Newsletter
Newsletter
 • Salud

Estos 5 ejercicios te van a ayudar a potenciar el autoamor

Somos nuestros grandes compañeros de vida y nos bancamos en todas. ¿Cómo hacer de este vínculo sagrado y cambiante un desafío de todos los días?


Herramientas para cuidar tu bienestar y potenciar el autoamor.

Herramientas para cuidar tu bienestar y potenciar el autoamor. - Créditos: Gety



Brené Brown tiene una gran definición: “El amor no es algo que damos o recibimos; es algo que cultivamos y hacemos crecer. Una conexión que puede ser elaborada entre dos personas solamente si existe inherentemente en cada una de ellas. Solo podemos amar a los otros tanto como nos amemos a nosotros mismos”. Pero parecería ser que a veces invertimos más energía en los otros, cuando, en realidad, el proceso más valioso es el de descifrar cómo somos amándonos a nosotros. Pero... ¿qué significa amarnos a nosotros mismos?

Nuestra psico, Inés Dates, nos dice que este amor es bien distinto del deseo y que tiene más que ver con la entrega y con la oxitocina, esa hormona que detiene la búsqueda y nos hace quedarnos ahí, donde nos sentimos bien. “El amor hacia uno mismo está basado en la confianza, en algo relajado, que tiene más que ver con la paciencia que con la acción. Ojo, no es fácil el amor, porque es mucho más fácil distraerse con otras cosas. Y seguir buscando. Por eso, es heroico detenerte y apreciar lo que sos. Recibir lo que sos”, apunta Ine.

¿Es un trabajo cotidiano amarse? Claro que sí, pero atenti, que acá “trabajo” no significa cambiarte o amoldarte al deber ser social y los mandatos, a estándares de belleza alejados, sino que el verdadero trabajo es el de aceptarte como sos. Observarte sin juzgarte. Amarte así: en tus luces y tus sombras. Y cuidarte cuando tenés miedo, cuidarte cuando te estás tratando mal, ponerte límites cuando sea necesario. Abrazarte cuando sentís que no podes. Habitarte.

5 ejercicios para potenciar el autoamor

1. Dialogá con vos mismo: el objetivo de este primer ejercicio es identificar la forma en que te estás hablando a vos misma. Por lo general, somos mucho más gentiles con una amiga o alguien que amamos que cuando nos hablamos a nosotras mismas. ¿Hace cuánto que no te elogiás, por ejemplo? Ahora, antes de seguir leyendo, decite algo lindo. En voz alta. Repetilo otra vez. ¿Cómo te suena?

Ahora te proponemos que pienses en una frase que suelas decirte a vos misma cuando algo te sale mal. Por ejemplo, yo me di cuenta de que me digo mucho: “¡Qué boludo!”. Si querés, anotala. Ahora pensá en estas dos preguntas:

  • ¿Cómo podrías cambiar esa frase para que sea más amorosa, para que denote paciencia? Anotala.

  • Y ahora..., ¿cuál va a ser tu nueva frase cuando algo te salga mal? Anotala.

2. Mi hábito de autocuidado: Vamos a encarar este inicio de 2022 con la intención de incorporar al menos un nuevo hábito de autocuidado. Esto es, una acción que repitas diariamente que sepas que te hace bien, que es un mimo para vos. Por ejemplo: “Reservé en mi agenda todos los jueves de febrero para hacerme las manos y los pies”. Está estudiado que para incorporar un hábito nuevo se necesitan 40 días de repetición. Así que te proponemos que elijas un mimo que te vas a hacer por los próximos 40 días. Anotalo y acordate: es un compromiso con vos mismo.

3. Dejate ser: es increíble cómo a veces podemos ser diferentes versiones de nosotros mismos. Nuestra versión que trabaja, de a momentos, no es la misma que la que está solo en casa o la que está rodeada de amigos. Y es sorprendente analizar a la versión nuestra que hace realidad nuestros deseos, nuestros proyectos. Fijate esas parejas que desde que están juntas crecieron individualmente un montón. Mejoraron su trabajo, están más sanas, cumplieron algún sueño. Y después están esas parejas que se empobrecieron, que viven encerrados, que se animan poco.

Revisemos con algunas preguntas cómo está ese vínculo con vos.Respondelas con sinceridad:

  • ¿Cuál es ese proyecto que te encantaría hacer pero hay algo de vos que tiene el freno de mano puesto? Escribilo

  • Ahora..., ¿cómo sentís que podés ayudarte a soltar el freno de mano? Poné algunas ideas concretas acá abajo. Después solo restará ponerlas en acción.

4. Poné límites amorosos Brené Brown dice que “los límites son la distancia en la cual puedo amarte a vos y a mí simultáneamente”. También está bueno el concepto de que a veces decirle que no al otro es decirme que sí a mí. Y en esta línea es que vamos a explorar: ¿cómo sos poniendo límites? ¿Cuántas veces decís “sí” cuando querés decir que no?

Te invitamos a pensar en una situación que suela repetirse en la cual estás necesitando decir que no y decirte que sí a vos. ¿Estás listo para priorizarte?

  • ¿En qué aspectos de tu vida sentís que no te priorizás?

  • ¿A quién/quiénes sentís que deberías ponerle un límite? ¿Qué idea se te ocurre para hacerlo?

  • ¿Cuáles son los “no” que te proponés decir a otros? ¿Cuáles son los “sí” que vas a decirte a vos misma?

5. Explorá tu confianza. Cuando sentimos confianza, estamos abiertos, escuchamos, participamos, creamos desde el amor. En ausencia de la confianza, estamos cerrados, con miedo, a escondidos. Para poder trabajar en la confianza que sentimos en nosotras mismos con algún tema en particular, podemos pensar la confianza en sus tres patas que la sostienen: la competencia, la sinceridad y la responsabilidad. Es decir, cuánto sabes sobre el tema y cómo es tu desempeño, cuánto estás honrando tu palabra y cuánto te estás haciendo cargo de los resultados. Para poder analizarlo, te proponemos que elijas un área de tu vida en la que sientas poca confianza en vos mismo. Una vez que la hayas elegido, completá tu análisis de cada una de las patas de la confianza respondiendo a las siguientes preguntas:

  • Competencia: ¿hay algo que quieras aprender?, ¿estás necesitando entrenar alguna capacidad?, ¿cuál?

  • Sinceridad: ¿qué consejo honesto te darías a vos mismo hoy?

  • Responsabilidad: ¿qué estás necesitando hacer para asegurar que el resultado sea positivo?

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Terapia con gatos: ¿sí o no para personas con autismo?

Terapia con gatos: ¿sí o no para personas con autismo?


por Laura Gambale
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.