
Y ahí se pone chocha a revisar su libretita de teléfonos (porque nada que le guste más que ser de utilidad) y además se ofrece a esperar en casa para cuando lleguen. A veces es tan divina mi vieja.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.