Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Compartimos los mismos cielos




Hola Cari!
Qué maravilloso fue leer tu último post. Me encantaron las fotos y el relato del lugar al que fuiste. Por momentos me hizo acordar al viaje a Tolhuin que hiciste hace poco más de un año, al que yo también iba a ir, pero estaba sin agua caliente me acuerdo, y ése sábado me instalaban el termotanque nuevo, y justo a la mañana! Pero me acuerdo que esa noche nos juntamos a comer en el Petit Chateau d’ Jean Reno y me contaste de lo lindo que estuvo. ¿Será que no siempre hace falta irse tan lejos para encontrar la paz?
Hoy acompaño el post con un poco de música brit:
Te cuento las nuevas: me fui de Salsipuedes! Después de tantos años viviendo allá (sacando la interrupción que fue cuando viví en Tierra del Fuego y nos conocimos) ahora me mudé a la gran ciudad! Igual, Salsipuedes sigue estando cerca, como Rosario según Fito, y no es gran cosa. Igual lo más lindo fue la mudanza, que se hizo larga, enfermante pero divertida también en algún punto. Larga porque a diferencia de la mayoría de mis mudanzas anteriores (tengo casi veinte mudanzas encima) ésta fue de a poco, tardé casi una semana. De hecho estoy escribiendo esto en mis primeros minutos de mudado ja ja. Y si la califico de "enfermante" es porque fue prácticamente una semana donde de lo único que me hablaba el 97% de las personas era sobre la mudanza. Y es taaaaaaan aburrido y desgastante hablar siempre de lo mismo! Pero bueno, la misma dinámica de hacerla de a poco fue el combustible de que estos últimos 7 días se hablara solo de eso. Y fue divertida también porque es un nuevo barrio, nueva gente, nuevos olores, ruidos, nuevo placard! Ja ja me divierte ir viendo cómo puedo acomodar las cosas en este nuevo lugar, donde voy a poner tal o cual cosa. Y después de un par de días con las cosas instaladas acá, pero yo en Salsipuedes, te digo la verdad que tenía ganas de venirme. A veces creo que las cosas materiales que nos rodean nos recuerdan no solo quienes somos, sino también de alguna manera nos construyen diariamente.
Esto lo cuento porque ya que venimos con el tema de los viajes desde hace varios post, viajar también es soltar muchas cosas (independientemente del tiempo que dure el viaje) y salir de la zona de confort que tanto amamos. Y ahí sí que se pone peluda! Estar tan lejos de la casa, de la mascota, de los amigos, del lugar donde uno vive, de su provincia donde nació y se crió, del país del que proviene uno, de tantas cosas que damos por sentadas, a irse lejos y no tener ninguna de esas cosas alrededor la verdad se siente. Lo que uno puede extrañar ver cosas del lugar de donde viene cuando esta por ejemplo en otro país es tremendo. A mí me pasó de querer ver un Messi, un Maradona, un color de nuestro país o algo cuando me fui de viaje, y la verdad que no los encontré. Y está bien que pase eso. Porque cuando salís a explorar el mundo, la idea es llevar lo necesario para emprender el camino a seguir, y tener en cuenta siempre quien es uno y hacia donde va. Incluso si tenés dudas, abrís el pasaporte y ahí te dice todo lo que necesitas saber. Si, parece una cosa re simple y pava, pero hasta creo que es el verdadero uso del pasaporte y seguro su creador, en secreto, quería que sirva para eso.
¿Qué define nuestra persona? ¿Quiénes? ¿Sabemos quiénes somos? ¿O es a partir del entorno que actualizamos nuestra idea de quiénes somos?
Las típicas preguntas existenciales que no nos hacemos pero siempre tenemos dando vueltas. Ideales cuando te surgen para ver Matrix (la primera especialmente) y después quedarse pensando un rato más, y comentarlo con alguien cerveza de por medio, después reírse, irse a escuchar una banda y luego volver a la cama y olvidarse de todo, porque la verdad creo que las respuestas a esas preguntas no importan, sino el camino que se sigue para buscar las respuestas. Porque al final del día, tanto acá como en Alemania, Rusia o Sudáfrica, estamos todos en la misma y compartimos los mismos cielos.
Te dejo un beso gigante Cari!!
Muaaaack

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

#Hashtag

#Hashtag


por Juan Ghilglione
La despedida: nostalgia de un nuevo comienzo

La despedida: nostalgia de un nuevo comienzo


por Carina Durn
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.