Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Santa Fe y Paraná unidas por mucho más que un túnel

Las capitales de Santa Fe y Entre Ríos, lejos de las rivalidades, se juntaron para ofrecer historia, salidas verdes y buena gastronomía




Paseo en lancha con los boteros de Alto Verde, en Santa Fe

Paseo en lancha con los boteros de Alto Verde, en Santa Fe - Créditos: Marcelo Manera

Suele pasar. Uno para en una estación de servicio riojana, pregunta por el Valle de la Luna y la respuesta vuelve como un flechazo: si estuvo en Talampaya está todo visto, para qué visitar el parque vecino. Y lo mismo, a la inversa, se repite en San Juan. Otro ejemplo: Resistencia y Corrientes, a sólo 15 km, pero a años luz de un acercamiento real. Ni hablar de la pica entre salteños y jujeños, que se disputan hasta la quebrada de Humahuaca en los mapas.
Menos mal que existen ciudades como Santa Fe y Paraná, que en lugar de ignorarse y criticarse decidieron unirse. La propuesta es clara: Dos ciudades, un destino . De esta manera, al que visite Paraná se le ofrecerá el bonus de recorrer los atractivos de Santa Fe; al que visite Santa Fe se le hablará maravillas de Paraná. Lo que incluye el doble de programas, paisajes, cultura. Ambas ciudades están conectadas por el túnel subfluvial Uranga-Begnis, hasta el día de hoy una obra mayúscula de ingeniería (se terminó de construir en 1969). Casi tres kilometros de largo bajo el lecho del río Paraná y 20 minutos para cruzar de una provincia a la otra.
En Santa Fe, paseos en bici y buena cerveza

En Santa Fe, paseos en bici y buena cerveza - Créditos: Marcelo Manera

En Santa Fe, paseos en bici y buena cerveza

En Santa Fe, paseos en bici y buena cerveza - Créditos: Marcelo Manera

Las capitales de Santa Fe y Entre Ríos lanzaron el novedoso programa hace unos meses. Novedoso porque no conoce antecedentes en nuestro país, pero sobre todo porque las dos ciudades cuentan con gobiernos de distinto signo político: Blanca Osuna, intendenta por Paraná, es kirchnerista; José Corral, intendente de Santa Fe, radical. En tiempos de tanta crispación política, prácticamente un milagro.
El resultado, aseguran de uno y otro lado, es un éxito. Entre ambas ciudades suman más de 6000 camas, un salvoconducto cuando Paraná desborda de gente (los fines de semana largos principalmente), o Santa Fe no da abasto para alojar a tanto turista de convenciones (500.000 en 2011; 634 mil en 2012). Como yapa, el programa ayudó a poner a Paraná en el mapa. "En Buenos Aires me han llegado a preguntar si Paraná estaba en Corrientes o incluso en Brasil", dice con incredulidad un funcionario de la Secretaría de Turismo de esa ciudad, si bien reconoce que a Entre Ríos se lo identifica más que nada con Gualeguaychú o el turismo termal.
Razones para visitar ambas ciudades no faltan. Nunca faltaron, es cierto, pero quienes hace tiempo que no se dan una vuelta por estos pagos, seguramente se sorprenderán con una batería de renovaciones, novedades y proyectos.

Paraná

  • Verde por dos. Hablar de Paraná es hablar de su río, ancho y generoso, de sus calles arboladas, esas calles que suben y bajan y dan vueltas, de sus casas antiguas y señoriales, del parque Urquiza. Cualquier merodeo por la ciudad conduce de hecho hasta este increíble mirador natural que rebasa de lapachos, jacarandás, tipas, palos borrachos, araucarias, palmeras, y la lista sigue porque son 44 las hectáreas que la viuda del general Urquiza donó en 1894. El parque está organizado en tres niveles: costanera alta, media y baja, unidas por escaleras de piedra y atravesadas por esculturas, cascadas, un rosedal y hasta un anfiteatro. Cuando cae el sol, la costanera baja se puebla de gente que corre, que toma mate, que pasea en familia, que anda en bici, que toma más mate (los enterrianos son los mayores consumidores de yerba del país). En todo el parque y centro de la ciudad hay Wi-Fi gratuito, pero aquí se ve más gente interesada en relajarse que en estar conectada .
La costanera de Paraná, para caminatas y deportes

