• MI CUERPO

Vaginitis: cuáles son los síntomas y cuándo consultar al médico

La vulvovaginitis o vaginitis es una afección producida por un hongo. Suele implicar dolor durante las relaciones sexuales. Es uno de los motivos más frecuente de consulta ginecológica.


Qué es la vulvovaginitis.

Qué es la vulvovaginitis. - Créditos: Canva



La vulvovaginitis o vaginitis es la hinchazón o infección de la vulva y la vagina. Es un problema común que puede afectar a mujeres y niñas de todas las edades.  En su mayoría, las vulvovaginitis son producidas por un hongo, la Candida albicans. Es considerada flora habitual, se puede hallar en el tracto genital inferior en hasta un 20% de mujeres asintomáticas, en cuyo caso, no requiere tratamiento.

Así es que, si bien normalmente este hongo vive en la vagina se conservan mutuamente en equilibrio. Sin embargo, a veces la cantidad de cándida aumenta. Esto lleva a que se presente una candidiasis.

Vulvovaginitis: síntomas

La vulvovaginitis candididiásica (VVC) es una afección muy frecuente que genera gran malestar. Cerca del 75% de las mujeres ha tenido algún episodio en su vida y el 50%, dos. Si bien constituye uno de los motivos más frecuente de consulta en ginecología, muchas mujeres se automedican, consultan tardíamente y dificultan su diagnóstico.  La candidiasis suele causar picazón genital, un flujo vaginal blanco y espeso y erupción cutánea. También suele presentarse con dolor durante las relaciones sexuales y disuria (dolor, ardor al orinar).

¿Cómo se diagnostica la vulvovaginitis?

El diagnóstico se realiza mediante la inspección de la vulva, con un espéculo para ver características del flujo y medir pH vaginal, denominado examen en fresco de flujo vaginal.

El diagnóstico requiere documentar la presencia del hongo mediante examen en fresco o un cultivo. Está indicado solo en casos de mujeres sintomáticas con pH normal y examen en fresco negativo y en mujeres con VVC recurrente para descartar otro tipo de cándida no albicans.

El hallazgo de cándida en cultivos de mujeres asintomáticas no requiere tratamiento, ya que para el diagnóstico de VVC, además, debe haber presencia de síntomas de inflamación vulvovaginal.

El PAP puede identificar cándida, pero solo en un 25% de mujeres con cultivos positivos. Esto es porque las células que habitualmente se toman para la muestra del PAP son cervicales y la cándida no suele afectar el cérvix. Por lo cual, no es un método de diagnóstico de infección por cándida.

El impacto en la vida

Sabemos que la candidiasis se debe a una falla del sistema inmune de la vagina, que no tolera al hongo y lo ataca. Todo lo que libera para atacarlo es lo que genera la sintomatología. Esta se exacerba con las relaciones sexuales, por lo que genera afectación importante en la vida sexual de aquellas con candidiasis recurrente. Esto genera, sin dudas, un gran impacto en la calidad de vida laboral, social y sexual de las mujeres que lo tienen.

¿Cómo se trata la infección por cándida?

El diagnóstico es a través del cultivo para identificar el tipo de cándida que lo está generando y el tratamiento es prolongado.  Para tratar la infección las medidas higiénicas son fundamentales: se recomienda evitar el uso de jabones perfumados, protectores diarios, ropa interior sintética, entre otros, y las medidas de higiene excesiva como el uso intensivo del bidet.

El tratamiento de primera línea es el fluconazol vía oral, aunque la terapia local con óvulos antimicóticos es efectiva ante episodios agudos. No son recomendables los óvulos polivalentes, ya que tienen antibióticos innecesarios y pueden hasta ser contraproducentes.

Es importante destacar que parte del tratamiento de las vulvovaginitis es identificar los factores predisponentes (medidas higiénicas inadecuados, diabetes mal controlada, toma de antibióticos, otros) y modificarlos. Cabe aclarar que no es necesario el tratamiento de las parejas sexuales ya que no es una infección de transmisión sexual.

  • Experta consultada: Claudia Marchitelli, médica ginecóloga, jefa del sector Patología Vulvar y jefa del Servicio de Ginecología del Hospital Italiano.

SEGUIR LEYENDO

Hacer pis: ¿Por qué es peligroso aguantarse las ganas de ir al baño?


NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.