Crisis de los 30: la influencia de los astros y un kit de herramientas para transitarla

Las crisis pueden ser oportunidades. Entre los 29 y los 32, atravesamos una muy especial que la astrología dio a llamar "retorno de Saturno". ¿Por qué nos pega tanto? Descubrí cómo atravesar esta fase plenamente, y convertirla en un atajo para tu futuro.




Una crisis es un duelo de identidad, donde la versión de vos que se fue construyendo hasta ese momento deja de tener sentido y propósito. Es siempre relacional: construimos la identidad en función de otra persona o de una relación como pareja, trabajo, profesión, familia, amigos o país. Desde la astrología, entre los 29 y los 32 experimentamos una fase llamada "Retorno de Saturno". Esta especie de transición atraviesa a todos los seres humanos, crean o no en la astrología, y vivan acá o en cualquier rincón del mundo.

Pero, ¿qué quieren decir los astros con esto? Así como cada año es tu cumpleaños porque el sol vuelve a estar en la misma posición que en tu nacimiento, el resto de los planetas de tu sistema solar también se mueven y tienen impacto en ciertos momentos. Hay algunos más rápidos y otros como Saturno, que demora 29 años aproximadamente, en volver a la misma posición. Pero, atenta, porque al ser más lento el movimiento, tiene mayor impacto en tu vida. Si escuchaste hablar de él, sabrás que como toda crisis, tiene algo de mala fama, pero la gran oportunidad que esconde es la de pasar a ser más responsable de tu propia vida, y tener más poder sobre la decisión de quién viniste a SER. 

EL FIN DE LOS MANDATOS

El retorno de Saturno podría ser el antónimo de las imposiciones sociales o la herencia familiar adquirida. Esto, traducido a nuestro mundo psicológico, mental y emocional, significa que llegó el momento de encontrarte con quién viniste a ser. Es un momento en el que se cuestionan y hasta se desarman los mandatos familiares. Mandatos de demostración, de estilo, de espacio, de libertad, de legado y de demanda. También intelectuales, amorosos y religiosos. Es normal que hasta entonces muchas de nosotras no seamos muy conscientes de "nuestra propia semilla”, y nos encontremos más absorbidas por la sociedad, cultura y familia en la que crecimos. Entonces, puede que, por ejemplo, hayas estudiado la carrera de tu papá o estés trabajando de algo que "heredaste"; o que estés con una pareja que cumple con todo eso que tu clan espera o desearía. Entonces, la crisis puede surgir porque la distancia entre lo que estás siendo y haciendo es muy grande con lo que viniste a hacer y ser. Por ejemplo, estudiaste abogacía, pero en verdad lo tuyo -lo que más está en línea con tu misión en la vida o naturaleza- es la psicología, el teatro o las artes; o tu tipo de pareja, la que te haría más feliz, es una que dista mucho de la que viste en tu casa mapaterna, entonces te pasa que ya no te sentís tan identificada con esa relación. También puede pasarte de no sentir tanta onda con la gente que te rodea. Los casos pueden variar y dependerá de cada persona, pero siempre es una crisis de identidad, y dependiendo de con quién o con qué te hayas identificado hasta entonces, será el grado de intensidad con el que vivas esta crisis.

El retorno de Saturno puede venir como un evento externo, que puede ser una pareja que te deja (¡y era lo mejor que te podía pasar!, aunque no te des cuenta en ese momento), te despiden del trabajo, o la famosa sensación de "nada me sale". O puede venir desde tu interior: cuando vos misma sentís que algo no va bien, que ese trabajo ya no te llena ni representa, y eso mismo con una pareja, socios, amigos o territorio. El impacto que tenga sobre vos esta crisis va a depender, además, del grado de consciencia y desarrollo personal que tengas hasta entonces. De vuelta, no te asustes, las crisis son oportunidades para detenernos y analizar para dónde queremos ir, y también para tomar acción. Vivirla plenamente es un atajo para tu futuro. 

"Los mandatos que no se resuelven, se convierten en obstáculos en nuestra vida". 

¿QUÉ POSIBILIDADES SE ABREN EN LA CRISIS?

La crisis saturnina abre el deseo de encontrar tus dones y usarlos a tu favor, y lo hace por distintos caminos: 

  1. 1

    Te plantea el reto de convertir capacidades de tu interior o de sumar nuevas: si estudiaste abogacía, pero ahora te das cuenta de que te gustan las artes, al emprender ese nuevo camino, vas a estar desarrollando nuevas capacidades que se suman a las que ya tenías. 

