Newsletter
Newsletter
 • HISTORICO

Sin recetas para el amor




Hola Cari!!
Que tema tan particular que tocaste en tu último post. Es de esos temas que capaz nos pasaron a todos, o que siempre tenemos a alguien alrededor nuestro que le sucede algo similar. Encima, hay miles de respuestas posibles, y ninguna es correcta ni todas son incorrectas. Es difícil porque no existe la formula exacta para estos casos, porque no son infalibles. Lo que a algunos les sirve, a otros les falla.
Hoy, super 90’s! A darle play :D
Mucha gente tiene la idea de no enamorarse hasta que el otro no se enamore. No les gusta exponerse jamás. Algunos otros son de poner otras cuestiones de sus vidas de por medio (el trabajo, estudios, falta de tiempo) y en pos de lograr algo en un futuro se olvidan de vivir el presente. También están los que quedaron en el pasado, aquellos que se expusieron, se entregaron y no pudieron superar más esa situación pasada en la que se vieron envueltos. Hay gente de todos los gustos y para todos los paladares la verdad. Incluso muchas más de las que nombre, porque cada ser es único. Hay gente que va de frente en cuestiones sentimentales y que si le dicen a su pareja que la aman y esta no les responde con un "yo también te amo" como mínimo, se termina todo. Me parece que eso no está bueno. Qué onda es esa de condicionar al otro en sus sentimientos y en lo que siente? Es casi caprichoso dejar al otro porque como no desarrollo exactamente el mismo nivel afectuoso que uno, entonces es porque no le generamos nada, no se enganchó, no sabe cómo dejarme, en realidad le estoy cagando la vida, soy una basura, mejor lo dejo. Es bastante jodido actuar asi me parece. Pensar, pensamos hasta como matar gente en una cola, a nuestros jefes, como robar un banco, como tirar del balcón al vecino. . . Osea, pensar no es el problema. Pero hay determinadas cosillas que mejor dejarlas en la cabeza de uno y no largarlas para fuera, porque como en este caso, vamos a arruinar todo lo que abramos construido y logrado por un mero capricho que no es correspondido de la manera que nosotros queremos.
Cada uno tiene sus tiempos, sus formas. Algunos se enganchan más rápido, otros más lento. Incluso hay casos de aquellos que no se han dado cuenta aun y están enganchadazos. Y cuando descubren que lo están, se ponen pum para arriba. Esta bueno cuando eso pasa ja ja, incluso si uno es el que ayuda a otro a darse cuenta de eso (seguro alguna ve viste esa revelación suceder en una amiga o amigo. ¿A que si?).
La realidad es esa, es todo bastante complicado. No saber si guardarse lo que uno siente por miedo a que el otro se sienta asfixiado, o que no nos corresponda. Incluso saber bien que es lo que uno siente es jodido! Cuantas veces acaso no hemos sentido estar súper enamorados, dichosos, felices de la vida y en realidad enamorados no estábamos, estábamos o calientes (que es la típica) o tal vez haciendo(nos) caridad. Son cosas que pasan. En la secundaria parecía que se nos venía el mundo abajo, y después nos dimos cuenta que nada que ver. Lo mismo en la facu. No es parámetro la verdad lo que se dice de cuáles son los tiempos "lógicos" para enamorarse, olvidar, ni nada de eso. Tenés versos como los del tercer mes, el del quinto mes, el del octavo mes (que es cuando fantaseas dormido con tu pareja), la del año y medio (que empezás a tenerle ganas a la hermana o el hermano), el aburrimiento de los dos años (donde te querés hacer swinger). . . no hay parámetros generales para las relaciones ni para las cosas de uno en ningún lado. Son solo meras construcciones sociales. Ahora, el que las quiera seguir, que tenga buena suerte.
No esperes que él te diga que está enamorado de vos, no busques enamorarlo doblando esfuerzos. Deja que fluya como un río, que asi hay más chances de que se enamore. Sigue con vos por algo, ¿no?
Entre menos lógica le pongas mejor va a ser. Racionalizar el amor no sirve de nada. Es matarlo. Pone un vinilo de los tuyos, pero no cualquiera. Pone el tercer vinilo de la cuarta fila de izquierda a derecha. Saca unas cervezas y bailen. Haceme caso.
Bah, en realidad no me hagas caso porque yo te digo. Hace la que te pinte. Lo que sientas adentro. Pero en lo único que si te pido que me hagas caso es en esto: respira, mira hacia el cielo, olvídate del pasado y disfruta el presente.
Te dejo un besooote enorme tamaño hipódromo
Muack

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

#Hashtag

#Hashtag


por Juan Ghilglione
La despedida: nostalgia de un nuevo comienzo

La despedida: nostalgia de un nuevo comienzo


por Carina Durn

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.