Newsletter
Newsletter

¿Sos de la Generación sándwich?: cómo descubrirlo y claves para no agobiarte

¿Sos de la Generación sándwich? Se trata de un fenómeno relativamente nuevo relacionado con la postergación de la maternidad y la prolongación de la esperanza de vida. Descubrí si formás parte.


Los miembros de la generación sándwich suelen tener entre 40 y 60 años.

Los miembros de la generación sándwich suelen tener entre 40 y 60 años. - Créditos: Getty



Desde hace años, cada vez más mujeres deciden postergar el momento de la maternidad para priorizar otros objetivos. A su vez, la esperanza de vida viene corriéndose a pasos agigantados. La OMS estima que a mediados de este siglo alcanzará los 77 años en todo el mundo, aunque lo cierto es que este fenómeno ya está sucediendo. Las personas viven cada vez más aunque la vejez implica un deterioro que necesita de la ayuda de terceros para poder vivirse con plenitud.

Este es el escenario que configura a la llamada generación sándwich, es decir, aquellos individuos que mientras crían a sus hijos deben enfrentar el cuidado de sus padres longevos. Justamente son los que quedan en medio de dos extremos –como el jamón y el queso- y que, en general, pertenecen a la generación X con entre 40 y 60 años de edad.

El estrés y la carga mental

La condición de quedar en el medio impone una carga emocional y física significativa debido a que quienes forman parte de esta generación se ven obligados a equilibrar responsabilidades laborales y familiares y, a menudo, deben sacrificar su tiempo y energía para cuidar tanto de sus seres queridos mayores como de sus hijos. Esta dinámica puede generar estrés, agotamiento y sentimientos de culpa por no poder satisfacer todas las demandas simultáneas.

Por otro lado, la generación sándwich enfrenta problemas financieros. De acuerdo con una encuesta publicada en un artículo de la revista Forbes el año pasado, más del 60% de quienes pertenecen a esta brecha generacional se sienten estresados por lo que cuesta en términos económicos cuidar a tres generaciones: sus padres, sus hijos y ellos mismos.

El estrés de las numerosas actividades de cuidado de hijos y de adultos mayores afecta a los que pertenecen a esta generación

El estrés de las numerosas actividades de cuidado de hijos y de adultos mayores afecta a los que pertenecen a esta generación - Créditos: Getty

Consejos para evitar el agotamiento

Aunque la situación no se pueda evitar y muchas de nosotras estemos atrapadas entre estos dos extremos, que tampoco queremos ni vamos a soltar, te ofrecemos algunos consejos para vivir con menos estrés y disfrutar de los hijos y también de la vejez de padres y abuelos que nos necesitan.

  • Si es posible, contar con un fondo de emergencia. Disponer de un efectivo apartado para situaciones inesperadas de padres o de hijos.

  • Comunicar la situación en el trabajo. En estos casos, las enormes responsabilidades que enfrentamos pueden ayudarnos a negociar un horario flexible o a buscar beneficios específicos para el cuidado de hijos o padres.

  • Buscar apoyo emocional. Tener amigos, familiares o redes de apoyo puede aliviar la carga mental.

  • Aprender a poner límites. Quien forma parte de esta generación no puede enfermarse. Pero para no llegar a este extremo, se debe fortalecer la práctica de decir “no” a cualquier solicitud.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Mitos y verdades de la crianza respetuosa, según Lucía Gómez Centurión

Mitos y verdades de la crianza respetuosa, según Lucía Gómez Centurión


por Nathalie Jarast
tapa de revista OHLALA! de mayo con Zoe Gotusso

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.