Newsletter
Newsletter

Día Internacional de las Familias: estos son los apellidos más comunes y sus historias

Los expertos lingüistas de Babbel exploran las raíces y significados de los nombres de familia desde Argentina hasta el resto del mundo.


¿Cuáles son los apellidos más populares de las famlias argentinas?

¿Cuáles son los apellidos más populares de las famlias argentinas? - Créditos: Getty



Cada 15 de mayo se conmemora el Día Internacional de las Familias, una denominación que se expresa en plural para dar cuenta de la diversidad de familias, con conformaciones de lo más variadas, todas válidas y cada vez más visibles. Esta conmemoración se realiza desde 91994 y fue fijada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Tal como se puede leer en la página de la Facultad de Derecho de la UBA, "la fecha apunta a crear conciencia sobre el papel fundamental que estas tienen en la educación de las hijas e hijos desde la primera infancia, conjuntamente con las oportunidades de aprendizaje permanente que existen para las niñas, niños y jóvenes".

 

Para trabajar la igualdad desde la familia es necesario tener en cuenta los valores que se les transmiten a los hijos e hijas, enfatiza el informe de la UBA. "Para ello, es necesario potenciar el respeto, valorar los sentimientos, promover los juegos y las actividades carentes de contenido sexista. Es decir, que cada niño o niña irá desarrollando una visión de la realidad basada en sus gustos y preferencias y no en función del género que tenga".

Otro punto, no menos importante dentro de la familia a la hora de educar a las infancias, es la importancia de que vean que los adultos comparten las responsabilidades y que no hay diferenciación entre ellos, ni roles estereotipados. "Pensar en familias hoy, va mucho más allá de lo biológico y establece como claves comunes el amor, la atención y la protección a cualquier tipo o estilo de familia, sin distinción alguna. No tener en cuenta, por ejemplo, las familias homoparentales puede dar lugar a situaciones de discriminación que pueden originar bullyingo exclusión hacia los niños o niñas que no poseen una familia 'tipo'. Esta cuestión singular, genera que los colectivos y asociaciones LGTBIQ pidan una protección y contención mayor, que debe empezar en la escuela y continuar en la familia".

 

Si tomamos a las familias como un espacio de contención, amor, apoyo y crecimiento pueden ser la base sobre la cual se construyen comunidades fuertes y cohesionadas. Así, los apellidos o nombres de familias cobran un valor fundamental y, a partir de ellos, se puede rastrear y conocer el origen de las familias, sus raíces geográficas y su trayectoria a lo largo del tiempo.

Expertos lingüistas de Babbel, una plataforma premium de aprendizaje de idiomas, explican que la palabra "apellido" tiene su origen en el latín "appellatus", que significa "llamado" o "denominación". Utilizado en la antigua Roma para identificar a una persona de manera más específica, se extendió por Europa y otras partes del mundo como una forma común de designar la pertenencia a una familia o linaje.

En diversas culturas, los apellidos tienen un significado simbólico y práctico al identificar la pertenencia a una familia, comunidad o clase social, funcionando como una especie de firma que transmite la herencia de generación en generación. Así, los apellidos son testimonios tangibles de la historia familiar, portadores de tradiciones, valores y legados.

 

Esteban Touma, profesor de Babbel Live, señala: “Además de su importancia histórica y cultural, los apellidos tienen un valor emocional significativo. Representan la continuidad de una familia a lo largo del tiempo y, en muchos casos, sirven como un vínculo con nuestros antepasados. Esto crea un sentido de conexión y pertenencia que trasciende el ámbito familiar y nos conecta con una comunidad más amplia. Por todas estas razones, es intrigante conocer sus significados y origenes”.

En Argentina, los 20 apellidos que presentan mayor frecuencia a nivel nacional proceden originalmente de España. Resulta llamativa la ausencia de nombres de familia de origen italiano, a pesar de que esta inmigración aportó 2 millones de personas entre los años 1881 y 1914. Según un estudio del Renaper - Registro Nacional de las Personas -, se contabilizó la existencia de 348.288 apellidos distintos, siendo "González" el más frecuente a nivel nacional  y portado por 785.509 personas, seguido por "Rodríguez" y "Gómez".

