Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Por el paralelo 42, naturaleza que no es puro cuento

Entre el sur de Río Negro y el norte de Chubut, a lo largo de la Cordillera, la primavera es el momento ideal para ver bosques y lagos de colores intensos, sumergirse en música de la Edad Media y hacer volar la fantasía




Érase una vez una comarca cubierta de bosques, salpicada de lagos y cruzada por arroyos que bajan de montañas cubiertas de nieve?
Podría ser el comienzo de un cuento de hadas, pero también el guión de un capítulo en Once Upon a Time , la nueva serie del momento. Así es también la Comarca del Paralelo 42, una región que se encuentra entre el sur de Río Negro y el norte de Chubut, a lo largo de los Andes. No hay dragones en el cielo ni monstruos en los lagos (lo más parecido sería el Nahuelito del Nahuel Huapi), pero sí cóndores de aire legendario surcando las nubes y discretos huemules escondidos en los bosques de alerces.
En Lago Puelo, El Maitén, El Hoyo o El Bolsón, la naturaleza es la que escribe las historias. Para leerlas, sólo hace falta viajar hasta allí, y mejor si es en primavera. La nieve sigue cubriendo las cimas de las montañas, pero las primeras flores de la temporada salpican los valles y bosques de colores flamantes.

El bosque encantado

La fantasía empieza al salir de Bariloche: la ruta bordea lagos, dejando aparecer en las curvas caseríos escondidos y bosques donde cada kilómetro invita a una nueva parada para sacar fotos. La Patagonia tiene sus propios mitos, sus propios duendes y leyendas ancestrales transmitidas por las comunidades aborígenes. Pero no se puede dejar de recordar también otras tradiciones llegadas de la lejana Europa con los colonos inmigrantes, que hacen pensar en el bosque de Caperucita y el lobo, o en Nennillo y Nennella, el cuento napolitano sobre dos niños abandonados que inspiró a Perrault y a los hermanos Grimm.
Temprano por la mañana, cuando el sol se levanta sobre las montañas e ilumina los lagos, se forma sobre las aguas una capa de bruma. Podría llegar silenciosamente un cisne, como los que pueblan los cuentos de Andersen, pero en realidad las que llegan con sus alas desplegadas son las nativas bandurrias, que regresan de su migración invernal para pasar el verano en los bosques andinos.
En esta región de aguas, el único lugar árido es El Maitén. La localidad está vinculada turísticamente a la región, pero saliendo desde El Hoyo en pocos kilómetros se puede ver cómo la vegetación cambia y termina por casi desaparecer al llegar a la meseta. Son apenas algunas decenas de kilómetros, pero es una ventana a otro mundo. Otro cuento, esta vez poblado de rieles y máquinas de vapor.

Los músicos de El Bolsón

Lago Puelo, un rincón en el mundo. Denise Giovaneli/Revista Lugares

Lago Puelo, un rincón en el mundo. Denise Giovaneli/Revista Lugares - Créditos: Denise Giovaneli / Revista Lugares

El paisaje invita, tarde o temprano, a ponerle música. Los hermanos Grimm lo hicieron con los cuatro animales, desahuciados por sus dueños, que se van a la ciudad de Bremen porque al fin y al cabo "en cualquier parte se puede encontrar algo mejor que la muerte". En El Bolsón, la música es otra, y la toca uno de los conjuntos más originales del país: es la formación Languedoc, que hace revivir -con instrumentos y trajes de época que ellos mismos fabrican- la música de la Edad Media europea. Languedoc es toda una institución en la Comarca del Paralelo 42, donde hay que tratar de aprovechar la oportunidad de verlos durante un viaje. Si no es posible, al menos hay que volverse con alguno de sus discos de recuerdo. El conjunto existe desde los años 90 e invita con sus interpretaciones a sumergirse en la música de los siglos XII, XIII y XIV, tiempos de trovadores y amor galante. Un buen acompañamiento para recorrer el Bosque Tallado, un singular sitio donde los troncos de los árboles fueron esculpidos para formar un mundo surrealista y lleno de historias.

