Newsletter
Newsletter
 • FINANZAS

Ahorrar gastando: ¿convienen siempre las ofertas y los adelantos?

Ahorrar gastando, en tiempos inflacionarios. ¿Qué tan cierto es? En esta nota vamos a tomar algunos criterios para evaluar este tipo de decisiones.


En tiempos de inflación: ¿conviene gastar todo? ¿es un modo de ahorrar?

En tiempos de inflación: ¿conviene gastar todo? ¿es un modo de ahorrar? - Créditos: Getty



Ahorrar gastando, en tiempos inflacionarios. ¿Qué tan cierto es? Anda circulando un meme viral que dice: “De los creadores de para eso trabajo y porque me lo merezco, llega: lo voy a comprar ahora porque después va a salir más caro”.

¿Conviene comprar y no ahorrar, porque ‘total no voy a llegar a comprarme una casa’? En esta nota vamos a tomar algunos criterios para evaluar este tipo de decisiones:

  1. 1

    El consumo compulsivo es patológico: si sentís que no lo podés controlar, pedí ayuda profesional.

  2. 2

    El hecho de que la inflación vaya en aumento no significa que tengamos que tener un comportamiento poco estratégico. Siempre hay que evaluar al menos dos opciones: si no lo gasto, lo ahorro… ¿y qué podría hacer con esos ahorros? Como la mayor parte de la población adulta en Latinoamérica es analfabeta financiera, no sabe cubrirse de la inflación a través de inversiones inteligentes.

  3. 3

    Consumo y ahorro no son incompatibles: no es todo o nada. Se puede destinar un porcentaje al consumo y otro al ahorro.

Luego de nombrar estos principios, en un año de shows internacionales agotados, bombardeo de ofertas y desesperación por figuritas del Mundial Qatar, cabe aclarar que en épocas de crisis es cuando más necesitás el ahorro generado previamente. Sin dudas, gastar y no ahorrar como si acabara el mundo mañana es, cuanto menos, infantil, porque por sobre todas las cosas lo que debe tener una persona adulta es visión a futuro. Además, es falso que aprovechar ofertas disponibles sea ahorrar. Ahorrar es el hábito de separar dinero del presente para el futuro.

Sabemos que comprar una casa suena un objetivo enorme: ¿es alcanzable para mí? Si lo es, probablemente no será ya. Serán años de posponer consumo inmediato para lograr ese preciado objetivo. En cambio, si la capacidad de ahorro es baja, ¿podremos pensar en objetivos de mediano plazo más realistas?

Dicho esto, ¿cómo podemos evaluar cuándo conviene comprar anticipadamente y cuándo ahorrar para el futuro? Tres consejos para poder discernir:

La frase que se viralizó en las redes.

La frase que se viralizó en las redes. - Créditos: El viejo garca (Facebook)

  1. 1

    Primero me pregunto: ¿lo quiero o lo necesito?, para identificar si es una necesidad básica o un gustito o capricho. Si pasan unos días y puedo vivir sin ello, también lo puedo evitar. También es útil analizar qué porcentaje del total de mis gastos son necesidades y cuáles deseos, para establecer prioridades y topes máximos.

  2. 2

    Después me pregunto: ¿con la plata que gasto qué otra inversión estoy resignando? Capaz alguna inversión financiera puede dejarme mayor rentabilidad que el aumento de precios que estoy tratando de evitar. E incluso aportarme liquidez por cualquier imprevisto. De nada me sirve tener 100 latas de atún en la alacena. Conclusión: aprendé a invertir, para poder tener alternativas de uso con tu dinero. No es solo gastar o ahorrar abajo del colchón.

  3. 3

    ¿Cómo imaginás tu futuro? Pensá en grande 3 objetivos que te gustaría alcanzar. Y preguntate: ¿esos gastos están alineados con mi futuro soñado?

Y, por último, te sugiero que preguntes a personas más grandes cómo hicieron para alcanzar sus objetivos que parecían lejanos. Rodeate de esas personas que conquistan sus metas y no de autoboicoteadores compulsivos. 

Te repito: gastar puede sonar divertido y aspiracional como placer inmediato, pero los ahorros son los que te sostendrán en momentos de crisis y te permitirán cumplir los objetivos grandes que te propongas para el futuro. ¿Vos qué tipo de soñadora sos?

Julieta Caminetsky en IG: @finanzasfem

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

El 70% de las parejas que no tiene una buena comunicación financiera se divorcia

El 70% de las parejas que no tiene una buena comunicación financiera se divorcia


por Julieta Bonfill
Qué son las cuasimonedas y por qué surgen

Qué son las cuasimonedas y por qué surgen

¿Se puede vivir del plazo fijo?

Ahorrar en tiempos de inflación. ¿Se puede vivir del plazo fijo?


por Julieta Bonfill
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.