Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Fitness de optimismo. Claves y recursos para activar tus neuronas y ganar en calidad de vida

Hábitos saludables, metas a corto plazo, cuerpo en movimiento y otras herramientas para ejercitar tu cerebro y tu predisposición a lo nuevo.


Fitness para el optimismo.

Fitness para el optimismo. - Créditos: Nakaridore en Freepik



El optimismo es una cualidad que se entrena. No hay dudas al respecto. Te compartimos algunos recursos para que puedas encontrar los que mejor se adaptan a tu estilo de vida y cultivarlos.

Adoptá hábitos saludables

Modificar hábitos de dieta y descanso incrementa tu neurogénesis, que es la generación de nuevas neuronas en el cerebro que impactan en tu humor y tu calidad de vida y tienen un efecto positivo en la salud mental: a menor neurogénesis, mayor depresión. Aprender cosas nuevas, hacer actividad física, tener sexo, llevar una dieta hipocalórica y tener un descanso nocturno de calidad son algunas de las claves.

Armá tu playlist de rescate

Escuchar música que te genere algún recuerdo feliz pone en marcha las llamadas hormonas del optimismo y la felicidad: la dopamina, serotonina, endorfinas y la oxitocina. Tenela siempre a mano para sumarla a una caminata, un momento de relax o para terminar el día.

Entrená la sonrisa

Está permitido que haya días en los que no tengas ganas de sonreír, pero si querés cambiar el chip, forzarte a intentarlo también es una gran opción. Hacé la mueca de sonreír aunque no quieras y sumá algunas repeticiones.

Fijá metas positivas y pequeñas

Planteate cada día objetivos sencillos que te alegren. Podés tener preparada tu lista de metas alegres para releer esos días en los que estás con baja energía, por ejemplo: “Hoy voy a sonreírles a las personas que me cruce en mi caminata matinal”.

Armá tu mantra de la alegría

Domesticá tu voz interior para transformarla en positiva. Primero, tenés que detectar cuáles son esos monólogos tóxicos que limitan tu vida y reinterpretarlos positivamente para ajustarlos a quien hoy sos.

Cultivá el asombro

Mantenete atenta a tus pensamientos, para dejarlos pasar cuando te hagan poner el foco en preocupaciones. Activá una mirada renovada y volvete aprendiz para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida.

Encontrá tus espacios

Encontrá tus espacios - Créditos: Gpointstudio en Freepik

Date espacios

Encontrá tu flow en actividades diarias que te hagan reconectarte. Esos momentitos diarios de alegría moderada tienen un gran impacto sobre nuestras emociones. Puede ser lo que quieras: meditar, correr, conectarte con la naturaleza, jugar con tus hijos, bailar.

Mové tu cuerpo

Hacer ejercicio te conecta con el “yo puedo”, aumenta la producción de endorfinas (las hormonas de la felicidad) y te ayuda en tu calidad de sueño.

Ayudá a quien te necesite

Las personas que ayudan desinteresadamente aumentan su sensación de bienestar. Sufren menos ansiedad, se sienten valiosas y útiles; por ello son más proclives a mantener una perspectiva favorable de la vida.

Ejercitá tus talentos

Vos ya sabés cuáles son. Esto hará que te sientas mucho más alegre y motivada. Podés realizar un inventario de tus puntos fuertes para identificarlos, aumentar tu sentido de propósito y sumarle a tu vida mayor significado.

Visualizá tu día

Empezá tu día practicando cinco minutos de visualización. Concentrate en tu respiración e imaginate haciendo tus actividades en un estado relajado, sin estrés. Escribir una lista de afirmaciones positivas sobre cómo querés setear tu día ayuda a anclar tu mente y motivarte.

Cerrá el día agradeciendo

Al hacerlo, automáticamente desactivás los pensamientos negativos. Cada noche, recordá cuatro o cinco cosas que hayan alegrado tu día y bajalas al papel. Serán pequeñas píldoras de felicidad diaria.

Tomá lo bueno

Enfocá tu mente hacia todo lo bueno que hay en tu vida. Pensá qué posibilidades tenés para mejorar lo que te hace ruido, en lugar de quedarte atascada en los problemas. No drenes tu energía en el mundo de la queja.

Conectate con personas vitamina

Rodeate de personas que te potencien, que te contagien energía y buena onda. Las relaciones sanas son esenciales para una vida optimista y saludable.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

4 secretos milenarios del sexo tántrico para conectar con tu pareja

4 secretos milenarios del sexo tántrico para conectar con tu pareja


por Daniela Chueke Perles
Ejercicios para evitar la incontinencia urinaria

Afecta a 1 de cada 4 mujeres. Ejercicios para evitar la incontinencia urinaria

Tensión muscular: cuál es el origen de cada uno de los dolores

Tensión muscular: cuál es el origen de cada uno de los dolores


por Cecilia Alemano
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.