Newsletter
Newsletter
 • Viajes

Viajar y sentir: estas son las mejores claves de gestión emocional para estar de vacaciones

Gestionar el mundo emocional que nos habita mientras vacacionamos es esencial. Acá, Cele Bello (@celebello), una psicóloga viajera especialista en autoestima e inteligencia emocional, nos da sus claves según el tipo de plan.




Prestarle atención a las emociones que pueden aparecer mientras viajamos es muy importante, porque ellas influyen en nuestro estado de ánimo y, en muchas ocasiones, nos gobiernan al punto de obstaculizar el disfrute.

Como psicóloga viajera (@celebello), soy especialista en autoestima y gestión emocional y pasé parte de mi vida viajando sola, en pareja, y actualmente en familia con Bauti, nuestro hijo. Recorrí más de 40 países y cada viaje es un desafío en sí mismo. Por eso, pensé algunas herramientas y consejos según el tipo de aventura que emprendas, ya sea en familia, en pareja, con amigos o sola.

VIAJE CON FAMILIA

Claves para la gestión emocional

1. Fomentar la comunicación asertiva: La clave para esto es: no des órdenes. En vez de decir “vamos a hacer esto”, se podría utilizar una comunicación más asertiva, como “me encantaría hacer esto, ¿qué piensan ustedes? ¿Prefieren otra cosa?”. De esta manera, se da la oportunidad a los demás de expresar sus opiniones sin sentir que se les está imponiendo algo. A partir de sus respuestas, hacer una negociación para que todos estén lo más conformes posible. A veces hay que ceder y simplemente acompañar, aunque no sea lo que más nos gustaría hacer. Por otro lado, hay que ser conscientes de que cada uno tiene sus propios intereses y necesidades. No es necesario hacer todo juntos todo el tiempo. 

2. Tener expectativas realistas: No todo va a ser perfecto, puede haber momentos de tensión o desacuerdo, esto es normal y se puede gestionar de manera sana. Supongamos que están recorriendo y hace mucho calor (o frío). Alguno puede empezar a quejarse, sentirse cansado y con hambre. Si no se gestiona adecuadamente esa situación, el malhumor podría empezar a contagiarse, generando un clima tenso y poco agradable para todos. Si se reconoce la situación y se toman medidas para aliviarla, por ejemplo, haciendo una pausa para descansar y comer algo (llevar siempre snacks y agua para cualquier salida), van a poder disfrutar con más armonía. 

3. Promover el autocuidado: cada miembro de la familia debe priorizar su propio bienestar emocional y físico durante el viaje. Tomarse tiempo para descansar, hacer ejercicio o tener momentos de tranquilidad puede ayudar a mantener un equilibrio emocional saludable.

Dinámica para hacer en el viaje
Un miniejercicio que se puede hacer durante una comida en familia para practicar el agradecimiento y la valoración podría ser el siguiente: antes de empezar a comer, cada miembro de la familia puede decir algo que agradece o valora del día o del momento presente.  De esta manera, se fomenta la gratitud y la valoración de lo que se tiene, lo que puede ayudar a crear un ambiente más positivo y disfrutar del momento.

VIAJE EN PAREJA

Claves para la gestión emocional

1. Tener espacios individuales: reconocer y respetar la necesidad de tener momentos de soledad y privacidad es esencial. Ambos pueden buscar espacios y momentos para estar solos, si así lo desean, sin juzgar ni incomodar al otro. Estos momentos individuales permiten recargarse, reflexionar y mantener un equilibrio saludable en la relación.

2. Practicar la comunicación amable: enfocarse en una comunicación respetuosa y amable es vital. Si bien es normal tener diferencias o desacuerdos, expresar los sentimientos y opiniones de manera no agresiva o hiriente ayuda a evitar conflictos innecesarios. Buscar soluciones juntos, escuchar con empatía y practicar el perdón son herramientas poderosas para mantener la armonía.

3. Sorprender con actos de amor y cuidado: pequeños gestos pueden marcar una gran diferencia. Sorprender a tu pareja con un detalle especial, ofrecer ayuda en las tareas del viaje o expresar gratitud por los momentos compartidos son formas de nutrir la relación y fortalecer los lazos emocionales.

4. Atenti al uso del celular: cuando estés de vacaciones con tu pareja, es importante recordar que no se necesita atención constante 24x7. Es natural que surjan momentos en los que uno de los dos pueda sentir la tentación de revisar el teléfono o distraerse con otras actividades. Sin embargo, es crucial evitar que estas acciones aparentemente inofensivas se conviertan en fuentes de conflicto. En lugar de exigir atención total, es saludable permitir espacios de independencia y comprender que cada uno puede disfrutar de su tiempo libre sin necesidad de estar constantemente juntos.

