Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Paraíso privado

Para visitar el protector de las cosas vivientes




Londolozi -o el protector de las cosas vivientes, en lengua zulú- pertenece a la familia Varty desde 1929. En los años 70, los hermanos John y Dave se hicieron cargo de las 14.000 hectáreas. Trabajaron arduamente para combatir los arbustos nocivos que erosionaban el suelo y de esta manera volvieron las buenos pasturas y con ellas, los animales.
El resultado fue un paraíso para las jirafas, elefantes, leones, antílopes y demás. Hay también unas doscientas especies de pájaros; el águila gigante y el águila que come peces, las garzas de cabeza negra, extrañas grullas y halcones.

Junto a los baobabs

Y ese paraíso se puede visitar. Los alojamientos del lugar son ingeniosos, raros y muy bellos. Siempre junto a los baobabs, eforbias o acacias, siempre a la vera del río. El alojamiento varía desde lo absolutamente lujoso hasta otros más moderados, pero todos con balcones propios; varandas para observar y sentir los ruidos y el olor tan particular que tienen las noches de Africa.
La pileta de natación está rodeada de ébanos y tiene cascadas naturales y explosivas buganvillas. El boma o clubhouse está construido dentro de un enorme árbol caído, pero aún vivo. Allí se cena sobre ramas suspendidas a 25 metros del suelo, pero con un excelente servicio.
El rey de Londolozi es el leopardo que, además, está muy acostumbrado a la gente y a las todoterreno. Nos podemos acercar a metros.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido

LinkedIn: 8 consejos para tener tu perfil actualizado para conseguir trabajo más rápido


por Redacción OHLALÁ!
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.