Newsletter
Newsletter

Constelaciones familiares: por qué deberías leer Este dolor no es mío

Este dolor no es mío fue escrito por el psicólogo estadounidense Mark Wolynn. A lo mejor escuchaste hablar de él porque la serie Mi otra yo también fue furor. Si te quedaste enganchada con las constelaciones familiares, esta nota es para vos.


Mi otra yo es uno de los últimos éxitos de Netflix.

Mi otra yo es uno de los últimos éxitos de Netflix. - Créditos: Netflix.



Si viste Mi otra yo y te quedaste súper enganchada con las constelaciones familiares. Si no viste la serie turca de Netflix pero el tema te interesa igual. Si en algún momento de tu vida sufriste un trauma (¿quién no?).  Pero, sobre todo, si no sabés nada de la historia de tu familia y sin embargo hay un síntoma, un malestar, un sentimiento que vuelve y vuelve y no lo podés resolver, este libro es para vos.

Este libro se llama justamente Este dolor no es mío y fue escrito por el psicólogo estadounidense Mark Wolynn. A lo mejor ya escuchaste hablar de él porque después de que vimos la serie que cuenta la historia de Ada, Sevgi y Leyla comenzó a leerse un montón.

Pero empecemos por el principio. ¿Quién es Mark Wolynn? Hoy en día es el fundador y director del Family Constellation Institute de San Francisco. Pero mucho antes de ser constelador y de estudiar con Bert Hellinger (Mark sería como el Zaman de la serie), tenía una empresa de organización de eventos. Y le iba muy bien. Hasta que empezó a perder la visión del ojo izquierdo. Y luego del derecho. Entonces vendió todo y se fue tres años a viajar por el mundo y a buscar un gurú que le devolviera la vista. A ese gurú nunca lo encontró, pero encontró otro que le dijo: “Vuelve a tu casa, y llama a tu padre y a tu madre”.

Mark lo hizo. Y con ese gesto y mucho amor y paciencia logró sanar el vínculo roto que tenía con ellos. Y recuperó la vista. “Hoy veo perfectamente a pesar de que mi oftalmólogo me asegura que no debería ver nada con la cantidad de lesiones que tengo en mi retina”, cuenta.

Pero volvamos al libro. ¿De qué se trata? Lo dice el subtítulo claramente: “Identifica y resuelve los traumas familiares heredados”. La idea es simple y, si viste la serie, te va a resonar enseguida: si quedan sin resolver, los traumas que vivieron nuestras abuelas, nuestros abuelos, nuestras madres, nuestros padres o algún miembro de la familia que ni conocemos se transmiten de generación en generación como el color de ojos o el grosor de la nariz.

En la primera parte del libro Mark dedica varias páginas a explicar los avances científicos que confirman esta idea. Pero luego avanza contando casos de pacientes reales a los que ayudó a sanar a través de las constelaciones. En su consulta se dio cuenta de que todos tenían un patrón común: a pesar de que no tenían recuerdos de los traumas heredados, en las palabras que usaban había pistas que, como las miguitas de Hansel y Gretel, le permitían descubrir cuál había sido el hecho traumático.

Mark cuenta el caso de Gretchen, una joven depresiva que planeaba suicidarse. Las palabras que usaba eran: “incinerarse” y “evaporarse”. Durante la terapia Gretchen descubrió que su abuela era la única sobreviviente de una familia que había desaparecido en las cámaras de gas de Auschwitz.

Mark nos propone entonces que empecemos a prestar atención a esas palabras que repetimos inconscientemente y comencemos a armar nuestro propio mapa del lenguaje nuclear. “El inconsciente insiste, se repite y casi tira la puerta abajo con tal de hacerse oír”, dice Mark citando a la psicóloga Annie Rogers.

Pero lo más interesante del libro sean tal vez los ejercicios. Allí, usando la técnica de la visualización, Mark nos propone empezar a acercarnos a nuestros traumas vividos o heredados de una manera más amorosa.

Ejercicio para visualizar a nuestra mamá y su historia

  • Cierra los ojos.

  • Evoca todos los relatos de la historia familiar de tu madre y trae a tu mente todas las tragedias que conozcas.

  • Visualiza a tu madre cuando era una mujer joven, o de niña, o incluso de recién nacida, tensa ante los golpes, las pérdidas, intentando protegerse de los embates del dolor.

  • ¿Qué sentís en tu cuerpo mientras percibís lo que pudo sentir ella? ¿Qué sensaciones tenés y en qué parte del cuerpo te aparecen?

  • ¿Sos capaz de sentir o de imaginar cómo debió de sentirse ella?

  • ¿Te conmueve todo esto? ¿Sentís solidaridad con ella?

  • Decile en tu corazón: “Mamá, lo entiendo”. Aunque no lo entiendas del todo, repetilo: “Mamá, lo entiendo”. Planteate añadir las palabras: “Mamá, intentaré recibir tu amor tal como es, sin juzgarlo y sin esperar que sea distinto”.

  • ¿Cómo te sentís cuando decís eso?

  • ¿Qué sucede en tu cuerpo cuando decís eso a tu madre?

  • ¿Hay alguna parte del cuerpo que se te suelte, que se te abra o que sientas más suave?

Datos claves: Este dolor no es mío, de Mark Wolynn, Editorial Gaia, $ 4450.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Estos son los 5 mejores libros para conocer a Milan Kundera

Estos son los 5 mejores libros para conocer a Milan Kundera


por Laura Gambale
Brenda Navarro: “La mayoría de las mujeres estamos cansadas y empobrecidas” 

Brenda Navarro: “La mayoría de las mujeres estamos cansadas y empobrecidas” 


por Verónica Dema
Lecturas de finde XXL: 10 cuentos cortos para conectar con vos

Finde de lectura XXL. Lecturas de finde XXL: 10 cuentos cortos para conectar con vos


por Euge Castagnino
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.