Newsletter
Newsletter
 • SQUAD

Ser linda es una elección: te cuento por qué y te regalo un ejercicio simple para hacer todos los días

La asesora de imagen Rona Suk ayuda a mujeres a sentirse mejor exterior e interiormente. Sostiene que lo lindo no tiene que ver con lo que heredás, sino con lo que sentimos, cómo lo sentimos, cómo lo transitamos y cómo trasmitimos.


Rona Suk, asesora de imagen.

Rona Suk, asesora de imagen. - Créditos: Gentileza Rona Suk



Ser linda es una elección. 

¡Sí, lo que leíste! Ser linda es una elección. Lo lindo no tiene que ver con lo que heredás, lo lindo tiene que ver con lo que sentimos, cómo lo sentimos, cómo lo transitamos y cómo trasmitimos.

Ser linda es una elección, te lo aseguro. Vos elegís. 

Es ponerse ese jean que tanto te gusta y que nada te detenga. Es pintarte los ojos y sentirte la diosa del universo. Es simplemente levantarte, mirarte a cara lavada y decirte que bien me veo hoy. ¿Por qué? ¡Porque sí, porque así lo siento!


Es salir a la calle e irradiar esa luz especial, que se llama seguridad, más conocida como “me como el mundo”. Si te sentís linda, el mundo te va a percibir así, trasmitimos lo que sentimos.

Porque linda lo sentís o no lo sentís. ¿Es fácil? No.

Lo lindo es subjetivo. Lo lindo lo crea cada uno.

Veamos la definición de la RAE. LINDA:  adj “Hermoso, bello a la vista”.

Pero no dice a la vista de quién, ahí es donde radica el problema: cuando creemos que ser linda es a la vista de los otros, y no, es a vos.

Por eso cuando dejamos nuestra autoestima en manos de otros es que empezamos a sentirnos mal, tenemos empezar a tomar las riendas de nuestra vida y a elegir cómo queremos vernos y sentirnos

Por esta razón es que hay tantas bellezas como personas. Por eso vos misma teneé días en lo que te sentís diosa y otros en los que no querés ni salir de la cama.

No nos vamos a mentir. Somos mujeres y hay días que estamos más “hormonales” que otros. Hay días que nos sentimos más lindas que otros. Pero en esos días que nos sentimos menos atractivas, estamos eligiendo también.

Por eso es cuestión de actitud y sobre todo de elección. Mas elijo verme bien, más me la “creo”. Porque justamente de eso se trata, de creértela. De creer, de imaginar, de estimar, de sentir, de saber, que sos hermosa.

Ningún pantalón de vestir, ninguna dieta, ninguna cirugía, ninguna ropa de marca y ninguna tendencia de moda harán que te sientas linda.

Ninguna pareja, ninguna amiga, ninguna madre, ninguna persona podrán hacerte sentir linda si VOS MISMA no lo crees, no lo sentís.

Y con esto no estoy diciendo que nuestros seres queridos no pueden ayudarnos a vernos mejor. ¡No! Simplemente estoy diciendo que la decisión comienza por vos. Si vos lo sentís, el resto lo verá.

Ejercicio para sentirte linda 

Cada mañana, al levantarte tomaá decisiones: qué te ponés, qué desayunás, qué camino vas a agarrar para ir al trabajo, etc. 

Tal como tomás esas decisiones, quiero que tomes una decisión más antes de salir a la calle: tomá la decisión de sentirte linda. Hoy me levanto y me siento linda, elijo sentirme linda. Hacelo hoy, mañana, pasado, hasta que se te transforme en algo cotidiano.

Pensalo, sentilo, vivilo antes de salir al mundo. Hacé ese pensamiento consciente, Hacelo tuyo todos los días

Las más leídas

Te contamos cuáles son las notas con más vistas esta semana.

¡Compartilo!

SEGUIR LEYENDO

Muertes por síndrome urémico hemolítico: claves para evitarlo en niños y niñas

Muertes por síndrome urémico hemolítico: claves para evitarlo en niños y niñas


por Jimena Le Bellot

 RSS

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.