• FINANZAS

Consejos para comprar tu primer departamento

Elegir bien a la hora de comprar puede evitarte futuros gastos. ¿Qué es necesario evaluar de un departamento? Te lo contamos en esta nota.


Consejos para comprar tu primer departamento.

Consejos para comprar tu primer departamento. - Créditos: Getty



Comprar una propiedad no es una decisión que se toma todos los días, por lo tanto, es importante dedicarnos un tiempo para hacer una evaluación exhaustiva de diversas variables que aseguren que se está optando por la opción ideal, sobre todo, si es la primera vez que se hace.

María Franco, Country Manager de Mudafy en Argentina, una empresa que se dedica a asesorar de manera personalizada a quienes quieran concretar una compra, nos brinda una serie de consejos antes de decidirnos. “Las dudas y preocupaciones pueden ser resueltas con el acompañamiento de un asesor experto que genere confianza y empatía, pero también hay consideraciones infaltables a la hora de empezar este camino que bien pueden realizarse de forma individual”, nos cuenta.

Recomendaciones para comprar tu primer departamento

  1. 1

    Agua: probar cómo funcionan las canillas de los baños, la cocina y la ducha es primordial si se quieren evitar problemas de falta de presión y de temperatura. Es importante asegurarse de que el sistema de calentamiento del agua esté funcionando correctamente y en un tiempo razonable. Arreglar problemas de agua podría acarrear grandes costos a futuro. 

  2. 2

    Iluminación: un clásico de las visitas a propiedades es hablar de orientaciones: sur, este, oeste o norte. Esto significa hacia qué lugar “miran” los balcones, fachadas o habitaciones y, por lo tanto, cómo les da el sol durante el día. Lo recomendable siempre es visitar la propiedad un día por la mañana y otro por la tarde para ver cuánta luz natural tiene realmente, ya que pueden influir otros factores como los edificios construidos o en construcción de los alrededores y la altura del piso en el caso de los departamentos. Este punto es importante no solo por una cuestión estética, sino por el aprovechamiento y cuidado energéticos.

  3. 3

    Calidad en las terminaciones: analizar la calidad de la construcción es difícil para ojos inexpertos. Por eso, algunos especialistas sugieren golpear las paredes cuidadosamente para escuchar su sonido. Si es hueco, puede que el material no sea de lo más consistente.
    Otro detalle que suele indicar la calidad de la obra es la grifería. Revisar que las canillas se mantengan firmes al tocarlas y observar de qué material están hechas es fundamental.  

  4. 4

    Distribución: es muy importante analizar la ubicación de cada ambiente en relación con los otros espacios internos y con los del vecino para evitar posibles ruidos molestos. Se debe preguntar: ¿las habitaciones están una al lado de la otra? ¿Hay un placard entre ellas que repare un poco el sonido? ¿Las paredes que las separan son macizas? ¿Cuál es el ambiente del vecino que está pegado al dormitorio? ¿Y al living?

  5. 5

    Sistemas de calefacción o refrigeración: si bien estos sistemas se pueden agregar o cambiar según las preferencias, siempre es bueno considerar si hay alguno ya instalado para ahorrarse gastos que pueden llegar a ser bastante altos. Hoy existen varias alternativas, tanto para el frío como para el calor, que ya vienen instaladas en la construcción original o que las incluye el propietario anterior, como, por ejemplo, aire acondicionado centralizado, split de dos unidades separadas y losa radiante. 

  6. 6

    Ubicación: se debe prestar atención a los detalles de la zona. Lo ideal es recorrerla en distintos momentos: en horas pico, durante los fines de semana y por la noche. Algunas de las cosas a considerar son el tránsito de la zona, construcciones cercanas, lugares para estacionar, mercados, farmacias, almacenes, zonas verdes, estaciones de bicicleta y subtes, paradas de colectivos, estado general de las calles y, por qué no, la cercanía con familia y amigos.

“La decisión de comprar una casa o departamento implica adentrarse en un proceso extenso, generalmente de varios meses, con varios puntos de contacto e instancias de recopilación de información, análisis, toma de decisiones, entre otras cosas. Por eso, contar durante este tiempo con un asesor comercial o legal, que realiza múltiples transacciones por mes y tiene certezas e información de cada parte del proceso, puede resultar adecuado”, señala la experta.

Los puntos a considerar, además de los del inmueble en sí, se vinculan con la documentación y los gastos asociados a la operación, incluso la escritura, elementos indispensables en el proceso.

SEGUIR LEYENDO

Dólares en Qatar. ¿Cómo asegurarte que tus dólares no sean rechazados?


por Julieta Bonfill

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.