Cómo bajar la fiebre en niños

Qué es la fiebre y por qué se origina. Cuáles son las principales pautas de alarma y cuándo es necesario concurrir a una guardia. Consultamos con una especialista.


Cómo bajarle la fiebre a las infancias

Cómo bajarle la fiebre a las infancias - Créditos: Getty



Cuando mencionamos la palabra “fiebre” la mayoría sabemos de qué se trata y, probablemente, si tuviste o tenés algún infante a cargo reconozcas el “paso a paso” a seguir.

Sin embargo, hay muchos mitos y errores que podríamos evitar. Hablamos con la jefa de Pediatría del Sanatorio Modelo de Caseros Celeste Celano para que nos cuente cómo conviene bajar la fiebre y en qué circunstancias es realmente necesario dirigirse a una guardia médica. 

Fiebre: qué es y cómo se origina

“Por convención se denomina fiebre al aumento de la temperatura corporal registrado por algún termómetro por encima de los 38 grados. No sirve tocar con la mano y sentir si está “calentito/a” es importante el registro de la fiebre”, introduce Celeste.

Es importante tener en cuenta que la fiebre se origina como una “señal de que algo está ocurriendo en el organismo, pero no es una enfermedad en sí misma”, explica la experta y lo detalla: "El 95 por ciento de las veces el origen de la fiebre es infeccioso ya que responde a un germen que está circulando en el organismo. Este germen puede ser un virus, una bacteria, o algún que otro parasito, pero no es lo habitual".

También, aclara: "En la gran mayoría de los casos es benigna y proviene de enfermedades benignas, de todas formas, siempre se le presta atención porque es entendible que a las mamás y papás los asuste y para eso estamos los pediatras: para poder contener esa angustia. La necesaria contención de los pediatras a las familias ayuda mucho a que los cuidadores a cargo estén tranquilos, puedan contener la ansiedad para tomar decisiones más certeras (por ejemplo, no sobre medicar cuando no se necesita) y brindar contención y confort al niño o niña que se encuentra con fiebre”.

El origen más frecuente de la fiebre en los infantes, que son los bebés por encima del año y hasta la adolescencia, es infeccioso y de causa viral.

¿Cómo ocurre? “Un virus ingresa al organismo y genera un aumento en la temperatura corporal como uno de los signos a tener en cuenta de que ese virus logró entrar. También hay otros signos de que hay un proceso viral, cuando la fiebre se acompaña de tos, catarro, algún brote en piel, vómitos o diarreas, entre los síntomas más comunes”.

Cómo actuar ante la fiebre

  1. 1

    Discernir la edad: en un bebé menor de 30 días lo tengo que llevar a la guardia en el momento que detecto la fiebre, porque en esa edad puede ser muy riesgoso. Por convención, hasta los 3 meses también se considera que están en edad de riesgo.

  2. 2

    Luego de los 3 meses: hay que buscar otros síntomas a los qué se asocia la fiebre y siempre consultar al pediatra.

  3. 3

    La escolarización: cuando los chicos empiezan la guardería o jardín de infantes, el cuerpo empieza a fabricar defensas. Antes del ingreso, esas infancias están solamente acostumbradas a los gérmenes de su familia y cuando empiezan a compartir con otros pares que a su vez tienen otros gérmenes es común que empiecen a enfermarse.

Se habla de fiebre cuando se superan los 38 grados.

Se habla de fiebre cuando se superan los 38 grados. - Créditos: Shutterstock

¿Cómo bajar la fiebre?

Celeste recomienda que, antes de salir volando ante el primer pico de fiebre, se observe el estado general del niño o niña. Salvo esta excepción: “Cuando se trata de pacientes oncológicos si se recomienda ir a la guardia en cuanto se registra fiebre”.

En casos de niñeces con trayectorias sanas, luego de reconocer la fiebre se recomienda evaluar el estado general, para ver si juega, si toma agua, o mamadera o pecho cuando son bebes, si hace pis correctamente, entre otros primeros signos. “Si lo observo vinculado con el entorno aunque tiene fiebre, en ese momento puedo empezar por trabajar con los medios físicos para bajar la fiebre y evitar los antitérmicos, ya que no hay que olvidar que no dejan de ser una droga”.

