BeReal: la nueva red social que te dice cuándo postear

BeReal es una de las últimas redes sociales disponibles, que está haciendo furor con su premisa de "ser más auténticos". Aunque todavía incipiente, la cantidad de usuarios activos crece día a día. La probamos y estos son nuestros descubrimientos.




Fue hace un par de meses cuando, mientras escrolleaba en mi timeline de Instagram, vi un posteo de un medio norteamericano que hablaba de BeReal. En teoría una nueva red social que estaba ganando muchísimos adeptos, lo que me llamó la atención fue que se hacía especial hincapié en la dinámica de publicación y el mood detrás de este desarrollo.

Tuve que pensar cuándo había sido la última vez que descargué la aplicación de una red social nueva (probablemente TikTok) y fue ahí que me invadió un mix de sensaciones: por un lado la emoción de descubrir algo nuevo y, por el otro, el cansancio de pensar en tener otro espacio al que tendría que llenar de contenido.

 

Pasaron varias semanas hasta que empecé a ver el nombre de BeReal entre las principales tendencias del día y, cada vez más, distintos medios de comunicación hablaron sobre esta red social que la estaba rompiendo. Dije: "Yo necesito saber de qué se trata" y la descargué para -por unos 30 días- usarla y entender hasta cuándo esto iba a durar.

A mí no me digas qué tengo que hacer

Si nunca escuchaste hablar de BeReal, esto es lo que tenés que saber:

  • El objetivo detrás de esta aplicación es que la foto que compartas sea lo más real posible. Por eso es que no tiene filtros, stickers o ninguna herramienta para editar tu posteo. Todo al punto en que, si sacás la foto dos veces, se lo avisa  tus seguidores.

  • El usuario no decide cuándo postea, sino que BeReal funciona mediante horarios aleatorios y le da solo dos minutos para publicar contenido nuevo. Podés subir más tarde, pero esto también va a quedar indicado.

  • La dinámica de publicación es súper fácil: la aplicación usa -de manera simultánea- la cámara delantera y trasera de tu celular. ¿Cómo funciona? Al momento de postear saca primero la selfie para, al instante, sacar lo que sea que tu otra cámara tenga delante.

  • Disponible tanto para Android como para iOS, para descargarla tenés que ir a la tienda de apps y simplemente crear tu usuario.

¡Sole Venesio nos muestra algunos de sus BeReal!

¡Sole Venesio nos muestra algunos de sus BeReal!

¿Y si me agarra en el baño?

Me resulta fácil confesar que cuando me metí un poquito más e investigué sobre BeReal mi pensamiento fue: "Con rutinas laborales que casi no dan tiempo libre y vidas que marcadas por la actividad constante o la falta de espacios recreativos, ¿cómo que una aplicación me iba a decir cuándo o a qué hora postear?". Una idea que fue cediendo terreno a mi curiosidad (casi) académica que quiso entender sobre nuestro comportamiento frente a un desarrollo tecnológico que termina marcándote el qué, el cuándo y hasta el cómo. Por eso me propuse usar BeReal por 30 días y éstas son mis conclusiones:

  1. 1

    Encontrarle la vuelta. Mi primer posteo de BeReal puede ser catalogado como "un desastre": yo con algo de cara de confundida y, de fondo, la cortina blanca de mi comedor. Es que, por más que leí cómo funcionaba, no había apropiado lo (realmente) instantáneo que era esa doble captura.. Pero la práctica hace al maestro y, al recibir la notificación, empecé a animarme a jugar con la composición de esas dos fotos y a divertirme muchísmo con el proceso creativo. Mis patitas en un sillón y papá haciendo chin-chin con una cerveza, la selva formoseña y nosotros en una caminoneta haciéndonos los valientes, el libro que estaba leyendo y mi cara de: "No entiendo qué está pasando". Pensar en esa historia me resultó muy pero muy divertido porque, de muchas maneras, y más allá de la propuesta base de la app, tenemos que darle la derecha en que de verdad se trata de una forma diferente de generar contenido.

  2. 2

    Alienada no, pero con cuidado. Como buena egresada de la Facultad de Sociales, el concepto marxista de la alienación fue de las primeras cosas en las que pensé cuando entendí que la aplicación te decía cuándo publicar. Lo cierto es que, con el uso, aprendes que esa notificación no es invasiva, la podés descartar con absoluta facilidad y -lo más importante- si querés publicar tarde, podés... la única diferencia es que lo va a indicar en el posteo.

    Por supuesto que es imposible no pensar en el estrés y presión que las redes sociales generan en adolescentes y jóvenes o en la dependencia que este tipo de plataformas generan, pero -desde mi perspectiva- todo esto se ve reducido en BeReal y esta aplicación invita tener un mood distinto. La belleza extrema, la felicidad absoluta, la vida aparentemente perfecta dan lugar (si uno se lo permite) a la cortina blanca de tu comedor... la cual, seamos honestos, está mucho más en la frecuencia y código de BeReal que lo otro.

  3. 3

    Es refrescante. Cada vez que entro a TikTok tengo el mismo pensamiento y es: "¿Cómo es posible que todas estas personas bailen tanto y tan bien?". Es que en algún punto tenés que preguntarte cómo se necesitó una aplicación que invite a sumarte a challenges bailarines para que se explotara ese increíble talento. Algo similar me pasa con los reels de Instagram y el humor, ¿acaso es que todos teníamos un humorista adentro y no lo sabíamos?

    Así que por más cliché que resulte, con BeReal la vibra es completamente otra y, al scrollear por el timeline, no te cruzás con grandes talentos que estaban ocultos, sino con una honestidad que se asemeja a las fotos que mandarías en tu grupo familiar para responder al clásico: "¡No sabés lo que me pasó!"

Está claro que 30 días de uso no son suficientes para evaluar o llegar a conclusiones definitivas sobre una nueva aplicación y, sobre todo, cuando se encuentra tan limpia del marketing, influencers y anuncios comerciales. Sin embargo, y si tenés las herramientas para aprender a manejarlo, mi principal reflexión es que BeReal tiene el potencial de convetirse en una ventanita que te conecta con un universo online un poco más real, menos mediado y que rompe con las narrativas digitales a las cuales ya nos acostumbramos.

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Sexo. Esto aprendí en un taller de sumisión y dominación


por Francesca Gnecchi

Cacao. El poder de una planta sagrada con efectos súper poderosos


por Cecilia Alemano

5 Yardas. Una exLeona y una publicista la rompen organizando los mejores eventos


por Stefania Dommarco

Experiencias. Pasé 10 días sin redes: esto es lo que aprendí


por Cecilia Alemano

"Estoy cansado otra vez". 6 preguntas que tenés que hacerte si sentís fatiga crónica


por Laura Cedeira

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.