Newsletter
Newsletter
 • SQUAD

Residuos: por qué es un avance separar en 7 colores

Nicki Becker habla del problema de la basura y da cuenta de un avance. Nos da un detalle de qué significa cada color y por qué es importante capacitarnos para hacer bien el reciclaje.


Cómo se tendrá que separar la basura en todo el país.

Cómo se tendrá que separar la basura en todo el país. - Créditos: Getty



Al principio del Mundial Qatar 2022, una de las imágenes que dio vuelta al mundo fue la de hinchas japoneses que se quedaron a juntar la basura del estadio una vez finalizado el partido. En ese país, según cada localidad existen hasta 45 clasificaciones de residuos para su reciclaje y se hacen cursos para aprender a separarla y gestionarla dada la complejidad.

En Argentina cada persona genera 1,15 kilos por habitante por día. A su vez, según cifras de la ONU, la cantidad de residuos que se reciclan en el país es de tan solo entre un 6 y 8%.

Hasta el momento, no existía una denominación clara a nivel nacional para clasificar los residuos y eso provocaba que cada provincia y municipio tuviera su propia regulación. Si bien no somos Japón, después de 18 años, el Gobierno reglamentó la Ley de Gestión Integral de Residuos Domiciliarios N.º 25.916 sancionada en 2004. El principal punto de la reglamentación es crear un código de 7 colores para la clasificación de residuos en la fuente de origen, lo que genera un estándar común para todo el país.

En el Anexo II, se recomienda a las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires adoptar un sistema de gestión integral que contemple 7 fracciones de residuos con sus respectivos colores: los residuos secos valorizables (verde), los considerados basura (negro), los residuos orgánicos valorizables (marrón), los plásticos (amarillo), los papeles y cartón (azul), los residuos de vidrios (blanco) y los de metales (gris).

Responsabilidad del productor

Otra de las novedades de la reglamentación de esta ley tiene que ver con el principio de responsabilidad extendida al productor, que implica que ellos se hagan responsables financiera o físicamente de aquellos productos una vez agotada su vida útil.

Su objetivo es extender las responsabilidades de los fabricantes del producto a todas las fases del ciclo de su vida útil y, especialmente, a su recuperación, reciclaje y disposición final.

¿Con la ley de envases cómo andamos?

Hay todo un sector de la población que trabaja para que no se intensifiquen aún más todos los problemas generados por los residuos, aunque su trabajo muchas veces no es reconocido. Esas personas son las recuperadoras y los recuperadores urbanos, que realizan su trabajo sin mucho acompañamiento del Estado.

Los 150.000 cartoneros y cartoneras que evitan que el sistema colapse trabajan en pésimas condiciones. Miles de ellos lo hacen en los propios basurales sin baños, agua, ni techo para cubrirse del sol o la lluvia.

Por esa razón, la FACCyR (Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores), perteneciente a la UTEP presentó una Ley de Envases con inclusión social que busca instrumentar mecanismos que permitan financiar políticas públicas de gestión de residuos con inclusión social entendiendo el rol central que tienen los y las cartoneras para que el reciclado se haga realidad.

Tiene 5 grandes puntos

  • Reconocer e incluir a los trabajadores/as recicladores en los sistemas de gestión integral de residuos, garantizando condiciones laborales óptimas para el desarrollo de sus tareas.

  • Declarar a los sistemas de gestión de envases como servicios públicos esenciales.

  • Promover la responsabilidad del sector privado en la gestión ambiental de envases.

  • Reducir la cantidad de envases que se introducen en el mercado, que no sean reutilizables o reciclables.

  • Prevenir y minimizar el impacto que ocasionan sobre el ambiente los envases.

¿Cuánto avanzamos con los 7 colores?

Esta reglamentación representa un avance en cuanto a una clasificación común a nivel nacional de la separación en origen de los residuos. No implica que la clasificación será de 7 colores de inmediato, porque eso dependerá de cada provincia, ya que lo que hace es incentivar de forma progresiva a que se adopte esta regulación.

El Consejo Federal de Medio Ambiente (Cofema) es el ente que procurará que se empiece a cumplir en breve esta nueva normativa. En esta legislación se define que los residuos tendrán que ser colocados en los contenedores correspondientes, preferentemente, en bolsas del mismo color o transparentes para poder identificar el contenido.

La vigencia de esta ley es un avance, pero falta concientizar sobre el reciclado, para que el número sea mayor y se haga de modo correcto. Para eso se necesita capacitación a la población y más apoyo para los y las recicladores urbanos que son quienes hacen mayormente este trabajo.

Así, si bien esta reglamentación suma en la dirección correcta, hay que seguir presionando para la sanción de una Ley de Envases con inclusión social y que estos cambios no queden en papeles.

Los productores y comercializadores de productos que vienen empaquetados tienen que empezar a hacerse cargo del costo que tiene gestionar estos residuos, y nosotros, desde nuestro lugar, también. Nadie nos exige ser como los hinchas japoneses, pero separar en origen en nuestras casas es una acción súper fácil para aportar a un mundo menos contaminado y apoyar al trabajo de los recicladores urbanos. Reciclar más y hacerlo bien, ayuda mucho.

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

¿Qué tanto contaminan los jeans?

¿Qué tanto contaminan los jeans?


por Lucía Tornero
El problema no es el verano, es el cambio climático

Ola de calor. El problema no es el verano, es el cambio climático


por Nicki Becker
El fuego afecta a 9 provincias argentinas

Incendios forestales. El fuego afecta a 9 provincias argentinas

Tapa de revista OHLALÁ! de abril con Gime Accardi

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.