Newsletter
Newsletter

Aprendizaje: por qué es clave el reskilling y el upskilling

Cuando soñas con un mejor futuro, ¿qué hacés hoy para crearlo? Te contamos por qué aprender es la manera de lograrlo.


El valor de seguir aprendiendo.

El valor de seguir aprendiendo. - Créditos: Canva.



Se aprende haciendo, dice el dicho. Y es que para crecer y seguir mejorando lo que hacemos, hay que tener una conducta de constante estado de alerta. Pero no en un sentido negativo o estresante, sino orientado a que cada vez más, el presente se acerca al ayer y el futuro, es hoy. Y tus avances, dependen de vos.

 

Somos el resultado de la suma de conocimientos y habilidades que vamos desarrollando a lo largo de la vida. Y es que, para el ser humano es imposible no aprender, así como es poco probable desaprender. El cerebro sabe recordar, pero no olvidar. Para aprender necesitamos contextos emocionales agradables y facilitadores. Esto quiere decir que cuando te sentís motivado, inspirado e ilusionado, cuando potencias la inteligencia colectiva y lo haces junto a más personas, tu predisposición crece y el resultado es mejor. Por eso, se dice que para aprender se necesitan tres elementos: mente, corazón y un buen entorno.

"La educación eficaz siempre es un equilibrio entre rigor y libertad, tradición e innovación, el individuo y el grupo, la teoría y la práctica, el mundo interior y el que nos rodea”.
 

El escritor inglés Ken Robinson, uno de los máximos impulsores de la nueva educación.

Aprender es cambio y posibilidad. Pero seamos sinceros, también es incomodidad. Aprender es tener la humildad para reconocer lo que no sabemos, y la emoción de generar el futuro con curiosidad. Es prestar atención a la innovación, es habituarse a la permanente incertidumbre, con flexibilidad y adaptación, y es dar un paso hacia la transformación.

En resumen, todo lo que vamos estudiando y experimentando nos lleva a ser más empleables. ¿Por qué? porque nos permite desarrollar capacidades que antes no teníamos, y asimilarlas para poder ponerlas en práctica.  

Dato a tener en cuenta: cada vez crece más la necesidad del reskilling y el upskilling. Según el Foro Económico Mundial, más del 50% de las personas van a necesitar reciclarse, reentrenarse y adquirir nuevas habilidades para el año 2025. 
La nueva empleabilidad depende del learnability, que es el nivel de “aprendibilidad” que nos propongamos. Hoy ya no alcanza con lo que sabés, sino con qué hacés con eso que ya sabés y, más importante aún, lo que continúas aprendiendo. 

¿Qué consejos nos pueden servir para impulsar nuestro aprendizaje?

  • Ser curiosos y críticos. Preguntate a vos mismo por qué buscas lo que buscas o necesitás aprender tal cosa. Dudá y replanteátelo desde otra perspectiva.

  • Amigate con la incertidumbre. La observación y exploración tienen que ser tus principales estrategias de aprendizaje.

  • Huí de la mentalidad fija. Jugá a desafiarte, ser flexible y estar en constante movimiento. Cuanto más activos estemos, más vamos a aprender.

  • Si no lo sabés, está bien. Las dudas son potenciales hallazgos de oportunidades y saberes. Experimentá, es por ahí.  

  • Prueba y error. Probar e Improvisar te permiten evaluar caminos alternativos que antes no veías.

  • Ponete metas cortas. Comprometerte con objetivos a corto plazo te ayuda a avanzar y a ganar ritmo. Sin prisa pero sin pausa.

  • Apoyo social. Rodeate de personas que te acompañen y aconsejen con señales positivas.

  • Compartile tu conocimiento a un amigo. Explicarle a alguien hace que refuerces los contenidos aprendidos.

  • Descansá. Es importante darle espacio al ocio para retomar con más energía.

Enfocarte en “quién te estás convirtiendo” es más importante que “quién fuiste en el pasado”. Desde la mirada esperanzadora que nos da la neurociencia tenemos que recordar que nuestro verdadero potencial es ilimitado y desconocido, y que la inteligencia y el talento se aprende, se desarrolla, es flexible y maleable, si se entrena a diario.

Podemos aprender y entrenar muchas cosas distintas. Nunca sabremos cuándo nos servirán, por eso tenemos que activar el “modo autodidacta” y aprender todo lo que podamos y combinar esos conocimientos de manera novedosa.

El futuro es de los que aprenden y de los que gestionan su propio cambio. Las oportunidades de aprender están en todos lados, abrámonos a las nuevas posibilidades. Sigamos aprendiendo todo el tiempo y lo más que podamos, porque nos vamos a tener que rediseñar toda la vida. Y no te olvides, se aprende haciendo.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Kaizen: el método japonés que te ayuda a conseguir lo que te propongas

Kaizen: el método japonés que te ayuda a conseguir lo que te propongas


 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.