Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Playas para surfistas, familias y hasta nudistas




El verano sudafricano se extiende de diciembre a febrero y en Península del Cabo hay playas para todas las sensibilidades: ¿mirar y ser visto?, ¿capear olas en su tabla?, ¿estar en familia?, ¿broncearse como Dios lo trajo al mundo?
El litoral que mira hacia el océano Atlántico, conocido como la Riviera de Ciudad del Cabo y que se extiende desde el Alfred & Victoria Waterfront hasta Hout Bay al Sur, tiene más horas de sol, está más protegido del viento del Sudeste, es más taquillero, pero sus aguas son más heladas.
En el mismo borde costero, pero de Waterfront hacia el Norte, en Table Bay, están las mejores playas para practicar deportes náuticos, con increíbles postales de Table Mountain y Robben Island, pero algo desagradables por el viento. Las playas que miran hacia False Bay, en cambio, gozan de aguas 3 o 4 grados más calientes, son más familiares y están cerca de pintorescos pueblitos. En casi todas las playas de la península alquilan sombrillas y sillas, pero todas tienen el mismo problema: pocos estacionamientos.
En la costa atlántica habría que tener en cuenta a Clifton, que tiene cuatro playas de arena blanca y mar calipso, muy concurridas, ideales para deleitarse mirando cuerpos bronceados; la cuarta es la más taquillera y favorita del jet set. Además, tiene b andera azul, un reconocimiento internacional a los estándares medioambientales, calidad de las aguas, seguridad y acceso de las playas. Camps Bay es otra buena opción: larga, palmeras, un paseo lleno de cafés y restaurantes, y los montes de Lion´s Head y Twelve Apostles como telón de fondo. En Llandudno se emplaza un barrio de lujo, y es una de las playas más lindas, pero el mar es más apto para deportes náuticos que para nadar. Desde ella se accede a pie (unos 20 minutos) a Sandy Bay, la playa nudista no oficial de la península.
En Noordhoek, siempre por la costa atlántica, hay grandes extensiones de arena. También es preferida por los surfers y kitesurfers.
En cambio, si prefiere quedarse en la zona de False Bay podría tirar la toalla en Muizenberg, que era la playa de moda en los años 50 y 60, y que sigue siendo una buena opción: larga, con buenos servicios y aguas más tibias. Si el plan es más familiar, mejor quedarse en St. James, que es más chica, pero tiene excelentes piscinas naturales y donde se toma una postal obligada de Ciudad del Cabo: sus coloridas casitas de madera. También en plano familiar está Fish Hoek, con zona de juegos; se ven ballenas entre agosto y noviembre.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?

Método Pathwork: ¿qué es y de qué se trata esta técnica de transformación personal?


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.