Newsletter
Newsletter

Día del Orgullo: la historia de amor de Online Mami y su propuesta de casamiento con su novia Maki

¡Se casa Online Mami! Conversamos con Agus Cabaleiro y su novia Maki de la reciente propuesta de casamiento que se volvió viral en sus redes. En el marco del Día Internacional del Orgullo LGBT, también charlamos de su bisexualidad y de su activismo en el movimiento Body Positive.


Agus Cabaleiro se casa y devela lo que hay que tener en cuenta antes de tomar esta decisión.

Agus Cabaleiro se casa y devela lo que hay que tener en cuenta antes de tomar esta decisión. - Créditos: Agus Cabaleiro



Bisexual, gorda y feminista son parte de las “banderas” que lejos de ocupar espacios negativos en la vida de la influencer, modelo y activista de Body Positive Agus Cabaleiro, hoy más que nunca levanta con orgullo.

Hace menos de una semana y en el mes del Orgullo –coincidencia o no-, Agus difundió a través de su cuenta Onlinemami la propuesta de matrimonio que hizo a su noviaMaki Giménez (también influencer, militante Body Positive y modelo) en un viaje que estaban compartiendo por Mendoza.

Ambas se conocen desde que tienen 15 años; Agus la veía pasar camino a la escuela desde el auto de su mamá. Además de compañeras de escuela, más tarde fueron amigas, aunque no pasó nada entre ellas hasta el 2020. Sin embargo, Agus ahora sí confiesa con certeza que la primera vez que la vio sintió un “flechazo”, y que tardó bastante tiempo en reconocerlo, ya que en ese momento todavía no se asumía bisexual.

Como me vas a pedir casamiento en el mes del orgullo pedazo de gay”, posteaba Maki en tono irónico, en una de las fotos donde Agus anunciaba que había conseguido el SÍ.

 

Según cuenta Agus a OHLALÁ!, la idea de proponerle casamiento a Maki viene desde fines de febrero de este año. “Quería que fuera algo especial, un hito en nuestras vidas, pero que no sea nada pomposo”. Por eso tardó un poco en definir cómo lo haría, ya que buscaba que la propuesta tuviera detalles que le gustaran especialmente a su novia, como ser un sitio fuera de su casa, aunque con poca gente alrededor. Así fue como días atrás finalmente sacó el anillo, se arrodilló, tomo coraje y lo hizo. “Lo viví con mucha emoción, y muchos nervios porque no quería que ella sospechara y que sea realmente una sorpresa”.

En las cuentas de ambas influencers hay una convocatoria para que sus seguidores elijan con qué hashtag empezar a planear los detalles de la boda (entre #OnlineBoda o casamiento #MakiMami) que, según adelantó Agus, está prevista para fines del año que viene.

En este sentido, Agus dice que ya tienen algunas ideas, aunque nada cerrado, ya que todavía es muy reciente. Como buenas creadoras de contenido, ambas comenzaron a organizar donde guardar los reels con ideas que le llegan de seguidores y amigos y abrieron una cuenta en Pinterest donde ir guardando todas las fotos inspiradoras.

Así cuentan ellas mismas su historia de amor en YouTube

Salir del closet con orgullo

No es casual que ellas celebren su amor y lo anuncien públicamente sin miedos ni tabúes. Ahora se puede, a diferencia de los que sucedía hace poco más de una década atrás. Por eso, cada 28 de junio, se marcha en todo el mundo a favor de los derechos de la comunidad LGBTIQ+, buscando visibilizar a las diversas identidades y orientaciones sexuales en conmemoración del comienzo de la lucha por los derechos de este colectivo.

Asimismo, desde el 15 de julio de 2010, en nuestro país se sancionó la Ley de Matrimonio Igualitario, garantizando el derecho a contraer matrimonio a personas de cualquier identidad sexual.

Cuando Agus se dio cuenta de su bisexualidad no era tan libre como ahora: “Para mí, darme cuenta de que también me gustan las mujeres fue muy duro. Recuerdo que a los 7 me gustaba un compañero de clase, y mucho después me di cuenta de que también me gustaban las chicas, sobre todo cuando me encontré con Maki en la adolescencia: ella me gustó, aunque no se lo dije hasta hace unos años. En ese momento me encontré con una parte mía nueva y todas las estructuras que ya creía tener armadas se me cayeron de golpe". En ese momento, a diferencia de lo que le pasa ahora, sí le preocupaba lo que dirían de ella tanto en su casa, en el colegio y más tarde en la facultad.

 

“Ahora es muy distinto, aunque obvio que todavía llegan mensajes de odio. Pero en general, la gente que nos sigue nos banca así y nosotras es algo que llevamos como bandera y de lo que estamos orgullosas”, dice Agus. 

 

En el caso de Maki fue muy diferente: ella salió del closet a los 12 en un contexto familiar donde se hablaba y apoyaban los colectivos de la diversidad. Cuenta que de chica fue con su mamá a varias marchas del Orgullo. De todas formas, recuerda que cuando dio la noticia en su casa también resultó una sorpresa, aunque fue tomada con respeto y rápidamente aceptada. El lugar más difícil fue en el colegio secundario, en donde la “invitaron a irse” a tres meses de terminar su último año. “Era un colegio religioso muy estricto, y al enterarse de que era lesbiana me intentaron echar ofreciéndome un pase. Obvio que yo no pensaba irme y la postura que recuerdo tome fue ‘me van a tener que echar, pero yo no me voy’”

Diversidad: los avances y lo que falta

¿Qué observan en relación con los cambios sociales de los últimos años y el respeto por la diversidad?

Agus: Considero que hay cambios positivos y que estamos yendo hacia un lugar cada vez más amoroso con los cuerpos, aunque obviamente todavía falta mucho. El hecho de que yo con mi cuerpo y mi identidad pueda laburar a la par de personas que tiene identidades y cuerpos más hegemónicos es un avance de los últimos tiempos. Hay cada vez más representación de la diversidad y eso es fundamental. Obviamente, es cierto que todavía no tenemos las mismas posibilidades y que hay mucho discurso de odio que circula y nos intenta atacar todo el tiempo, pero me quedo con lo positivo.

Maki: Estamos mejor con el activismo de LGBTIQ+, pero considero que hay que prestar especial atención al resurgimiento de las ideas de derecha y su impacto directo con este colectivo. Hoy Agus mencionó en una nota televisiva algo en lo que acuerdo cien por cien. Decía que ser más joven no te hace más progre necesariamente, y es tal cual, porque me estoy encontrando con chicos de 15 años con ideas neonazis que me preocupan. También me preocupa que está volviendo una idea que fue construida socialmente en el pasado respecto la comunidad LGBTIQ+ y la relación con los abusos y la pedofilia. Como si quien es gay o lesbiana también es pervertido/a o potencial abusador. Sin embargo, obviamente también que estamos mucho mejor, pero como influencer y militante siento la responsabilidad de mostrar este tipo de discursos que percibo que están regresando porque creo que la única manera de cuestionarlos y desarmarlos es sacándolos a la luz.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Qué hacer y qué no cuando interactuamos con una persona con discapacidad

Qué hacer y qué no cuando interactuamos con una persona con discapacidad


por Verónica Dema
Casamiento sin chicos: ¿sí o no?

Casamiento sin chicos: ¿sí o no?


por Agus Cabaleiro
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.