Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Rosa, rosa





Me preguntaron más de una vez cuál es la tendencia en materia pelo. He respondido a un comentario hace algunos posts, pero me quedaron ganas de ahondar en esa respuesta. El desfile de Jeaun Paul Gaultier, que hice hace unos días en París, me trajo la idea de vuelta y Nueva York, desde donde escribo, terminó por convencerme. Además de los estilistas amigos, la calle habla por sí sola y muestra el punto que justamente comparto: el pelo de color no natural, y si es rosa, se lleva los laureles. Más que animarse, tiene que calzar, pero tampoco es tan excluyente.
Percibo que el pelo teñido de colores fuerte, incluso flúo, empieza a instalarse con más fuerza, porque tampoco es que sea una novedad, pero sí ver que no es sólo para punks o artistas, como la pintora Natalia Fabia que desde hace años lo lleva así, rosa pleno o de a mechas. En el mundo de la moda la pionera es sin dudas Charlotte Free: por lo general tiene las raíces oscuras, un intermedio casi blanco y el color despampanante más hacia las puntas. Le va muy bien y no le es un impedimento para trabajar con los más grande diseñadores, incluso los clásicos, o hacer campañas. Diría que es como su marca registrada, el guiño de su personalidad.

En Estados Unidos y Londres vi varios locales, no sólo de estética, que venden estas tinturas. Para que prendan bien lo mejor es que el pelo sea claro y para mantenerlo es clave usar shampoos específicos para el tipo de color y cremas de enjuague que tengan algo de tintura así el color dura más. Son tinturas que se van yendo y en los matices también está la gracia.
Kate Moss tuvo en un momento el pelo rosa (se comenta que lo hizo para el cumpleaños de su hija y que se lo dejó hasta que se le fuera). También mujeres de pelo oscuro por naturaleza, como Madonna, Rihanna, Katy Perry, Gwen Stefani...
Jean Paul Gaultier, que inspiró su última colección en Amy Winehouse como el ícono de la moda que también fue, combinó los diferentes outfits con pelucas de todos colores, incluido el rosa. A mí me tocó una anaranjada, que va más con mi color de piel y de pelo natural. Me conmovió su propuesta, aclamada y diferente, siempre un paso más allá de la tendencia.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Un adiós que no será el último

Un adiós que no será el último

Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.