Newsletter
Newsletter

Cómo organizar la mudanza con el Método de Marie Kondo: te vas a estresar menos

Mudarse está en el top tres de los momentos más estresantes en la vida. Con el Método de Marie Kondo se puede reducir el nivel de estrés. ¿Lo vas a probar?


Mudanza: cómo hacerlo con el Método Marie Kondo para reducir el estrés.

Mudanza: cómo hacerlo con el Método Marie Kondo para reducir el estrés. - Créditos: Getty



Mudarse está en el top 3 de los momentos más estresantes en la vida de una persona porque tiene que ver con dejar un espacio vital para construir otro. Independientemente del motivo de la mudanza, esta siempre implica un cambio en nuestra forma de vida. Ordenar a conciencia la casa que vamos a dejar es la mejor forma de hacer la transición sin sobresaltos y poder disfrutar del nuevo hogar desde los primeros días.

“Ordenar tu casa actual es lo más importante que puedes hacer si te estás preparando para mudarte, ¡no esperes a hacerlo hasta que estés en tu nuevo espacio!”, aconseja Marie Kondo.

Hacer el proceso de orden antes te va a permitir simplificar el proceso de mudanza; vas a tener menos cosas para embalar, para transportar, vas a evitar llevar a tu nueva casa cosas que ya no te sirven y que posiblemente queden en cajas arrumbadas en un rincón durante meses o años. ¿Cómo hacerlo?

Mudarse con menos estrés: el método de Marie Kondo

  • Cuanto antes mejor:

    No esperes a tener fecha para mudarte para comenzar a hacerlo, podés empezar hoy mismo a poner tu casa en orden y dejarla bien liviana para que el día que te tengas que mudar, juntar todo sea más fácil. ¡Siempre es un buen momento para empezar a disfrutar de los beneficios del orden!

  • Visualizar tu hogar ideal:

    Una vez que sepas a dónde te vas a mudar comenzá a visualizar la vida que querés tener allí. Imaginá lo más detalladamente posible, cuáles van a ser tus rutinas, cuál es el uso que le vas a dar a los diferentes espacios, cómo va a estar decorado, cómo van a estar organizados tus muebles de guardado.

    Escribirlo y buscar imágenes es de gran ayuda y te va a permitir elegir con claridad cuales son las cosas que querés llevarte a tu nuevo hogar. “La visualización cristalizará lo que despierta alegría para ti: sentirás una profunda sensación de conexión con tu nuevo hogar incluso antes de mudarte”, sostiene Marie Kondo.

  • Medir y dimensionar:

    Tener presentes las dimensiones del espacio al que te vas a mudar es fundamental para saber que llevar. Para una nueva casa, en general se planifican los muebles y la decoración, pero pocas veces se planifican o se tienen en cuenta el contenido de los muebles o las rutinas cotidianas para que los lugares de guardado resulten funcionales.

    Prevé que lo que querés llevarte entre con comodidad en los lugares de guardado disponibles. El objetivo es que las cosas que tengas que guardar estén visibles, estén accesibles y que estén guardadas con cuidado.

  • Embalar por categorías: estas son las del Método de Marie Kondo:

    - Ropa: El colgado conviene trasladarlo directamente en las perchas (podés armar atados de varias). Para esto es importante que ya lo tengas acomodado colgando solamente 1 prenda por percha y abotonando las prendas abiertas.

    - Para la ropa de los cajones; si tenés la posibilidad, podés llevar los cajones de la nueva casa y ya trasladar la ropa acomodada en ellos.

    - El resto de la ropa; en valijas, doblada de la forma que va a ser guardada en el destino.

    - Papeles: Minimizalos (tirá todo lo que no tenga una razón concreta por la cual guardarse) y transportá los importantes encima.

    - Libros: La forma más cómoda para trasladarlos es atados, cuidando sus tapas (si es necesario podés envolverlos). Categorizados y ordenados de la forma en la que van a ir guardados. 

    - Artículos de la cocina: Utilizá cajas bien resistentes para lo más pesado. Envolvé las copas y la vajilla delicada con papel globito. Los cajones de la cocina, podés llevarlos ya organizados como los cajones de la ropa. Evitá transportar alimentos abiertos que puedan derramarse.

    - Artículos del baño: Guardá todo seco y bien cerrado. Evitá trasladar productos abiertos que puedan chorrear.

    - Artículos electrónicos: Guardalos con sus cables y adaptadores correspondientes, bien protegidos y en cajas resistentes. 

  • Consumir y evitar comprar:

    En cada una de las categorías dejá afuera lo indispensable para vivir la última semana y el resto embalalo.

    Evitá hacer compras grandes el último tiempo y priorizá consumir los productos empezados de la cocina y el baño para evitar llevar recipientes abiertos.

  • Pensá dónde va a ir cada cosa:

    Al momento de embalar rotulá las cajas por categorías y por espacio de la nueva casa (por ejemplo: Libros/living, Libros/cocina). Podés ayudarte con etiquetas de diferentes colores para identificar más fácilmente las categorías o los espacios de la casa.

    Evitá guardar objetos pequeños sueltos en una caja grande que puedan mezclarse y estropearse. Utilizá cajas más pequeñas (siempre clasificá y categorizá) y arma una especie de Tetris en el cual puedas anidarlas.

  • Despedite con gratitud: 

    Guardate un tiempo para despedirte con gratitud del hogar que estás dejando. Agradecele por todo lo vivido y aprendido.

    Una mudanza puede tomarse como una oportunidad para replantearse hábitos tanto de compra como de organización del hogar, para hacer limpieza del pasado y para evitar “mudar” situaciones sin resolver y tareas pendientes. Iniciar un proceso de orden consciente antes de mudarte te va a permitir reducir el estrés propio de toda mudanza, ahorrar en traslado de cosas innecesarias y empezar tu nueva vida en un entorno ordenado rodeada por las cosas que amás. 

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

4 consejos de Marie Kondo para ordenar la alacena

4 consejos de Marie Kondo para ordenar la alacena


por Kari Fiora
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.