Newsletter
Newsletter
 • Opinión

"No puedo consumir noticias sin ponerme mal": ¿cómo impacta el contexto actual en la salud mental?

"No puedo consumir noticias sin ponerme mal" es una frase que cada vez escuchamos más. Ante los contextos de incertidumbre y crisis socioeconómica, es clave tener algunas prácticas y hábitos para autopreservar nuestra salud mental.


¿Te afectan las noticias del contexto? Acá, algunas claves para preservar tu salud mental.

¿Te afectan las noticias del contexto? Acá, algunas claves para preservar tu salud mental. - Créditos: Getty Images



En los tiempos que estamos transitando es habitual escuchar cosas del tipo "No puedo consumir noticias sin angustiarme", "Me pongo mal cada vez que leo lo que pasa o me informo" o incluso hasta llegar al "Elijo no informarme para no pasarla mal" y es que en estos contextos de creciente incertidumbre e inestabilidad, cada uno de nosotros buscamos formas más o menos “adaptativas” para gestionar las emociones que se movilizan a diario, en donde a veces la realidad es percibida como una amenaza.

Intentos que pendulan entre la necesidad de estar anoticiados y al tanto de la realidad socioeconómica, y los intentos de preservación que a veces solo pueden ser llevados a cabo desconectando de las noticias e involucrándose recortadamente con la información o con algunas de las situaciones actuales.

Sin embargo, somos EN contexto, somos en red social y, por tanto, si bien puede haber acciones de mayor o menor autocuidado, en algún momento quizás fracasan y lo real permea en lo cotidiano permanentemente: en los precios, los hechos de inseguridad, las realidades que observamos, las decisiones que hay que ir tomando puertas adentro de las familias, las vivencias de las personas que queremos y los cambios en sus realidades.

¿Qué emociones y síntomas pueden aparecer?

A la sensación de indefensión se le puede sumar la sensación de amenaza que posiciona a las personas en un estado de alerta y muy a la defensiva, algo que es sumamente desgastante y que puede traducirse en conductas, síntomas y expresiones anímicas más o menos desreguladas.

Podemos percibir el cansancio, los enojos, la intolerancia al mismo tiempo que el temor a sufrir un hecho de inseguridad o a volverlo a vivir. Una percepción que puede observarse en los otros y/o en uno mismo. ¿Y qué otra emoción primaria aparece ahí? El miedo, que tiene una función adaptativa, pero difiere de la alerta constante, que tiene un impacto directo en la salud mental y que puede expresarse de diversas formas:

  1. 1

    Alteraciones en el descanso y sueño: insomnio, despertares, pesadillas.

  2. 2

    Aislamiento: por ansiedad o temor a salir o afrontar situaciones.

  3. 3

    Control: desarrollar hábitos y conductas controladoras, en intentos de búsqueda de cuidados extremos.

  4. 4

    Desarrollo de trastornos del ánimo: como cuadros del espectro ansiógeno, tales como crisis de ansiedad, ataques de pánico, trastornos obsesivos compulsivos, por ej.

Claves para autopreservarnos

Claves para autopreservar nuestra salud mental

Claves para autopreservar nuestra salud mental - Créditos: Getty Images

Es importante respetar los procesos personales en estos tiempos y saber que no todos pueden poner el cuerpo, expresar pensamientos, o tener clara una posición porque el contexto se presenta dinámico, complejo y con incertidumbre y ello en la historia personal de cada uno despierta diferentes modalidades para afrontarlo. Por eso, acá van algunas claves de autopreservación: 

  • Cultivar y habitar espacios/ámbitos/vínculos seguros: en este tiempo esto se torna vital; son esos espacios y vínculos en donde sentís que le podés dar curso a lo que te atemoriza, al mismo tiempo que se explicita lo importante de contar con otros para sostenerse y sostener.

  • Registrar el uso y consumo de redes sociales digitales, noticias e información: pudiendo elegir formatos, interlocutores y espacios que dejen lugar al pensamiento crítico y regular el cómo, cuándo y cuánto para encontrar el punto de cada quien, entre informarse sin llegar a extremos de un consumo sin corte que angustia y paraliza.

  • No perder de vista todos los pilares de la salud integral/mental: vos, más que nadie, sabe cuáles son esos hábitos que te hacen bien. Por eso, es clave intentar  sostener el contacto con aquello que te energiza y ubica al cuerpo y a los pensamientos en lugares donde se encuentre calma, naturaleza y disfrute.

  • Más "adentro" que "afuera": en momentos donde “el afuera” se presenta muy desorganizado y tensionante, preservar “el adentro” hará la diferencia en cómo transitar estos tiempos.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

¿Cuál es su verdadero aporte en la comprensión del deseo sexual femenino?

¿Cuál es su verdadero aporte en la comprensión del deseo sexual femenino?


por Redacción OHLALÁ!
Qué es el síndrome del ciempiés y cómo saber si lo tenemos

Qué es el síndrome del ciempiés y cómo saber si lo tenemos


por Laura Gambale
Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia

Flor Salort y los ataques de pánico en primera persona: cómo superar la angustia


por Florencia Salort
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.