Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Lectores de viaje




La nota de tapa sobre aplicaciones para celulares vinculadas con el turismo disparó distintas reflexiones y aportes.
Conozco otra aplicación Trip Organizer, para iPhone, con soporte de Europ Assistance, una importante compañía de asistencia al viajero. Permite saber las vacunas necesarias, condiciones migratorias, eventos, pronóstico, lugares de interés, teléfonos de emergencia, usos y costumbres del país que uno visita.
mchiabo
Soy un paria tecnológico. Uso computadoras permanentemente, pero desconocía casi todo este mundo de aplicaciones. ¿Deberé desprenderme de mi ROKR U9 que me permite aún hablar y mandar SMS para adecuarme a los momentos actuales? Amigos, la tecnología es muy linda cuando nos otorga ventajas competitivas en nuestro día a día. 1) Usemos lo necesario, pero sin caer en la moda y snobismo. 2) Seamos responsables, no dejemos que el árbol nos tape el bosque. 3) Tomando en cuenta la velocidad de recambio de aparatos, exijamos a las empresas tecnológicas una mayor innovación en el reciclado de los productos antes que el medio ambiente nos eche del planeta.
raulcu
Son muchas aplicaciones y bastante buenas. Pronto estarán integradas en una macroaplicación haciendo del ex celular una verdadera computadora de aplicaciones múltiple. El futuro tecnológico es increíble e imparable.
cambalache99
El artículo sobre Orense, balneario del sur de Buenos Aires, fue, en cambio, más polémico.
Hay algo que no entiendo. Por un lado, impiden el asfalto y demás pormenores para que la tranquilidad sea predominante en este mágico lugar. Y, por otro, ¿van a crear un barrio cerrado de 2300 hectáreas? Me parece una cargada. ¿Por qué en vez de barrio cerrado esas 2300 hectáreas no las siembran, crean un bosque, o le buscan una utilidad mejor? Parece que el capitalismo los sobrepasa.
richardlopez
Muy encomiable lo de Ana Amat de lograr que no se haga pavimento en Orense, pero quisiera saber si seguirá con la misma postura cuando construya su "nuevo hotel de más catergoría". Sería interesante que también junten firmas para que no haya "un gran barrio cerrado de 2300 hectáreas con canchas de golf, polo, aeropuerto (!) y casas de cientos de metros cuadrados". Si lo importante del lugar es que siga tranquilo como está, ¿no?
rmalagueno
Orense nació y creció gracias a personas que pusieron su hombro sin medir lo que daban, sin otro interés que el de convertirlo en un pequeño paraíso, hace muchísimos años. Nunca se juntaron firmas para que el asfalto no se haga; los lotes de la costa tiene casas desde hace muchos años, no 13, y si el balneario creció fue gracias a quienes lo aman, lo cuidan y nunca lo abandonaron. Y los terrenos más caros, valen el 30% aproximadamente de lo que ahí se informa.
arenaysal
El perfil de Estocolmo disparó varios recuerdos.
El artículo me recuerda mis estadías en la no mal llamada Venecia del Norte. Felicito a su autora por haber captado el ambiente de la ciudad. Explicación ortográfica: en Djurgården, Millesgàrden la "å" se pronuncia como "o". Añadiría, si cabe, los museos de pintura y escultura: el de por sí hermoso Nationalmuseum, y dos joyas de arquitectura, paisaje y obras: Prins Eugéns Waldemarsudde, casa-museo del Príncipe Eugenio (1865-1947), pintor y gran "amateur" de arte, con su decoración interior intacta, idealmente situada junto al agua en Djurgården, al final de una línea de tranvías, y un poco más lejos la Galería Thiel o Thielska Galleriet casa-palacio de estilo art nouveau, con una colección de pintura de inspiración impresionista nórdica. Trajes y carruajes de la realeza en la Armería del Palacio Real.
Andres_Sorin
El envío sobre Cartagena de los lectores Susana y Walter Bejanuel también inspiró a otros.
Es original la propuesta del artículo que desplaza la atención del lector del ámbito del viaje real a la imaginación. Viajeros como Walter y Susana tienen que seguir recorriendo el mundo para contarnos sus experiencias de este modo tan novedoso.
turcattimaria
Bellísima Cartagena, la patria del realismo mágico de García Márquez. El diminuto callejón de los Herrajes, con los vecinos charlando de vereda a vereda, el museo de Bellas Artes -siempre con algún material de Gabo-, las palenqueras vendiendo frutas por las calles, con la rítmica cadencia de sus caderas, la estatua de San Pedro Claver, defensor de los esclavos, el agitar de las palmeras con el viento que viene del mar.. imposible no enamorarse de esta ciudad.
silvia_gale

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.