Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

La torre de los desvelos

Expertos aseguran que su inclinación se detuvo, pero su posición sigue firme




PISA, Italia (El Comercio, de Lima. Grupo de Diarios América).- El conductor del ómnibus anuncia por el parlante que la siguiente estación es la Piazza dei Miracoli. Más de un curioso se abalanza hacia las ventanas intentando ver la torre, pero las murallas que dividen el sector lo impiden. Baja la velocidad y, casi por arte de magia, aparece completa, inclinada hacia el Sur, como haciendo una reverencia.
La Torre de Pisa, esa estructura blanca de casi 60 metros, no sólo es el símbolo de la ciudad, sino que es uno de los atractivos más importantes que ofrece el centro de Italia. Además es uno de los puntos obligados de visita, pues está a una hora en tren desde Florencia.

Patrimonio resguardado

Una malla metálica impide acercarse, aunque desde cualquier lugar de la plaza resulta impresionante observar parte de los 213 arcos y las 180 columnas que adornan esta edificación comenzada por un arquitecto desconocido en 1173 y que fue escenario de los experimentos de Galileo Galilei, aquel que aseguró que la Tierra giraba alrededor del sol y que fue excomulgado por la Iglesia por atreverse a decir tamaña herejía.
Aunque desde el 7 de enero de 1990 es imposible subir los 400 escalones que llevan hasta el campanario (la orden fue dada para evitar que la torre se siga inclinando con el peso de los visitantes), su figura no deja de asombrar. Claro que ella sola ha evitado que el Duomo, el Baptisterio y el Camposanto alcancen el mismo grado de difusión.

Sobre un viejo canal

Seguramente cuando fue construida, nadie se percató de que el lugar escogido había estado a la orilla de un viejo canal, brazos de los dos ríos que cruzan la ciudad: el Arno y el Serchio. Pese a ese detalle olvidado, se levantó y cuando apenas se había completado el tercer nivel, cuentan los historiadores, ya había comenzado a inclinarse sobre uno de sus lados.
Un siglo después, en 1275, el arquitecto italiano Giovanni di Simone le sumó tres niveles más, aumentando gradualmente su grado de inclinación. Hoy, los especialistas juran y rejuran que están en condiciones de corregir ese pequeño gran defecto. Las dos planchas de plomo colocadas en el sector norte (una de 40 toneladas y otra de 75) han ayudado en esa tarea.
Los exhaustivos y permanentes estudios aseguran que el famoso monumento ya no se caerá. Más aún, los más optimistas se arriesgan a asegurar que hasta va en camino hacia la verticalidad.
Claro que después de ocho siglos de estudios permanentes y un millar de proyectos, apenas si se logró enderezar su cabeza un par de centímetros gracias a los contrapesos de plomo que se colocaron en su base.
A los pobladores no les importa mucho que pierda su peculiar inclinación. Lo único que sí les interesa es que eviten su caída definitiva.
La Torre de Pisa pesa 14.500 toneladas y mide 55 metros en la parte norte y dos menos en la sur.

Sostenida por hipótesis y teorías

No es exagerado asegurar que se presentaron aproximadamente 1000 proyectos, cada cual más imaginativo que el otro, aunque los salvadores contrapesos permitieron no sólo ganar un centímetro de la verticalidad sino que de paso desecharon la teoría que aseguraba que en el 2080 se produciría el desplome definitivo de la torre. Tal predicción asustó a más de uno, en especial a los numerosos comerciantes que hacen de la venta de souvenirs una profesión en las calles que rodean la plaza.
Lo único que sí es cierto es que la famosa torre ya dejó de ser propiedad de los pisanos. Ahora está en manos de una gran cantidad de expertos y científicos.

Recomendaciones

Traslados

  • Aéreo: se puede viajar por Alitalia, vía Roma. La tarifa hasta el 15 de junio es de 945 dólares, con tasas incluidas.
  • Terrestre: una buena forma de llegar es en tren. Desde Roma el pasaje cuesta 39 dólares en 1ra. clase y 24 en 2da; tarda 4 horas. Desde Florencia cuesta entre 6 y 11 dólares.

Moneda

  • Lira. Un dólar vale 1800 liras.

Alojamiento

  • Hotel Calamidoro, en vía del Triglio 143, Calcinaia. El hotel de cinco estrellas cuenta con 70 habitaciones y todos los servicios. La tarifa es de 117 dólares con desayuno, base doble.
  • Hotel Ristorante da Carlos en via Nuova per Pisa. Está situado en el camino entre Lucca y Pisa. El precio es de 75 dólares.
  • El hostel más cercano está en Florencia. Villa Camerata está a 3 km de la ciudad, en una campiña. El precio con desayuno es de 15 dólares por persona.

Dónde comer

  • Antica Trattoria da Bruno, que ofrece la comida típica pisana.
  • Están los tradicionales restaurantes Cagliostro, Emilio, Giardino o Il Baratto, que de eso sólo tiene el nombre. Las infaltables pizzas en La Vettola o en Santa María y los especialistas en spaghetti cuentan con el Alle Bandierine.
Patrick Espejo Masera

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.