Newsletter
Newsletter
 • Salud

Hablar solos: ¿deberíamos preocuparnos si nos pasa?

¿Cuál es la diferencia entre hablar solo ocasionalmente y hacerlo de manera frecuente? ¿Qué motivaciones psicológicas pueden llevar a una persona a hablar sola en voz alta? Te contamos que tiene algunos beneficios.


Hablar solos: ¿sabías que tiene aspectos positivos?

Hablar solos: ¿sabías que tiene aspectos positivos? - Créditos: Getty



Muchas personas hablan solas caminando, en la fila del súper o de un banco, y suelen ser observados con mirada juiciosa por su entorno. ¿Vos nunca te encontraste hablando solo, teniendo una charla imaginaria, repasando una exposición o ensayando cómo encarar cierto tema?

El licenciado en psicología Alexis Alderete se refiere al tema y nos ayuda a despejar prejuicios. "Hablar solo en voz alta es un comportamiento humano común que puede ocurrir en personas de cualquier edad", dice. Aclara que no discrimina por género, cultura o grupo demográfico y que durante mucho tiempo generó cierta preocupación para quienes son observadores de dicha práctica en la vía pública o en otros ámbitos.

Apunta que, gracias a los avances de las investigaciones en psicología, sabemos que hablar solos tiene grandes beneficios para las personas en su vida diaria. Desde mejorar nuestra concentración hasta la regulación de nuestras emociones.

 

Hablar en voz alta solo o “soliloquio” es un concepto tomado de la literatura para permitir que los personajes expresen sus pensamientos y sentimientos en voz alta, sin dirigirse necesariamente a otros personajes en la obra. Es una forma de monólogo interior que proporciona una visión interna del mundo emocional y mental del personaje.

Un estudio publicado en una prestigiosa revista de investigación psicológica (Quarterly Journal of Experimental Psychology 2012 " Self-Directed Speech Affects Visual Search Performance) sobre personas que tenían la costumbre de hablar a solas, reveló que estimula y favorece la concentración y percepción del mundo que nos rodea, permitiendo que podamos distinguir con mayor claridad aquello a lo que le prestamos atención, lo que permite reducir exponencialmente nuestras distracciones.

 

En la vida real las personas pueden soliloquiar (tal como lo define la Real Academia Española) para externalizar y describir emociones, organizar pensamientos o procesar información antes de un evento importante. Por ejemplo, es utilizado por estudiantes universitarios antes de un oral: repasar en voz alta los ayuda a sentirse más seguros. O incluso antes de una entrevista laboral o una charla importante con alguien.

Alderete suma como explicación: "Para quienes se preguntan si es normal o un síntoma de un trastorno psicológico, se debe explicar que las personas de forma cotidiana realizan ciertas prácticas que no ocasionan para sí mismas ningún malestar y no provocan algún deterioro en la salud mental". Y agrega: "Hablar solos, puede ser utilizado como una forma de afrontamiento en momentos de gran estrés, para resolver problemas complejos. Además es muy utilizado para internalizar determinada información que tiene que ser presentada ante un público y debe ser practicada con anticipación".

El experto agraga que, sin embargo, en los manuales diagnósticos que psicólogos y psiquiatras utilizan hablar a solos puede ser un síntoma de un trastorno psicótico, por ejemplo, la esquizofrenia, en la que se manifiestan alucinaciones auditivas o pensamientos delirantes. "Por lo tanto, solo se debe considerar como signo de alarma a una práctica cuando la frecuencia y la intensidad tengan un impacto negativo en el devenir diario de las personas", concluye el psicólogo.

Beneficios de hablar en voz alta

  • Gestionar información: puede ayudar a procesar y organizar los pensamientos sobre un determinado evento que estamos atravesando. Facilitando la toma de decisiones.

  • Ensayar y preparar una presentación: las personas hablan solas como parte de un proceso de ensayo o preparación. Practicar discursos, presentaciones u otras interacciones sociales en voz alta puede ayudar a aumentar la confianza y mejorar el rendimiento en situaciones reales.

  • Motivación y regulación emocional: el hablar en voz alta puede ser una forma de proporcionarse ánimo y regular nuestras emociones, cuando se debe enfrentar un examen o una entrevista laboral las personas que sufren de un trastorno de ansiedad pueden beneficiarse al practicar para ir exponiéndose a la misma situación que tanto temen.

Experto consultado: Alexis Alderete (MP 85367) es licenciado en psicología. Egresado de la Universidad del Salvador. Especialista en Trastornos de Ansiedad y Entrenamiento en Habilidades. (Fundación Foro). Posgrado en Sexología Clínica (Sociedad Argentina de Sexualidad Humana).

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

"Tengo SIBO y esto es lo que aprendí"

"Tengo SIBO y esto es lo que aprendí"


por Laura Gambale
Tapa para OHLALÁ! de junio con Stephie Demner

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.