Newsletter
Newsletter

5 ideas para hacerte vegana y poder sostenerlo

Te contamos cuáles son los principios básicos del movimiento de liberación animal de carácter global y te acercamos 5 ideas claves para que puedas sostener en el tiempo el cambio de hábito.


Comida vegana: ¿qué opciones hay?

Comida vegana: ¿qué opciones hay? - Créditos: Getty



Para poder sostener una decisión que cambia por completo tus hábitos alimentarios es importante comprender de qué se trata el veganismo y cuáles son los principios básicos de este movimiento de liberación animal de carácter global.

Hay múltiples definiciones sobre a qué se llama veganismo, a nosotras nos gusta la que da GenV.org: El veganismo es una postura ética en contra de la explotación animal y, por lo tanto, una forma de vida que evita en lo posible la explotación de los animales. Esto incluye, por supuesto, llevar una alimentación basada en plantas. Ahora bien, sabemos que no hay una alimentación perfecta, ni una forma de comer y vivir que no afecte a la vida de otros animales de alguna manera. Pero al comer sólo alimentos hechos de plantas, nuestro impacto se reduce mucho”.

En términos medioambientales, también hay argumentos que pueden ayudarte a dar el paso: “Una alimentación a base de frutas, vegetales y semillas no es sólo una buena noticia para los animales; también es mejor para el planeta, reduce el riesgo de pandemias, nos ayuda a evitar muchas enfermedades graves y reduce la amenaza de la resistencia de los antibióticos. En síntesis, hay muchas razones por las que la gente se hace vegana, y todas son igualmente válidas”, agregaba GenV.org.

La ONU ya llamó a reducir el consumo de carne durante el año pasado (y antes también) por tratarse de uno de los sectores que más contribuye al cambio climático. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el sector cárnico emite más gases de efecto invernadero que todo el transporte mundial junto (14,5% del total de emisiones).

El veganismo busca la liberación animal y la protección del medioambiente.

El veganismo busca la liberación animal y la protección del medioambiente. - Créditos: Pixabay

 

Ahora que contamos con esta base argumental, te compartimos 5 premisas básicas que pueden ayudarte a tomar la decisión de hacerte vegana sin frustrarte (tanto) en el camino. Porque, hay que decirlo, frustraciones es probable que aparezcan, por eso intentaremos ayudarte a lidiar con ellas de la mejor manera.

5 ideas para hacerte vegana

  1. 1

    Tomate tu tiempo para hacer la transición: primero hay que digerir la elección y, saber que no vas a poder conseguirlo sin organización en tu heladera y determinación en tu agenda diaria. Hay que proveerse de los nuevos recursos que te van a alimentar de ahora en más. Y, también, comenzar a desechar o compartir con otros que siguen por camino carnívoro todos aquellos productos de origen animal que todavía están en tu cocina. Tomarse algunos días (o semanas) para prepararte mentalmente en todo aquello que te gustaría incluir, o al menos, de aquellos productos que no querés que te falten.

  2. 2

    La convicción de por qué lo hacéscomo ocurre en casi cualquier área de la vida, lo que te ayuda a sostener una decisión o un cambio de hábito es la convicción que subyace a las acciones que después vas a poner en práctica. La clave: informarte acerca de los procedimientos crueles con los que se trata a los animales de manera industrial; animarte a incomodarte con imágenes crudas pero realistas sobre lo que ocurre con los animales que se comercializan en todo el mundo. 

  3. 3

    Amar un nuevo plan nutricional: si bien se puede realizar con la investigación personal a través de internet, libros y recetas de especialistas reconocidas, está bueno acudir a un especialista en nutrición, hacerse todos los chequeos necesarios para conocer en qué estado te encontrás antes de pegar el salto, y recién después, pensar en una dieta rica y posible de sostener en el tiempo, con productos e ideas de origen no animal. Se puede preparar comida en casa sin necesariamente gastar una fortuna ni tener que acudir a productos veganos específicos carísimos.

    A su vez, la consulta profesional también es clave a la hora de controlar la vitamina B12, que suele ser insuficiente en la mayoría de los veganos. La falta de B12 puede producir deterioro en el sistema nervioso y anemia. Lo bueno es que es fácil de sustituir con suplementos indicados por un profesional. (¡No se recomienda automedicarse!). También existen algunos alimentos enriquecidos con B12, como son ciertas leches vegetales, algunos productos de soja y cereales para desayuno.

  4. 4

    Sustitución de productos de manera gradual: una alternativa que usan muchas personas es la de sustituir productos lácteos durante la primera y segunda semana por leche vegetal. También se suele probar con la sustitución de las hamburguesas de carne de vaca por las de origen vegetal la semana siguiente.

    Otras alternativa muy común es cambiar el consumo semanal de carne vacuna de manera gradual, es decir, se busca suprimir tres o cuatro días de consumo de carne y, en esas ocasiones, encontrar una alternativa de origen natural. Es una manera de ir probando que es lo que le va gustando a tu paladar sin dejar definitivamente la carne o los productos de origen animal.

    No es una carrera y es importante que la transición sea segura, estable. De nada sirve comer una semana seguida productos únicamente de origen no animal y a la semana siguiente abandonar por completo la transición.

  5. 5

    Planificar las comidas: algo que funciona muy bien (tanto en veganos como en carnívoros) es la planificación de un menú semanal. ¿Por qué? Por un lado, para evitar quedarte sin alimentos de buena calidad nutricional, de fácil acceso, y que sean de origen no animal, la nueva meta principal en tu cocina. De este modo evitamos que llegues a pedir el delivery de siempre o bajes al super y compres el primer congelado que encuentres.

    En GenV.org también nos recomiendan “veganizar los platos favoritos”. ¿Cómo? Simplemente cambiando los productos derivados de animales por los veganos para hacer que tus comidas no cambian demasiado. Se puede agregar leche de avena (a cambio de la leche de vaca) a los cereales del desayuno, elegir una sopa de verduras o de lentejas en lugar de una de carne o pescado para el almuerzo, y cenar un sándwich de hamburguesa de origen vegetal bien condimentada y con tus habituales: pepinillos, queso sin lácteos, ketchup o mostaza.

El mito de que es más caro no va más

Por último, resta desmantelar otra gran creencia limitante en relación al veganismo: es más caro que ser carnívoro. No tiene que ser así indefectiblemente. Si comparás los precios de la carne y de las legumbres, te das cuenta de que es más barato hacer hamburguesas de lenteja que comprar un kilo de bife de chorizo.

Es cierto que hay frutos secos y leches vegetales más caras que lo que puede costarte la opción de un litro de leche de vaca y unas tostadas con manteca.  El punto es que no siempre tiene que ser más caro y que eso dependerá de cómo adaptes tu presupuesto y pongas en juego tu creatividad a la hora de armar tus nuevos platos.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos

Superalimentos. 5 motivos para comer más arándanos


por Daniela Chueke Perles
Qué es el ghee, la manteca "saludable"

Cómo se hace. Qué es el ghee, la manteca "saludable"


por Denise Tempone
Las ballenas están en peligro de extinción: ¿qué podemos hacer para salvarlas?

Las ballenas están en peligro de extinción: ¿qué podemos hacer para salvarlas?


por Laura Cedeira
12 plantas medicinales: cuáles son y cuáles son sus beneficios

12 plantas medicinales: cuáles son y cuáles son sus beneficios


por María Florencia Fasanella
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.