Con el objetivo de destacar la relevancia de los apellidos en la historia de la humanidad y su papel fundamental en el desarrollo de las familias, expertos lingüistas de Babbel compartieron el origen de algunos de los apellidos más comunes de Argentina y del mundo:

Apellidos más frecuentes en Argentina

Los apellidos hispanos suelen tener orígenes diversos, muchos de ellos con raíces patronímicas, lo que significa que provienen del nombre del padre. En particular, el sufijo "-ez" es común en muchos apellidos de origen español, indicando "hijo de". Esto se observa en apellidos como González, Rodríguez, Gómez, Fernández, y otros como Martínez, López, Pérez, Hernández, Sánchez y Ramírez. Estos apellidos han sido transmitidos de generación en generación, consolidando su presencia en las culturas hispanohablantes y contribuyendo a la diversidad de la lengua.

  • González: Es uno de los apellidos más comunes en Sudamérica y en los países de habla hispana, ocupando la primera posición en Argentina, Chile, Paraguay y Venezuela. Su origen se sitúa en la Península Ibérica durante la época de los visigodos, aunque su región exacta es incierta, con posibilidades como Castilla, Huesca o Asturias. Es patronímico, derivado del nombre "Gonzalo", que proviene del germánico "Gundisalvus" o "Gundisalvo", compuesto por "gund" (guerra) y "salv" (salvación o protección). "Gonzalo" puede interpretarse como "protector en la batalla" o "aquel que lucha valientemente".

  • Rodríguez: También es el apellido más común en Costa Rica, Panamá, Cuba, República Dominicana, Colombia, Bahamas y Uruguay. Su origen se remonta a la Edad Media, antes del siglo XI. Rodríguez es patronímico, significando "hijo de Rodrigo", y proviene del germánico "Hrodric", que significa "poderoso por su fama" o "rico en gloria".

  • Gómez: Este es un apellido de origen español, derivado del nombre germánico "Gome" o "Gomo", que significa "hombre valiente". Indica "hijo de Gome", y se usaba para designar a hombres fuertes o valientes.

  • Fernández: Es un apellido patronímico, significando "hijo de Fernando". El nombre "Fernando" proviene del germánico "Ferdinand", compuesto por "fardi" (viaje o expedición) y "nand" (atrevido o valiente). Por lo tanto, "Fernando" puede interpretarse como "audaz en el viaje" o "valiente en la expedición". Fernández es común en España y América Latina, con múltiples ramas familiares no emparentadas.

  • García: Este apellido es uno de los más comunes en el mundo hispanohablante, especialmente en España y América Latina. Su origen es vasco o navarro, derivado de "Garzia", que significa "oso joven" o "valiente". García ha sido un apellido noble desde la Edad Media y es utilizado ampliamente en la actualidad.

  • Flores: Este apellido tiene orígenes toponímicos o derivados del nombre latino "Florus", que significa "florido" o "floreciente". Flores es un apellido común en España y América Latina, representando familias de diversos orígenes sociales.

  • Torres: Es un apellido de origen toponímico, describiendo a familias que vivían cerca de torres, como castillos y fortalezas. Es común en España y América Latina y ha sido utilizado por familias de diferentes orígenes sociales.

  • Bianchi: El apellido "Bianchi" es de origen italiano y es bastante común en Italia. Se cree que deriva de un apodo que significa "blanco" en italiano, posiblemente utilizado para describir a alguien con cabello rubio o tez clara. Este apellido se encuentra ampliamente distribuido en Italia y también se puede encontrar en comunidades italianas alrededor del mundo debido a la emigración italiana, de ahí que sea un apellido muy común en Argentina. Con ‘h’ intercalada (es decir, ‘chi’) se pronuncia como ‘qui’ en español.

“Resulta sorprendente para muchos descubrir que una cantidad significativa de apellidos hispánicos tienen, de hecho, un origen germánico. Este fenómeno se remonta a la Edad Media, cuando las invasiones germánicas o bárbaras dejaron una profunda huella en la península ibérica. Estos pueblos germánicos trajeron consigo sus propios nombres y apellidos, que se integraron gradualmente en la población local”, añade Esteban Touma, el experto de Babbel.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

A los 35 años adoptó a Juani

Mamá monoparental. A los 35 años adoptó a Juani


por Ana Gutiérrez Matus
10 claves para atravesar la discapacidad en familia

10 claves para atravesar la discapacidad en familia


por Daniela Aza
¿Madre primeriza? Por qué deberías conocer a una puericultora

Es clave en la lactancia. ¿Madre primeriza? Por qué deberías conocer a una puericultora


por Ángela Márquez
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.