• CITAS

¿Estamos hartas de las apps de citas?: por qué está volviendo el match offline

Las pantallas nos desgastan tanto que, en el mundo de los vínculos sexoafectivos, están ganando terreno nuevamente los encuentros offline a la hora de conocer gente. ¿Vos de qué team sos?




Si bien las apps de citas fueron furor en la pandemia, el factor desgaste con las pantallas ya se viene arrastrando desde hace dos años. Y el terreno de los vínculos sexoafectivos no escapó a este hartazgo: por ejemplo, una investigación de este año de lnner Circle, una plataforma de citas, demostró que a partir del uso de las app de citas, cada vez son más los usuarios que quieren conocer personas en la vida real y que preferirían matchear offline.

Durante y post-pandemia se habló mucho del síndrome de burnout con las pantallas y la tecnología en general y cómo el tener que hacer casi todas las tareas -incluida la socialización- mediados por una pantalla realmente tuvo un impacto tanto psicológico como emocional. ¿Pero qué pasó con las apps de citas? ¿Cómo fue la curva de saturación y acostumbramiento? Asimismo, también es sabido que la vuelta a la presencialidad total tampoco fue tan fácil para todos, pero un ámbito en el que quizás esto costó menos, fue precisamente el de las citas.

Aunque en 2020 las apps de citas estallaron (los datos revelan que se duplicaron la cantidad de miembros y matches), la gente acordaba citas por Zoom y en los pasillos de los supermercados, y los encuentros presenciales con desconocidos pasaron de ser algo furtivo a algo simplemente incómodo hasta que la etiqueta social se ajustó, hoy el 61% de los usuarios argentinos aseguró que prefiere conocer gente de forma offline.  ¿Quién puede culparnos?

No sos vos... ¿es la app?

Otro dato interesante que arrojó la investigación llevada a cabo por Inner Circle tiene que ver con cierta pérdida de habilidades sociales: el 57% de los encuestados manifestó que siente que, desde que existen las apps de encuentros y las redes sociales, las personas son menos sociables en las salidas nocturnas, y el 63% considera que los solteros ponen menos esfuerzo a la hora de iniciar una charla en un bar. ¿Habremos perdido el don de la gimnasia social acostumbrados a las interacciones virtuales? El dicho de que todo lo que no se usa, se atrofia, podría estar quizás en lo cierto.

Aunque grandes aliados bajo confinamiento y también en un mundo donde pareciera primar la hiperactividad y la falta de tiempo para vincularnos, donde todo tiene que ser eficiente y estar al alcance de la mano, las apps podrían también estar privándonos de cierto ejercicio social, cierta serendipia que nos sorprenda y una muy necesaria práctica cotidiana. Hay incluso quienes hablan del “arte perdido” de entablar y sostener conversaciones, una queja recurrente en redes sociales, sobre todo por parte de las mujeres.

El lado B de las apps de citas

Otras voces profundizan y van un poco más lejos al analizar el lado B de las apps de citas. Por ejemplo, la periodista y autora Nancy Jo Sales, quien en una nota reciente titulada “Las apps de citas online son en realidad un desastre”, advierte sobre el lado B de las mismas, desde cuestiones de privacidad y manejo de datos a problemáticas de género (representación y lenguaje en las plataformas), acoso, políticas internas de las compañías, etc. Sales es autora también de dos libros sobre el tema: American Girls: Social Media and the Secret Life of Teenagers Nothing Personal: My Secret Life in the Dating App Inferno, y en ellos comenta que poco y nada se discute en torno a las implicancias no sólo psicosociales o de género, pero también políticas y económicas del negocio de las apps. “Mientras que Facebook y Google están sometidos a constante escrutinio, el Big Dating (conformado por la industria de las apps de citas) se salen con la suya sin tener que rendir ningún tipo de revisión” - expresa Sales.

En este contexto general, es que opciones como las fiestas de solteros y solteras, algo imposible de imaginar meses atrás, se están volviendo una de las alternativas preferidas localmente. Es decir, el viejo "face to face" se convirtió en el favorito para el levante. Así, el final de la pandemia dejó una clara conclusión: las apps de citas influyeron positivamente en la vidas de los solteros  durante los meses de confinamiento, ya que les permitió estar en contacto con otras personas, pero también su uso quizás excesivo también hizo que aumentaran las ganas de conocer gente fuera de la virtualidad.

¿De qué team sos: matchear online o face to face?

¿De qué team sos: matchear online o face to face? - Créditos: Gentileza de Inner Circle

Volver al "face to face"

No solo son cada vez más los argentinos que opinan que las fiestas de solteros son una excelente oportunidad para conocer a alguien sin una pantalla de por medio, las fiestas de solteros y solteras también son sensación en Europa y en el resto de América Latina. Según más datos relevados por los usuarios de apps de citas, el 93% de los miembros en el país afirmó que iría a una fiesta de solteros para salir de noche, ya que consideran que es un plan divertido y lo que más se asemeja a coincidir en un lugar con quienes también estén buscando pareja.

Ninguna sorpresa, las fiestas de solteros siempre tuvieron la fórmula perfecta para generar nuevas relaciones: ambientes descontracturados, música, tragos, etc. Las charlas casuales que pueden entablarse, permiten saber rápidamente si hay afinidad o intereses comunes con la otra persona para matchear offline y organizar una próxima salida.

3 claves para matchear offline

  • No vayas sola: ir sola a una fiesta o a un bar puede ser intimidante para algunas personas. ¿La mejor solución? Todas tenemos un/a compañero/a de salidas, con quienes compartimos los mismos códigos y que siempre nos hace la segunda. Pero también es muy importante que no vayas en grupos muy grandes, porque si estás con mucha gente las otras personas también pueden dudar en acercarse.

  • Romper el hielo: sabemos que acercarse a personas que no conocemos no siempre es fácil, muchas veces simplemente no sabemos bien qué decir. Aprovechá los eventos, fiestas o bares donde haya juegos, actividades compartidas y otras herramientas para que puedan animarse a charlar con las otras personas y poder saltearse esos momentos de incomodidad.

  • Ser sinceras: por más que entables un primer vínculo con alguien que está soltero/a, eso no significa que todos/as quieran lo mismo. Algunas personas pueden buscar algún encuentro para una sola noche, otros lograr una segunda cita y otros realmente querer encontrar una pareja más estable. Así que, la sinceridad es clave; es muy importante intentar aclarar nuestras intenciones desde el arranque, por una cuestión de responsabilidad sexoafectiva y para no generar -ni autogenerarte- falsas expectativas.

SEGUIR LEYENDO

Citas sin alcohol. De qué se tratan y por qué son tendencia


NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.