Newsletter
Newsletter
 • Economía

¿Qué son los Cedears y cómo funcionan?

En esta nota, te acercamos el ABC de estas inversiones globales y en pesos atados al dólar.


4 opciones para ahorrar.

4 opciones para ahorrar. - Créditos: Getty



Se escucha hablar de los Cedears (Certificados de Depósito Argentinos). Pero ¿qué son? ¿Cómo funcionan? ¿En qué consiste esta inversión global y en pesos, pero atada al dólar?

“¡Desde Argentina no se puede invertir en empresas de afuera!”, se suele escuchar. Falso. Muchas veces inventamos excusas para no intentar salir a buscar soluciones a nuestros problemas, los tapamos con mentiras o prejuicios sin tomarnos el trabajo de corroborar si hay alguna alternativa.

Cuando hablamos de inversiones en Argentina, más allá de los clásicos ladrillos, pensamos que todo termina en el plazo fijo. Si damos un pasito más creemos que, como el país no pasa por su mejor momento económico, invertir en empresas locales es poco rentable. ¿Si te cuento que en los últimos 6 meses el índice Merval (Mercado de Valores, que mide la performance de las empresas más importantes de la Bolsa) aumentó 80%? Wow, ¿no? En solo 6 meses…

Pero supongamos que, aun así, querés salir del riesgo argentino. ¿Qué opciones atractivas encontramos, en pesos y desde tu banco o agentes regulados? Te dejo mucha info para empezar a entender de qué se tratan los Cedears y una sorpresa al final de la nota.

¿Qué son los Cedears?

Hace unos años se pusieron de moda los Cedears (Certificados de Depósito Argentinos), que son acciones (porcentajes de empresas) que cotizan en Estados Unidos y que las podemos comprar desde Argentina, en pesos. Para hablar claro: Apple, Tesla, Netflix, Coca Cola, Walmart, hasta incluso algunas argentinas que cotizan afuera: Despegar, Globant o Mercado Libre, por nombrar solo algunas.

Un pequeño disclaimer: ninguno de los ejemplos mencionados representa una recomendación de inversión ni publicidad alguna.

Salvo esos traders de las películas, cuando invertimos en empresas, en general lo pensamos para el mediano o largo plazo (meses o años). Normalmente no esperamos resultados inmediatos: elegimos empresas cuyos negocios nos parecen atractivos (no por gusto personal, sino que confiamos en su potencial de crecimiento). Entonces, para comenzar a invertir en empresas, hay dos métodos:

  1. 1

    El más complejo, pero provechoso: ver los balances de las empresas, el devenir de la industria, su flujo de ingresos, sus ventas, sus deudas, su management, y varios indicadores que nos dan pistas acerca del negocio.

  2. 2

    El más directo, pero menos personalizado: es tomar el análisis de fuentes secundarias (el diario, reportes de agencias especializadas -aclaro, son gratuitos y te llegan por mail-, profesionales con idoneidad en el tema) y seguir sus recomendaciones, o al menos guiarse por ellas.

No hay uno más recomendado que otro, tiene que ver con el tiempo disponible y la confianza en las fuentes. Si queremos invertir de corto plazo, como los famosos traders, solo nos remitiremos a hacer un análisis técnico de la evolución del precio de la acción. Los analistas técnicos que tienen este enfoque consideran que el precio lo resume todo (la situación de la empresa, de la industria, sus deudas, su management) y entonces eligen solo con mirar distintas figuras que se grafican en la curva de precios.

Pero volviendo a los Cedears, si no queremos elegir una sola acción (en realidad no debemos, ya que la clave es diversificar siempre), podemos comprar lo que se conoce como “Cedears de ETF” (exchange traded funds), es decir, Cedears que representan conjuntos o fondos de acciones y replican el movimiento de una canasta de empresas de un mismo sector o país: pueden ser de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos (el S&P500) o las compañías tecnológicas del Índice Nasdaq, llamado QQQ.

También se pueden comprar ETF de un conjunto de acciones del sector financiero (llamado XLF), o del sector energético (XLE), o bien de empresas brasileras (EWZ) si creemos que al país vecino le va a ir bien. ¿Creés que la robótica tiene potencial? Su ETF se llama ARKQ, y está diseñado por Cathy Wood, una de las principales gestoras de inversiones de Wall Street.

¿Quiénes pueden invertir en Cedears?

Puede invertir cualquier persona mayor de 18 años cuyo perfil de riesgo sea acorde a esta inversión (o lo haga con un porcentaje bajo de sus ahorros) y tenga una “cuenta comitente” (cuenta de inversión) en un banco (lo tenés en la solapa de Inversiones seguro) o agente regulado (los famosos brokers como IOL, PPI, Balanz, Bull Market, Cocos, etc). Los mínimos de inversión van desde $500, y te recomiendo buscar los que tienen más liquidez (hay mucha gente comprando y vendiendo, lo ves en la plataforma), ya que son más fáciles de vender después.

Lo más interesante de todo esto es que, si bien son inversiones en pesos, de alguna forma están dolarizadas, ya que las acciones originales están en dólares y se pesifican al tipo de cambio Contado Con Liquidación (CCL), uno de los más altos del mercado. Por lo que, si el dólar sube, tu acción también lo hace a la par. Y, si no querés invertir en pesos, algunos de los Cedears (los que terminan con la letra “D”) cotizan en dólares directamente… ¿Qué más?

¿Ya invertiste en empresas globales? ¿Cuánto vienen rindiendo los principales Cedears? ¡Te lo dejo para que investigues!

 

La autora en IG: @finanzasfem

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

¿Cómo organizar los gastos hormiga?

¿Cómo organizar los gastos hormiga?


por Laura Cedeira
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.