Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

No molestar: una tendencia que no hace ruido

Cada vez más difíciles de encontrar, las habitaciones silenciosas cotizan en alza y hasta tienen su certificado semi oficial




(The New York Times).- ¿Todavía existen las habitaciones de hotel silenciosas? En una época en la que los hoteles transforman sus lobbies en bares y salas de juegos para atraer a la nueva generación de millennials, pareciera que dormir fuera el último motivo por el que uno se aloja.
Y no es que los hoteles no ofrezcan banda sonora nocturna: los portazos en el pasillo, el ruido sordo proveniente del salón de baile, el estruendo de los chicos o el televisor de la habitación de al lado.
"Éstas son las quejas más frecuentes", señala Rick Garlick, jefe de la práctica de Turismo y Hotelería de J.D. Power, una empresa de investigación de mercado estadounidense. El ruido también es una de las objeciones más abrumadoras.
Un hotel demasiado tranquilo o vacío es un chasco -agrega-, por más que reciba un puntaje alto en cuanto a la satisfacción del huésped, es probable que pierda ingresos. Para no correr riesgos, muchas cadenas optan por atraer a turistas y lugareños que buscan escenas enérgicas como las que ofrecen los hoteles W de Nueva York a los que, como dice Garlick, "uno no va precisamente a dormir".
Entonces, la búsqueda de una noche tranquila termina diluyéndose.
Algunas empresas intentan cambiar esto. Este año, Knowledge Center Sound Insulation, una red de especialistas en aislación acústica y sonora con sede en Holanda, comenzó a otorgar certificaciones de Quiet Room (Habitación silenciosa) a los hoteles para informar a los turistas que una o más habitaciones cumplen con determinados estándares.
Y cadenas como Crowne Plaza Hotels & Resorts, parte del InterContinental Hotels Group, están utilizando cabeceras acolchadas para reducir el ruido, mientras que a su vez continúan ofreciendo "áreas silenciosas" en sus hoteles para aquellos pasajeros que buscan vecinos que también quieran tranquilidad.
Para encontrar habitaciones silenciosas por lo general uno confía en el boca en boca o busca comentarios en sitios como Expedia.com y TripAdvisor. (Consejo: Ponga en Google "habitación de hotel silenciosa en Londres", u otro destino, y le aparecerán comentarios sobre los treinta mejores hoteles silenciosos en esa ciudad).
Sin embargo, ese método difícilmente le garantice la tranquilidad que busca. Todo es cuestión de suerte: a quién tiene al lado, por ejemplo, o si justo le tocó una habitación junto a la sala de máquinas del ascensor.
Pero ahora la mayoría de los turistas sabe pedir una habitación alejada de los ascensores, en un piso alto y alejada del bullicio de la calle. Y saben evitar lo que Garlick llama grandes hoteles urbanos y hoteles para convenciones porque por lo general están llenos y son ruidosos. ¿Qué más falta probar?
El Knowledge Center Sound Insulation intenta mejorar la transparencia testeando las habitaciones de los hoteles y ofreciendo sus propios servicios de aislación sonora a aquellos de alto nivel. No prometen silencio absoluto, sino clasificar las habitaciones en tres niveles: Categoría III (en las que el nivel sonoro máximo permitido es de 54 decibeles, o el equivalente aproximado al sonido del motor de una heladera); Categoría II (hasta 48 decibeles); y Categoría I (hasta 43 decibeles), basándose en mediciones de diferentes tipos de sonidos dentro y fuera de la habitación.

Un sello muy discreto

En marzo, Lucas Keizer, director ejecutivo de Knowledge Center Sound Insulation, anunció que el Doubletree Hilton de Amsterdam había adquirido la certificación de Quiet Room, seguido del Hilton Paris en el aeropuerto de Orly, el primer hotel francés en obtener dicho certificado.
Los hoteles y resorts Apollo y Golden Tulip también cuentan con la certificación. Y Keizer escribió en un correo electrónico que estaba en tratativas con la cadena Accor y Van der Valk Hotels & Restaurants, con mayor presencia en Holanda y Alemania.
Los hoteles que cumplen con este requisito pueden usar el logo de Quiet Room en su publicidad y promociones, anunciar un cartel que diga "Quiet Rooms Available" (Habitaciones silenciosas disponibles) en la entrada y exhibir un certificado afín en la recepción.
No a todos los hoteles se los inspecciona personalmente. Algunos optan por presentar la documentación de sus propias medidas de aislamiento acústico (información sobre la construcción arquitectónica de las habitaciones, incluyendo planos y fotografías) y que se les otorgue la categoría III.
"El aislamiento sonoro podía ofrecer las ventajas de ambos extremos", comenta Garlick, ya que no obliga a que el hotel tenga que elegir entre convertirse en una biblioteca o en una disco. Permite espacios públicos con mucha gente, pero, al mismo tiempo, les ofrece a los huéspedes recluirse en la relativa tranquilidad de sus habitaciones.
Muchas cadenas, como Four Seasons, cuenta con métodos propios de aislación acústica, desde máquinas de ruido blanco hasta ventanas o paredes con aislamiento sonoro.
Al parecer, lo más infalible sería agrupar a los huéspedes que quieren habitaciones silenciosas en la misma área del hotel. Y eso lo puede encontrar en numerosos establecimientos de la cadena Crowne Plaza de lugares tan variados como Los Angeles, Toronto y Helsinki, en donde durante los últimos dos años introdujeron pisos designados como áreas tranquilas, como parte de su programa Sleep Adantage (La ventaja de dormir).
El programa incluye un kit de aromaterapia, toallas de lino afelpadas y un área silenciosa especial del hotel en la que no se realizan actividades de limpieza ni ingeniería de domingo a jueves, de 21 a 10 hs, a menos que el huésped lo solicite. Se garantiza el servicio de despertador, es decir, si uno no se despierta dentro de los 5 minutos del tiempo requerido, la estadía en el hotel es gratis.
Sleep Advantage, que varía según el país, está disponible en los hoteles de la cadena Crowne Plaza de Norteamérica, México, América latina y Europa, y en algunos lugares de la región del Asia-Pacífico, Medio Oriente y África.
En octubre, la cadena Crowne Plaza comenzó a incorporar camas con cabeceras curvas y acolchadas que en los test efectuados demostraron una mejoría del 30% en la reducción de ruidos, según un vocero de la marca.
Si todo lo demás falla, existen algunos dispositivos de ruido blanco eficaces en el mercado. Me gustan los parlantes Sound Oasis Sleep Therapy Pillow con control de volumen, parlantes delgados en estéreo que se colocan debajo de la almohada para envolver la cabeza con música o sonido blanco proveniente del dispositivo digital (por alrededor de 22 dólares online), aunque en mi caso, cuando tengo que bloquear el ruido, nada mejor que el dispositivo Tranquil Moments Bedside Speaker & Sleep Sounds de Brookstone (por 99,99 dólares). Viene con una docena de programas de sonidos (que incluyen oleaje oceánico y lluvia blanca) y un refinado control de volumen que se puede tocar y ajustar hasta enmascarar por completo las charlas de los huéspedes de la habitación vecina, las voces del pasillo y, doy fe, los escandalosos ronquidos provenientes de una habitación adyacente. Stephanie Rosenbloom. (Traducción de Andrea Arko)

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.