Casitas de dulces

Entre los cuentos que más impactan a los chicos, Hansel y Gretel tiene un sitio de honor. No tanto porque los hermanitos vencieron a la bruja antropófaga, sino porque descubrieron en sus desventuras esa alucinante casita de caramelos, chocolates y galletitas que invita a soñar a los golosos. En la Comarca no existe tal casita, pero sí abundan las igualmente tentadoras buenas mesas. Como el Paralelo 42 Lodge, de Antonio Guzmán, un porteño que lo dejó todo para instalarse en la Patagonia y abrió un amplio restaurante donde se ofrecen algunos de los mejores platos de trucha de la región. Cuenta Guzmán que llegó a la comarca luego de conocerla durante unas vacaciones y ahora apuesta a los proyectos de reanudación del ramal de La Trochita, que podrían traer un caudal de visitantes mucho mayor.
Una historia similar es la de Ronald Maciel y su esposa, Sofía de las Carreras, dueños de la Chacra Huelquén, un ensueño escondido al borde de un arroyo cerca de Epuyén. Es una de las tantas parejas que se cansaron de la ciudad y encontraron allí su rincón en el mundo. Abrieron una casa de té y ofrecen cabañas de lujo en medio de un entorno de bosques y prados. Los vecinos más directos son algunas bandadas de loros y un viejo caballo que Sofía cuida como si fuera una mascota. Las tardes de té de Huelquén son una de las mejores experiencias de toda la comarca, por no hablar de una mágica trasnochada en sus cabañas de amplios ventanales.

La Bella Durmiente

No es un invento: en El Maitén hay un lugar que se llama la Bella Durmiente, una formación rocosa en las afueras del pueblo, a una docena de kilómetros del centro local. El relieve de la montaña forma el perfil de una mujer mirando hacia el cielo; incluso se la ve desde La Trochita, este trencito de juguete que durante décadas hizo frente al clima y las montañas a pesar de su pequeño tamaño, y que ahora se quiere relanzar como ramal turístico. Por el momento funciona sólo sobre dos porciones recortadas sobre el recorrido original, que unía Jacobacci en Río Negro con Esquel en Chubut.
El Maitén fue el centro neurálgico de la línea desde el primer momento: allí Carlos Kmet, un hijo de polacos que llegaron a la lejana Patagonia para trabajar en el tren, reina sobre los talleres donde se mantienen a todo pulmón locomotoras y vagones centenarios. "El Maitén está más o menos en medio del ramal, por eso fue elegido como base para mantener las vías y los trenes -explica-. Tenemos locomotoras de vapor de las firmas Baldwin y Henschel, de Alemania e Inglaterra, que ya no se fabricaban más cuando empezaron a prestar servicio aquí. Podemos mantenerlas en circulación porque se conservaron los planos originales y podemos así fabricar a medida las piezas necesarias a su funcionamiento", agrega.
La venerable Trochita -el Old Patagonian Express, como se conoce en todo el mundo- funciona como una atracción única y fuera del tiempo que recorre los kilómetros que separan El Maitén del Desvío Thomae, los sábados. Como el Hogwart Express en el ciclo de Harry Potter, avanza escupiendo nubes de humo mientras el maquinista no deja de hacerlo silbar al pasar por la montaña de la Bella Durmiente. Un ritual, como en los cuentos, mientras la vieja locomotora espera que el beso del siglo XXI la despierte por fin de su largo sueño.ß

Datos útiles

CÓMO LLEGAR
  • La comarca se visita a lo largo de la Ruta 40. El Bolsón está a unos 120 km de Bariloche y 180 km de Esquel. Desde ambas ciudades hay vuelos y conexiones por micros al resto del país.
ALGUNOS CONTACTOS
  • Alojamiento en Lago Puelo: Cabañas La Granja (entre las mejor equipadas de la región y a sólo 6 km del límite con Chile): lagranjalagopuelo@elbolson.com
  • Si se hace el circuito con base desde Esquel, hay muchas opciones de alojamiento. Una de las más nuevas es el hotel Las Bayas: www.lasbayashotel.com
  • Chacra Santa Teresita. Es una chacra orgánica que se puede visitar. También propone a la venta su producción de aceites e infusiones. En Lago Puelo, Paraje Las Golondrinas. chacrasantateresita@yahoo.com.ar
  • Bodega abierta para visitas y degustaciones en El Hoyo: Patagonian Wines by Weinert. Desde el centro del pueblo del Hoyo por camino Currumahuida. Informes sobre visitas por el 15 6920 1336.
  • La Trochita en El Maitén: los talleres se pueden visitar. Preguntar en la Oficina de Turismo. Las salidas del tren se hacen los sábados, a las 14, hasta diciembre. Se agregarán otras salidas durante el verano. Además, El Maitén organiza la Fiesta Nacional del Tren a Vapor durante el segundo fin de semana de febrero 2013. Más datos sobre turismo y sobre La Trochita en El Maitén: www.elmaiten.com.ar
Más información
www.comarcaandina.com.ar

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.