Dinámica para hacer en el viaje
Reserven unos minutos cada día para registrar cuál fue el momento favorito del día. Por lo general, estos momentos suelen ser instantes fugaces pero significativos. Al final del viaje, tómense un tiempo para reflexionar individualmente sobre los tres momentos favoritos de cada uno. Este ejercicio ayudará a recordar con cariño el viaje y a mantener un registro de momentos que enriquecen la experiencia. 

VIAJE CON AMIGOS

Claves para la gestión emocional

1. Cuentas claras conservan la amistad: es fundamental abordar el tema del dinero antes de emprender un viaje, ya que puede ser una fuente de preocupación y/o malestar si no se maneja adecuadamente. Por ejemplo, pueden considerar la opción de crear un fondo común en el que todos aporten o dividan los gastos del día a día según el consumo de cada uno, porque es frecuente que unos tomen alcohol y otros no, que unos quieran hacer excursiones y otros no; entonces, mejor hablarlo previamente. 

2. Hacer una planificación adecuada: se recomienda revisar los horarios de transporte, reservar con anticipación los alojamientos y traslados para evitar contratiempos de último momento, por ejemplo, llegar tarde a un vuelo o no tener suficiente tiempo para ver un lugar importante. Esto es clave para evitar situaciones de estrés y discusiones grupales. 

 3. Abrazar la flexibilidad: es importante ser flexible y estar abiertos a cambios de planes y ser conscientes de que no todos van a querer hacer lo mismo todo el tiempo, y eso está bien. Que sean vacaciones y no una exigencia. Ejemplo: si todos no quieren desayunar al mismo horario, no tienen que hacerlo... La clave es adaptar el programa para que todos puedan disfrutar sin presiones innecesarias. De antemano, tenés que saber que muchas veces hay que ceder y otras proponer. Teniendo esto presente, se van a evitar conflictos.

Dinámica para hacer en el viaje
Un juego para fomentar la autoestima y el autoconocimiento grupal es el siguiente: en un momento de relajación en el que estén todos juntos, tómense el tiempo para compartir sinceramente tres cualidades positivas que vean en cada persona del grupo. Si se sienten cómodos y quieren profundizar un poco más, también pueden mencionar una cualidad negativa, es decir, algo que no les gusta tanto del otro. Es importante recordar que el objetivo no es criticar ni hacer sentir mal a nadie, sino más bien trabajar en el conocimiento mutuo y realizar una autorreflexión sobre lo que se comenta. Es esencial tener cuidado de no herir susceptibilidades, pero si se sienten preparados, puede resultar una experiencia muy enriquecedora y estimulante.

VIAJE SOLA

Claves para la gestión emocional

1. Trabajar con tus miedos: el famoso "¿Y si me pasa algo...? La sensación de peligro también puede venir por nuestro desconocimiento de los lugares y culturas que queremos visitar. Una cosa es que te puede pasar algo y otra es ser inconsciente a la hora de ir a un lugar. Respetá sus costumbres, códigos de vestimenta, religión, e informate antes. Hay muchos blogs de viajeros e info por todos lados. Un consejo extra: decile a alguien de tu confianza dónde vas a estar, cuál es tu ruta, comunicate con esa persona cada tanto y que sepa en qué lugar del mundo andás. No es rendirle cuentas a nadie, es solo sentir que alguien sabe por dónde estás, en caso extremo de que te pase algo real. Y si hacés eso, también avisale si vas a ir a algún lugar donde, de antemano, sabés que hay poca señal. Así no se preocupa.

2. Contar siempre con asistencia del viajero: aunque te parezca caro, y ojalá que no tengas que usarla, es invertir en tu salud, y eso no se negocia. Además, te sugiero que lleves un botiquín de primeros auxilios que tenga básicos como antiinflamatorios, gasas, etc. Y por último, averiguá las vacunas obligatorias en cada lugar. Si en general no te enfermás, ¿qué te hace pensar que te vas a enfermar en el viaje? Creéme que vas a encontrar a alguien que te ayude en caso de necesitar algo. 

3. Bucear en tu autoconexión emocional: tomate el tiempo para conectarte con vos y reconocer tus emociones sin juzgarte. Observá cómo te sentís en diferentes situaciones y mantené un diálogo interno compasivo. Escuchá tus necesidades y brindate el cuidado necesario.

Dinámica para hacer en el viaje
Llevá un cuaderno y una lapicera para convertirlo en tu diario emocional. Te invito a reflexionar sobre lo siguiente: 


1. ¿Qué siento que estoy aprendiendo sobre mí durante este viaje?
2. ¿Cuáles son mis mayores temores y cómo puedo enfrentarlos? ¿Qué hizo otra persona en mi lugar?
3. ¿Qué nuevas perspectivas o puntos de vista incorporé al interactuar con diferentes culturas y personas durante mi viaje?
4. ¿Qué actividades o experiencias me han brindado mayor alegría y plenitud en el viaje?
 

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Astroturismo en Córdoba: actividades para deslumbrarse con los cielos de la provincia

Astroturismo en Córdoba: actividades para deslumbrarse con los cielos de la provincia


por Redacción OHLALÁ!
Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.