Newsletter
Newsletter
 • Opinión

Marzo, una nueva hoja en blanco: 5 hábitos para arrancar el mes como un nuevo comienzo

Hoy empieza marzo, sí. Pero también podríamos decir que recién ahora el año arranca con toda: ¿qué pasa si pensás este mes como una nueva hoja en blanco y te proponés sumar hábitos de bienestar?


¿Sentís que arranca el 2024 en marzo?

¿Sentís que arranca el 2024 en marzo?  - Créditos: Getty Images



¿Es marzo la hoja en blanco que estábamos esperando? ¿Es marzo una oportunidad de volver a arrancar el 2024 con nuevos propósitos y seteando nuevos hábitos? Porque ya la mayoría de nosotros pasó sus vacaciones y las rutinas están nuevamente reacomodándose (el trabajo, la casa, los chicos) y quizás ya sentís adentro tuyo esas ganas de frenar, tomarnos un descanso y volver a empezar. Incluso, a veces, desde cero. Quizás marzo también te propone un tiempo de revisión, de reflexión, de pausa. Una hoja en blanco.

Para eso, con la excusa del calendario y de que "marzo" es, para muchos, el arranque oficial del 2024, acá van algunas claves que nos pueden ayudar a tomar consciencia de las posibilidades que se abren si tomamos a este nuevo mes como un libro abierto aun sin comenzar.

1. INTERRUMPÍ LA RUTINA

Hacé una pausa. Respirá. Bajá un cambio. De la manera que sea, date la oportunidad de frenar aunque sea por un rato lo que estés haciendo y simplemente no hagas nada. Cortá con algo de la rutina que venís sosteniendo.  

Cambiar algo de lo que estás haciendo todos los días, aunque sea chiquito o te parezca insignificante, puede ser una manera de tomar aire fresco y renovarte. Justo lo que necesitás.

2. TOMATE UN TIEMPO PERSONAL

Tomate un tiempo para vos en este marzo de nuevas rutinas

Tomate un tiempo para vos en este marzo de nuevas rutinas - Créditos: Getty Images

No reemplaces eso que hacías de manera rutinaria por otra rutina similar, aunque te parezca mejor o más efectiva. Van a aparecer un montón de cosas por hacer, generalmente traídas del mundo de los “pendientes”, pero tomate esta pausa como un tiempo tuyo, personal, que no tenga relación alguna con hacer cosas conocidas, habituales ni tareas que a simple vista vas a reconocer como “necesarias”, pero que te llevan a estresarte más.

Este espacio nuevo (como el mes que hoy arranca) te representa a VOS. Ya sea que puedas tomarte apenas unos minutos o unas horas por día, no dejes que esa hoja en blanco se llene con cualquier cosa. Es tu oportunidad de elegir con qué la querés llenar.

Ese momento que nunca te regalás.  Lo que sea valioso para vos, de verdad.

3. AMIGATE CON EL SILENCIO

El silencio es como el vacío, como la nada misma, como la hoja en blanco. Al principio cuesta sostenerlo, provoca un shock y uno tiende a llenarlo de cosas porque no se lo puede bancar. Nos enseñaron a ser productivas, eficientes y llenar los espacios para seguir produciendo cada vez más. Pero esta es tu oportunidad.

Quedate en el silencio y respirá. Atravesá ese primer momento incómodo, que pareciera que no te lleva a ningún lugar. Escuchá a tu alma, tu cuerpo, tus conversaciones y dejate llevar. Permitirte SENTIR. Solo eso. Fijate qué aparece, sin juzgar. Lo que sea que aparezca no está ni bien ni mal. Simplemente, es lo que hay.

El peor enemigo de tu sentir es tu propio JUICIO acerca de eso, el que lo invalida y no le da lugar. Así que no pretendas resolverlo, ni actuar al respecto. No hace falta hacer nada más. Así como llega una emoción o un sentimiento, si uno le da espacio y lugar, así como aparece, se desarrolla y se va. La síntesis llegará después. Ya habrá tiempo de analizar, ponerle cabeza y evaluar. Ahora es tiempo, simplemente, de hacerle lugar.

Darle espacio a esas emociones puras, así como vienen, es una manera de drenarlas para que se puedan reconocer e integrar.

4. DESENGANCHATE

Seguramente en el silencio y en la no-acción, van a aparecer un montón de conversaciones, imágenes, ideas, opiniones, lo que fuera. Todas ellas necesitan ser liberadas como si estuvieras liberando a unos pájaros en el aire que estaban atrapados en tu jaula mental.

Permití que tu mente, tu cuerpo y tu alma drenen todo lo que venían arrastrando del año anterior, de los últimos meses. Así que, a todas esas opiniones, conversaciones o ideas, dejalas atrás.

Habrán tenido su razón de ser en aquel momento, su justificación, la explicación que sea, pero ya pasaron. No te quedes enganchada con nada ni nadie. Hacé el ejercicio de desengancharte de todo lo que quieras, como si fuera ropa vieja que tenés en el placard y estás pensando en regalar. Observalas, revisalas, agradecé y soltá.

5. SEGUÍ CREANDO

Aprovechá también este nuevo mes para crear lo que quieras crear. Jugá, inventá, lo que sea: un sueño, una idea, una forma de ser que quieras cambiar, un hobby, un nuevo hábito, un regalo pendiente que te quieras dar.

Una hoja en blanco es una invitación a ponerle los colores que quieras a tu vida. A escribir el cuento que te quieras contar, la historia que necesitás empezar, con los trazos finos o gruesos que quieras darle. Preguntarte algunas cosas tal vez te pueda ayuda a escribir en esas hojas lo que, de verdad, deseás:

               -¿Qué querés dejar atrás?

               -¿Qué querés seguir sosteniendo?

               -¿Qué es “lo nuevo” que querés crear?

Este mes tiene nuevas oportunidades para vos; para escribir lo que quieras y regalarte el permiso, cada día, de volver a empezar.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia

Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia


por Florencia Salort
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.