  2. 2

    Te da la posibilidad de transformar aquello que tus ancestros no pudieron: como en la peli “Coco”, tal vez seas la única valiente de la familia que se revele ante algún mandato, ya sea persiguiendo un deseo que tu mamá o tu papá no se animaron a atrapar, como emigrando a otro país, no teniendo hijos -o teniendo varios- o cualquier otra cosa que quizás a tu mamá o abuela les hubiera gustado, pero no "correspondía" hacer. 

  3. 3

    Surge la oportunidad de abrir nuevos caminos propios: cuando te ponés en línea con tu propósito o misión, estás inaugurando una vida más plena, que se pone más bella, porque fluis y te sentís mejor. No buscás encajar en un molde familiar o social, sino que sos vos misma en armonía con el universo.  

  4. 4

    Tomás consciencia para ayudar al resto de la familia: si vos evolucionás, vas detrás de tu propia misión o propósito, y conectás con tu esencia, estás entregando algo mejor al mundo, y en especial a tu descendencia.  

KIT DE HERRAMIENTAS

Te contamos algunas claves para sacarle el máximo jugo a esta instancia astrológica:

  • Lanzate para adentro: si querés conectar con tu propia naturaleza (salir de la crisis, construyéndola en una oportunidad) no podés esperar a que venga alguien de afuera y te lo proponga. Es cierto que el tiempo todo lo cura, pero si no lo aprovechás, es como llevarte la materia para marzo (para un próximo ciclo de edad). Hoy hay tantas herramientas de autoconocimiento, que es una lástima no aprovecharlas. Puede ser la astrología para quienes les resuene, el eneagrama, la biodecodificación emocional, la meditación, o cualquier otra terapia que te resulte buena a vos.
     

  • Desarrollá a tu observadora consciente: la propia autoobservación nunca falla. Nadie más que vos misma se conoce mejor y sabe lo que le hace bien y lo que necesita. Lo que pasa es que vivimos en un mundo frenético, donde quedarse haciendo "nada" está mal visto, pero tené en cuenta que con tantos estímulos externos te podés perder el tesoro que llevás adentro. 

  • Conocé y respetá tu naturaleza: si te hace sentir bien la escritura, es una pena que no le saques provecho. Tal vez estabas queriendo ser otra persona y eso produce sufrimiento. 

  • Conectá con tu sol, tu propia esencia: El sol (por signo, elemento y casa donde cada uno lo tenga en su carta natal) te da pistas para tu vocación y misión en la vida. Conocer tu carta natal, donde el sol es de lo más importante, te puede ayudar a enfocar tu energía. 

     

  • Honrá el pasado y avanzá: no pierdas tiempo renegando del pasado, de las decisiones que tomaste o tomaron por vos. El mejor camino siempre es honrar, porque gracias a nuestros padres y ancestros, hoy estamos acá y somos quienes somos.

"Cada persona tiene su propia y específica vocación o misión en la vida; cada persona debe llevar a cabo una tarea que demanda su cumplimiento. En eso, la persona no puede ser reemplazada, no puede su vida ser repetida, así pues, la tarea de cada persona es singular como lo es su oportunidad específica de llevarla a cabo”.

Viktor Frankl

UN EJERCICIO PARA RECONECTAR CON TU MISIÓN

Te proponemos este ejercicio para que puedas conectar con tu propia misión o propósito. A medida que pasan los años y te vas conociendo mejor, tus objetivos pueden ir cambiando. 

Acá van unas lindas preguntas para reflexionar sobre tu vida: qué querés hacer, qué querés conseguir y dónde te gustaría estar, para aprovechar esta crisis existencial tomando las riendas de tu propia vida. Si las respuestas que te llevan a responder estas preguntas tienen una distancia muy grande con tu vida actual, es momento de tomar acción y comprometerte con tu cambio. 

  • ¿Cómo te gustaría ser recordada?
  • ¿Qué te gustaría que dijeran de vos tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo y la sociedad? 
  • ¿Cuáles son, según tu sentir, tus mejores cualidades?
  • ¿Qué buenas cualidades te atribuyen las personas que te conocen bien?
  • Cuando soñás despierta, ¿qué te ves haciendo?
  • De todas tus actividades ¿Cuáles son las que te deparan una profunda satisfacción?

Experta consultada: Carolina Bozic, Life Coach y Astróloga Psicológica y Vocacional.
www.carolinabozic.com 

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Horóscopo de Luna llena: ¿cuál es el pulso astral de tu signo para esta semana?


por Sol Lisdero

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.