Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Merlo, con cielo limpio y cinco soles

Esta villa serrana, famosa por su microclima, regala más de 300 días despejados por año y paisajes espectaculares




MERLO.- A la hora de elegir el lugar de las vacaciones, San Luis tiene que figurar en la agenda. Y allí está la Villa de Merlo -a 780 kilómetros de Buenos Aires-, uno de los mejores destinos cuyanos, en el pedemonte de las sierras Comechingones.
Famosa por su microclima, Merlo desarrolló su urbanización de forma tal que su paisaje serrano está al alcance de la vista desde casi cualquier lugar de la villa, que también se distingue por la calidad de los servicios.
Desde siempre, los viajeros que pasan sus días de descanso y esparcimiento encuentran una gran posibilidad para desarrollar diversas actividades deportivas. Desde las clásicas caminatas serranas, los baños en los arroyos, los safaris fotográficos para registrar la fauna del lugar que supera las 200 especies hasta los deportes de mayor riesgo, como el parapente, el paso tirolés, el aladeltismo, el rappel y la escalada en roca. Por otra parte, el trekking, la bicicleta de montaña y las excursiones en vehículos 4x4 abren el juego para salir a la pesca de truchas en los espejos de agua de las zonas serranas más altas.
Más allá de estas posibilidades, desde la villa se organizan excursiones hacia lagos cercanos como Las Huertitas, el San Felipe y Las Viñas, o a sitios de gran atractivo como el palmar de Papagayos, La Estanzuela (única estancia jesuítica de San Luis), el Bajo de Véliz (rico yacimiento paleontológico) o el Parque Nacional Sierra de las Quijadas, una reserva de incalculable valor geológico y paleontológico.

Hacia arriba

El cordón de las sierras abarca más de 200 kilómetros de Norte a Sur, y el desarrollo urbano de la villa trepa desde los 850 metros hasta superar los 1200 en los barrios más altos.
El punto máximo de las sierras (que se caracterizan por su marcada verticalidad, en contraste con las cordobesas, que declinan más suavemente) es el cerro de las Ovejas, que alcanza los 2300 metros, enfrentando el ancho corredor del valle de Conlara, uno de los más extensos de América del Sur.
Merlo será un sitio difícil de olvidar. Los que visitan la villa saben que encontrarán un clima de gran estabilidad, con temperaturas que entre noviembre y marzo oscilan entre los 20 y 26 grados, con más de 300 días soleados anuales.
A la hora del descanso, la ciudad ofrece un sinnúmero de posibilidades culturales gracias al artesanato merlino; en talleres y ferias los artistas exponen sus trabajos en madera, pinturas, soga, trabajos en metal y asta de ciervo, entre otros.
Bajo la sombra del antiquísimo algarrobo conocido como El Abuelo (supera los ocho siglos), el poeta y escritor Leopoldo Lugones se cobijó mientras escribía El libro de los paisajes .

Para todo el año

Merlo recibe turismo durante casi todo el año, atraído por la gran cantidad de paseos cercanos que ofrece. Por ejemplo, la llamada Villa Histórica, sitio donde está la casa en la que pasaba sus vacacionaba Leopoldo Lugones, y la antigua capilla de Nuestra Señora del Rosario, hoy monumento histórico nacional. El paraje es conocido como Piedra Blanca, originado históricamente en el siglo XVIII, y base de la fundación colonial de Merlo por orden del general Juan de Videla, en 1797. Allí funcionó uno de los primeros hoteles de la que luego fue la villa veraniega.
El sitio es ideal para realizar caminatas cercanas a las sierras, entre arboledas que dan albergue a innumerables colonias de pájaros.
En febrero, Merlo es sede de un gran festival folklórico al que llegan músicos desde distintos puntos de país.
Otros lugares para visitar son Rincón del Este (con balneario, camping y hoteles) y Pasos Malos, que en la ladera de una de las sierras es cruzado por un arroyo que desciende entre enormes rocas de la quebrada, formando remansos y piletones naturales.
No hay que dejar de visitar en la villa la casa museo del gran poeta merlino Antonio Esteban Agüero, que vivió allí hasta su muerte, en 1970. Las sierras Comechingones y un paisaje de opulenta belleza han hecho de este destino argentino, un centro de gran atractivo para el turismo. Hasta el punto que muchos se refieren a Merlo como una villa cinco soles .

Datos útiles

Cómo llegar

En avión $ 214
Hasta San Luis, de ida y vuelta, con tasas e impuestos.
La distancia desde allí es de 194 kilómetros. Los remises y taxis, cobran por este tramo unos 15 o 20 pesos.

Alojamiento

La ciudad cuenta con 6000 plazas de alojamiento entre hoteles de 1 a 4 estrellas, hosterías, apart hoteles, residenciales, casas de alquiler, bungalows, dúplex, departamentos y campings.
**** $ 100
*** $ 70
** $ 60
La habitación doble, con desayuno.
Hosterías y posadas, entre 35 y 80 pesos según la ubicación.
Campings, entre 10 y 15 pesos.

Gastronomía

Restaurantes de cocina internacional, parrillas, casas de té, lomiterías cubren la demanda gastronómica.Una de las especialidades merlinas es el chivito al asador y los dulces regionales.

Estancias

San Luis tambíen abre las tranqueras de sus estancias al turismo, una buena opción para descansar y hacer actividades recreativas.
La Estanzuela (ruta provincial 1 a la altura de Tilisarao, 02656 420559). Tarifa: 100 pesos por persona por día, con pensión completa y actividades incluidas.
El Faro (Avda 9 de Julio 8, Nogolí, 02651 490647). Rodeada por sierras y al pie del dique Nogolí es ideal para hacer actividades de aventura, como cabalgatas y safaris fotográficos. Tarifa: 40 pesos por día, para 4 personas, en cabañas.
Las Verbenas (ruta provincial 9, km 68; 02652 15 669797). Está en el valle de Pancanta. Se puede conocer la granja ecológica y hacer campamentos, cabalgatas y pescar. Tarifa: 28 pesos por persona, con pensión completa. Las cabalgatas, 5 la hora y 12, de tres horas.

Más información

Casa de la provincia de San Luis, en Buenos Aires. Azcuénaga 1083, (4823-9413 o 4822-3641).

En Internet

Por Carlos Manuel Couto
Para LA NACION

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.