Newsletter
Newsletter

No tires yerba ni café en tus macetas: te contamos por qué les hace mal a tus plantas

Consultamos a la paisajista Alejandra Bielous para que nos cuente qué les produce a nuestras plantas la yerba y el café. Consejos para hacer un buen compost.




Muchas veces escuchamos o leímos que la yerba o el café son buenos para nuestras plantas. ¿Son un buen abono? ¿suman a nuestro compost para mejorar nuestros cultivos?

Le consultamos a la paisajista Alejandra Bielous (en Instagram la encontrás en @dos_cactus) para saber si estamos realizando lo correcto o si, como decían nuestras abuelas, “Es peor el remedio que la enfermedad”.

 

Este es el caso es así. Nuestra experta consultada, docente en esta materia, nos aclara que lamentablemente muchos consejos de los que llegan a nuestros oídos no son correctos y, si avanzamos con ellos, metemos la pata con nuestras plantas. 

"Cuando terminamos un rico mate o limpiamos la cafetera y nos sobra ese hermoso material orgánico no debemos tentarnos y colocarlo de forma directa sobre la tierra de nuestras macetas", informa. Y detalla por qué.

4 razones para no tirar yerba ni café a nuestras plantas

  1. 1

    La yerba y el café NO son abono: solo lo serán una vez que la materia orgánica esté descompuesta. Luego del proceso de descomposición podemos incorporarlo a nuestras macetas para alimentar a la planta. 

  2. 2

    Durante el proceso de descomposición se liberan gases, se eleva la temperatura y se producen lixiviados densos y con mal olor. Todo esto es nocivo para la planta y es por ello que el proceso de descomposición de la materia orgánica debe realizarse en un contenedor aparte y NUNCA en la maceta donde habita la planta. 

  3. 3

    Al tirar materia orgánica sobre el suelo / sustrato de nuestras macetas generamos una imagen poco estética. Si al menos sirviera como alimento podemos hacer la vista gorda, pero en este caso solo tenemos basureros en miniatura por toda la casa sin beneficio alguno. 

  4. 4

    Recuerden que la materia orgánica en descomposición atrae visitantes que pueden ser molestos como las moscas o poco higiénicos como las cucarachas. Por estos motivos siempre es recomendable compostar al aire libre por la ventilación, pero reparado de las lluvias para que no se eche a perder el proceso por exceso de agua. 

¿Para qué sirve compostar?  

Nos explica Alejandra que los tejidos vegetales son ricos en potasio, fosforo, nitrógeno, entre otros elementos que son aportados cuando sumamos el compost como enmienda para mejorar la nutrición. Estos elementos ayudan en el correcto desarrollo y funcionamiento del ejemplar, lo que nos asegura una planta sana. 

"Compostar es una práctica que nos permite reciclar lo que solemos tirar a la basura y fertilizar nuestro jardín de manera eficiente, económica y con un producto de propia autoría, lo cual nos demuestra que podemos realmente ayudar al planeta y no depender tanto de lo industrializado", define. 

¿Qué hacemos con la yerba y el café? 7 ideas para usarlos a tu favor

  1. 1

    El material debe estar seco para ser compostado, porque ambos pueden incorporar un exceso de humedad a la compostera y echar a perder el proceso. Podés ponerlo en una bandeja y secarlo al sol o al menos ventilarlo a la sombra hasta que se seque. 

  2. 2

    Hay muchos tipos de recipientes que podés utilizar para construir una compostera o simplemente agarrar un pedacito de cantero sin plantas al fondo del jardín. 

  3. 3

    Sobre 1 capa de tierra (podés reutilizar en este momento esa tierra erosionada que sacás en los trasplantes) colocás 1 capa de café y/o yerba + otra capa de tierra (esto lo repetís las veces que quieras teniendo en cuenta el volumen del espacio asignado como compostera).

  4. 4

    Los microorganismos del suelo son los encargados de descomponer la materia orgánica y convertirla en abono. 

  5. 5

    La humedad de la compostera es súper importante. La misma debe estar entre un 60/70%. Para darte cuenta de manera simple podés hacer lo siguiente: 

    - Tomá un montoncito de tierra con la mano y apretá hasta ver que salen algunas gotitas de agua (estado ideal). Si esto no pasa, podés agregarle más agua. Controlá la cantidad para que no se encharque y se eche a perder. Si te pasás de agua, incorporá material seco para que absorba el excedente (puede ser, más tierra o más yerba/café, ambos súper secos). 

  6. 6

    Debés mezclar cada 7 días para ingresar oxígeno a la mezcla y evitar malos olores que atraigan moscas. Pala, guantes y manos a la obra. 

  7. 7

    Se calcula que en el plazo de 2 semanas la yerba está totalmente descompuesta y podés utilizar esa mezcla sobre el sustrato de tus plantas. 

Experta consultada: Alejandra Bielous. Paisajista, docente en talleres de capacitación en el mundo de la botánica. Ig:@dos_cactus.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Tendencia deco: el boom de los muebles de formas orgánicas en la Noche del Diseño

Tendencia deco: el boom de los muebles de formas orgánicas en la Noche del Diseño


por Soledad Avaca Cuenca
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.