Newsletter
Newsletter
 • Opinión

Encontrá tu "estado de flow": el método para diseñar un trabajo a tu medida

El "flow" es un estado mental en donde logramos máxima motivación, foco, creatividad y productividad. Si estás trabajando en algo que no te gusta, descubrí este método para diseñar un trabajo a tu medida.


¿Qué es el estado de flow?

¿Qué es el estado de flow? - Créditos: Getty Images



¿Alguna vez, durante alguna actividad placentera, perdiste la noción del tiempo, la sensación de hambre o cansancio, y aun de vos misma? Si te pasó, sabelo: entraste en estado de flow. Por ejemplo, el otro día me puse a buscar recetas de cocina para preparar con tofu. Siempre me gustó cocinar (quizás por eso fundé una fábrica de galletitas y creé las primeras cookies que se sirvieron en Starbucks en Argentina). Y me pasa eso: cuando empiezo a buscar recetas o investigar un tema que me interesa, busco en mis libros, luego “googleo”, luego, le pregunto a la inteligencia artificial, miro en IG, busco, copio, anoto, guardo links y voy armando un rompecabezas mental del tema que estoy investigando. Empiezo y “no puedo parar”, pueden pasar varias horas, y yo continuo juntando y analizando información.  

Y así descubrí cuáles son aquellas actividades cotidianas que me hacen entrar en flow: investigando y sacando conclusiones, yo estoy en estado de flow. Escribiendo, estoy en flowLeyendo sobre ciertos temas que estudio, estoy en flow. Caminando en la naturaleza, estoy en flow. Ordenando información en un Excel o una presentación, estoy en flow. Y también, en general, descubrí que, en mi caso, mis estados de flow son en soledad.

¿Qué es el "flow"?

El "flow", también conocido como "la zona" o fluir, es un estado mental operativo en el que estamos completamente inmersos en la actividad que estamos haciendo. En ese momento, sentimos todo lo opuesto al letargo o al aburrimiento:

¿Por qué es importante conocerlo?

Pues como dice Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.” Nuestros estados de flow tienen muchísimos beneficios para nosotros: 

1) Somos más productivos y creativos: encontramos mejores soluciones a los problemas, y por sobre todo, sentimos mucha más satisfacción porque estamos contentos con nuestros resultados, tanto en la tarea como en nuestra vida.

2) Sentimos autonomía: la sensación de tener un desafío interesante y posible (no paralizante) y la satisfacción y el disfrute de estar haciendo algo que nos gusta, nos sale bien y nos motiva hacer. 

3) No sentimos miedo: tampoco sufrimos el famoso "síndrome del impostor", y no sentimos ansiedad. Todo lo contrario. Fluimos, concentrados, “como pez en el agua”.

Una herramienta para detectar tu flow

Seguramente ya se te vengan a tu mente esas actividades en las que estás en flow. Pero ¿cómo podemos encontrar todas las zonas de flow que tenemos? ¿Puede haber algunas tareas en un trabajo que en general no nos gusta, en las que estemos en flow? ¿Podemos agregar más de esas tareas para diseñar un trabajo más atractivo para nosotros?

En mi libro, Diseño de Vida (Editorial Temas) cuento una herramienta de Bill Burnett y Dave Evans para identificar tu flow: El Diario de los Buenos Momentos. Ellos mismos lo explican de manera clara y simple: “la idea de este Diario de Buenos Momentos es lograr identificar aquello que nos brinda felicidad, alegría, energía. Es posible que, al completar este diario, encuentres que hay actividades —inclusive en tu trabajo actual— que quizás no te gusten, y otras que te generan mucho placer. La pregunta puede llegar a ser cómo reacomodar las que te incomodan. El objetivo final es hacerte notar qué actividades te hacen feliz y te dan energía y cuáles no, y usar ese conocimiento para dar forma a nuestro futuro.”

La idea es poder hacer este registro durante una semana.  El registro podés crearlo vos misma siguiendo este ejemplo, o podés descargarlo en este LINK.

Guía para crear tu "diario de buenos momentos"

Guía para crear tu "diario de buenos momentos" - Créditos: Gentileza Fabiana Mejalelaty

5 claves para ejercitar la búsqueda

  • Conocé tu flow e identificalo: ¿qué tipo de actividad es? ¿En qué horario solés entrar en flow: ¿al inicio del día con la casa en silencio? ¿A la noche, con la casa en silencio? ¿En un bar con auriculares? ¿En la naturaleza?

  • Fijá un objetivo a lograr: que sea posible, pero al mismo tiempo desafiante.

  • Evitá las interrupciones: tratá de tener el celular y el mail cerrados, ponete auriculares o elegí momentos en los que haya pocas interrupciones. 

  • Tené cerca lo que necesites: ya sea agua, snacks, o lo que te permita mantenerte enfocada en tu tarea.

  • Mantenete presente en tu flow: evitá que tu mente vaya hacia el pasado o al futuro.

  • Disfrutá lo que estás haciendo: soltá la crítica y tu "evaluador interno", y simplemente conectate en el hacer.

Conocer nuestro flow es parte de nuestro autoconocimiento: nos ayuda a diseñar momentos laborales o personales que se alineen con esta posibilidad que tenemos de hacer con disfrute, foco, liviandad y con un uso de la energía que no nos desgasta, sino que nos retroalimenta. Si lo conocemos, podemos pedir a nuestro entorno familiar o laboral que nos acompañen y le den espacio a ese momento de flow que es para nosotros. Probalo y contame. 

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia

Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia


por Florencia Salort
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.