Medios físicos: recomienda comenzar con baños tibios (no fríos, ¡menos helados!) y que el agua se vaya enfriando de a poco en el cuerpo de ese niño/a. “Si son las 3 de la mañana, no lo despierto para meterlo en la bañadera, en ese momento lo más importante es brindarle contención, pañitos fríos y dejarlo descansar. También es importante brindarle líquido para que esté hidratado", señala.

¿Cuándo conviene dar antitérmicos?

Si vemos que la fiebre persiste luego de intentar bajarla con los medios físicos antes mencionados, podemos dar un antitérmico. Entre los más usados por los pediatras se encuentra el paracetamol, ibuprofeno o dipirona, aunque aclara que “siempre va a depender de la edad del paciente y de lo que indique su pediatra, idealmente el que lo conoce y brinda seguimiento”.

Antes de los 6 meses no se puede administrar paracetamol. Por otro lado, la dipirona tiene un gran efecto para bajar la fiebre, pero tiene otros efectos adversos, por eso siempre hay que consultarlo con el pediatra.

Cada droga que entra al organismo es un riesgo por eso es muy importante aprender a manejar la ansiedad adulta y contener al niño para no sobremedicar: “Nunca se debe dar una nueva dosis antes de transcurridas las 6 horas y solo si vuelve a subir la fiebre, no como medida preventiva”.

Las primeras 48 horas

Si vemos que hay un buen estado general, Celeste sugiere que estemos atentas a que “esté hidratado, que haga pis normalmente, que descanse y que esté acompañado por alguien de su confianza”.

Si esa fiebre empezó a bajar pasadas esas primeras 48 horas quiere decir que se “autolimitó el cuadro”, explica. En cambio, si esa fiebre persiste sería recomendable consultar, ya sea en una guardia o con el pediatra de confianza, si este brinda atención a demanda.

Signos de alarma

  • Cuando SÍ se puede esperar en casa: la fiebre provoca malestares esperables y trae efectos secundarios propios de la fiebre: sentir dolor de cuerpo, de cabeza, mucho decaimiento, los pone molestos, puede haber poco de taquicardia o de taquipnea (que es el aumento de la frecuencia respiratoria).

  • Cuando hay que ir a la guardiasi vemos, en cambio, que no está en buen estado general, si perdió el color y está pálido, si hay diarrea o vómitos imparables, si respira con dificultad

     

La fiebre provoca malestares esperables y trae efectos secundarios: dolor de cuerpo, de cabeza, mucho decaimiento y puede generar taquicardia

La fiebre provoca malestares esperables y trae efectos secundarios: dolor de cuerpo, de cabeza, mucho decaimiento y puede generar taquicardia - Créditos: Shutterstock

“No hay que tenerle miedo a la fiebre”

Celeste resalta un punto clave: “La fiebre actúa, muchas veces, como un mecanismo de defensa de aquellos gérmenes que ingresan a nuestro organismo y circulan en nuestra sangre, sin embargo, se difunde poco a pesar de que aparece en todos los trabajos científicos. Y el cuerpo es sabio: esos gérmenes son termosensibles, por eso el organismo aumenta la temperatura corporal para combatirlos, ya que con el aumento de su temperatura corporal puede disminuir su capacidad infecciosa”.

Consultamos si al bajar la fiebre con un antitérmico estamos quitando ese poder natural del cuerpo. Cecilia dice que no, y lo explica: "La fiebre se baja para brindar confort y aliviar síntomas, pero el mecanismo del organismo sigue activado, por eso vuelve a subir invariablemente y eso, de todas maneras, irá controlando el germen”.

En síntesis, y luego de esta clase magistral sobre fiebre que nos brindó tan generosamente Celeste, refuerza que "siempre es muy importante que las madres, padres o cuidadores mantengan la calma para no transmitirles miedo". 

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Incorporar vitamina D. ¿Por qué es clave para tu organismo?


NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.