La costanera de Paraná, para caminatas y deportes - Créditos: Marcelo Manera

Como si el verde no alcanzara, a fines de los 90 se sumo a la ciudad el Parque Nuevo, 100 hectáreas forestadas con bosque nativo que solían pertenecer a la empresa Loma Negra. Es, de algún modo, la continuación del parque Urquiza.
  • Lo histórico. La ciudad que nunca fue fundada, que creció espontáneamente sobre las barrancas y burlando el esquema rígido de cuadrícula, fue sin embargo capital de la Confederación Argentina (1853-1861) y tuvo un protagonismo decisivo en la gestación del país. Desde la plaza 1° de Mayo, centro neurálgico de la capital entrerriana, puede apreciarse de un solo vistazo el Palacio Municipal y su inconfundible reloj, La Escuela Normal N° 1 (fundada por Sarmiento en 1870), el colegio Nuestra Señora del Huerto (senado de la Confederación y único edificio que queda en pie de esa época) y una catedral de tamaño descomunal (propia de la arquitectura monumentalista de fines del siglo XIX). Dicen que su San Pedro de mármol de Carrara traído desde Italia venia acompañado por San Pablo en otro barco, pero o este se hundió en la travesía, o la escultura se quebró en el camino del puerto de Buenos Aires a Santa Fe. Sea como fuere, el San Pedro solito es una maravilla en sí.
El teatro municipal 3 de Febrero también es una joya de 1908, con su sala rica en molduras y pinturas de angelitos, guirnaldas y flores. Las visitas guiadas gratuitas están a cargo de un entusiasta Carlos Vila, que entre historia y anécdotas enumera algunos de los grandes que cantaron o actuaron aquí, desde Enrqiue Caruso en 1922 hasta Eva Duarte en 1936 (cuando era una del montón, aclara).
En la céntrica esquina de Urquiza y San Martín, el legendario Bar Flamingo "no es un bar donde uno se sienta a tomar un café", observa el arquitecto Fernando Ponce, sino "un bar donde uno se sienta a que lo vean tomar un café".
  • Lo nuevo. Junto con el parque Urquiza, las playas de arena son uno de los puntos más concurridos de Paraná. Parte de la recuperación del borde costero apuesta precisamente a sumar el doble de playas, alcanzando 4 km en lugar de los dos actuales. También tiene previsto un diseño de calles, áreas peatonales, más bicisendas y obras para abrir y extender la zona del puerto.
El segundo proyecto en ciernes es la construcción de un centro de convenciones con capacidad para 2000 personas, al que se pueda acceder caminando tanto del centro como del parque Urquiza (hay que aclarar que aquí todo está a diez minutos reales).
Por último, uno de los emprendimientos más ambiciosos contempla la creación de un complejo termal que posicionaría a Paraná en el mapa turístico de termas, y que demandará una de las inversiones más importantes que se hayan destinado a la ciudad en su historia.
  • Cocina de río. Desde los simpáticos puestos de pescadores de Puerto Sánchez hasta los restaurantes más refinados, la idea es la misma: que todos sepan aprovechar y presentar el pescado de estación, un plato cada vez más requerido por los turistas. Cocina con Identidad es el programa que impulsa a tal fin la Secretaría de Turismo, capacitando a empresarios gastronómicos, mozos o cocineros por igual. ¿Algunos platos típicos? Milanesa de raya, surubí al paquete, boga a la pizza o dúo de río.
  • Punto de partida. Paraná no sólo es un atractivo en sí mismo, sino también punto de partida para visitar pueblos y aldeas cercanas, entre ellos las prósperas aldeas alemanas (en un radio de no más de 40 km de Paraná). O también grandes ciudades como Santa Fe, que ahora queda mucho más cerca.
El convento de San Francisco, uno de los museos clásicos de Santa Fe

El convento de San Francisco, uno de los museos clásicos de Santa Fe - Créditos: Marcelo Manera

Cómo llegar

Desde Buenos Aires, por la ruta 9 (autopista) a Rosario y luego la ruta 11 (autopista). También por puente Zárate-Brazo Largo, ruta 12 y luego RP 11 hasta Paraná, 475 km.Sol Líneas Aéreas y Aerolíneas Argentinas vuelan todos los días al aeropuerto de Sauce Viejo en Santa Fe (Aerolíneas al mediodía, Sol a las 6, con regreso a las 21), por $ 1200 los dos tramos. En ómnibus, unos $ 600 ida y vuelta.

Dónde alojarse

  • En Paraná: el tradicional hotel Mayorazgo, con majestuosa vista al parque y el río, se convirtió en el Howard Johnson Plaza Resort &Casino Mayorazgo, el único cinco estrellas de la ciudad. La tarifa mostrador por habitación superior, por persona en base doble, es de $ 700 + IVA.reservas@hjmayorazgo.com.ar
  • En el centro, Grand Hotel Paraná (4 estrellas) también cuenta en su planta baja con el restaurante La Fourchette, extensamente premiado y pionero de alta cocina en Paraná. Hay menús ejecutivos por $ 90. contacto@hotelesparana.com.ar
  • Hotel &Spa Maran Suites &Towers, all inclusive cuatro estrellas, también con vista al parque Urquiza. Consultas: (0343) 4235 444 o por mail a reservas@maran.com.ar
  • En Santa Fe . Hotel Casino Los Silos(0342) 450 2800 info@hotellossilos.com.ar
  • Boteros de Alto Verde . Tel.: (0342) 455 6413; (0342) 156319917 (preguntar por Espinillo). El paseo de dos o tres horas, 70 pesos por persona. Hay excursiones de día entero también.

En Internet

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?

Clases 2024. ¿En dónde encontrar los mejores precios para comprar útiles escolares?


por Sole Venesio
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.