• MI CUERPO

Salud laboral: cuáles son las posturas correctas para evitar dolores en el cuerpo

En la oficina, en casa, en un bar, la postura que elegís para trabajar es fundamental para evitar dolores, molestias, mal humores o contracturas.


La típica postura incorrecta que usamos para trabajar en casa

La típica postura incorrecta que usamos para trabajar en casa - Créditos: Getty



La postura corporal establece cómo se mantiene tu cuerpo al realizar cualquier actividad, incluso estar sentada o parada. Cuando hablamos de una postura ergonómica, hablamos de una posición en la que sostenés tu cuerpo manteniendo tu columna vertebral totalmente alineada. Puede ser que si pasaste muchísimo tiempo mal sentada (o parada) te resulte incómodo, pero en realidad no debería ser para nada antinatural, porque lo que necesitás es respetar la forma y curvatura natural de tu columna.

Concentrate en tu momento de trabajo para adoptar hábitos saludables:

- Es clave que tu cabeza se mantenga erguida sobre los hombros y que los hombros, a su vez, se mantengan en línea recta con las caderas. Es fundamental que tu silla te permita mantener la posición adecuada, pero si no tenés una silla ergonómica entonces buscá ayuda con un almohadón o un respaldo portátil.

- Colocar el nivel de la mesa a una altura que te funcione, en general eso implica que el escritorio esté altura de los codos. Eso va a evitarte dolores en brazos, muñecas, hombres.

- El monitor tiene que estar al nivel de los ojos. Cuando esto no pasa, aparecen los dolores de cabeza. De hecho, sucede con el celular, que en general se sostiene por debajo de la cabeza y nos mantiene horas mirando hacia abajo. ¿Te duele el cuello? Empezá por ahí.

Ahora, si tu trabajo demanda que estés mucho tiempo sentada, parte del secreto tiene que ver con cambiar la posición. Acá ser creativa y consciente va a ayudarte un montón. Algunas claves que te pueden copar:

- Incorporá levantarte de la silla y caminar aunque sea 100 pasos cada hora. En la redacción, por ejemplo, solemos ver que algunas tienen reuniones caminando entre los escritorios para sumar pasos durante la jornada.

- Buscá dispositivos que te permitan cambiar la posición. De esta forma podés altarnar entre trabajar sentada o parada. Trabajar parada requiere el mismo cuidado: tenés que mantenerte erguida. En SOMOS OHLALÁ tambien recurrimos a un standing desk en el que vamos rotando. Cuando ya estamos agotadas de la silla, nos paramos un rato, llevamos la compu y empezamos y terminamos una tarea de pie.

Standing desk de Woox en la redacción de SOMOS OHLALÁ

Standing desk de Woox en la redacción de SOMOS OHLALÁ

¿Qué beneficios tiene trabajar de pie?

1. Parada, gastás más energía.

2. Hay estudios que dicen que quienes trabajan de pie se concentran más y de esta forma consiguen ser más productivos.

Ojo, todo esto si tenés un calzado cómodo, si fuiste a trabajar en taco aguja quizás no sea lo mejor que estés parada durante una hora.

El NEAT: un indicador importante

Investigando sobre las posturas para trabajar sin dañarnos el cuerpo, llegamos a un indicador que no conociamos: el NEAT. El NEAT (cuyas siglas responden a “non-exercise activity thermogenesis”, es decir, termogénesis de actividad sin ejercicio) hace referencia a toda la actividad física no asociada al ejercicio programado que genera un gasto calórico. Subir por las escaleras, caminar mientras hablás por teléfono, mantenerte de pie por un periodo largo, son ejemplos de actividades que determinan tu NEAT diario. Un aumento del NEAT implica que te ejercistaste más, a pesar de que ese día, tal vez, no fuiste al gimnasio.

SEGUIR LEYENDO

Hacer pis: ¿Por qué es peligroso aguantarse las ganas de ir al baño?


NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.