• MI CUERPO

¿Qué es el NEAT?: el curioso método para entrenar sin que te des cuenta

¿Te da fiaca ir al gym? Conocé este método que te invita a activar el movimiento y a tener una vida más saludable.




¿Te pasa que, de golpe, mirás el reloj y ya son las 18? Desde las 9, con suerte, estuviste sentada frente a tu computadora, trabajando a pleno, y jamás te diste cuenta de que no te moviste en horas. Esto nos lleva a pensar cómo es nuestra relación con el movimiento, ¿estás mucho tiempo en la misma posición? ¿Pasás del escritorio a la cama? ¿Estás siempre arriba del auto? Si querés transformar ese estilo de vida y estar más consciente, vas a necesitar modificar tus hábitos. Para conseguirlo, te presentamos NEAT, un método que llega para activar tu cuerpo.

¿QUÉ ES NEAT?

NEAT es una sigla en inglés que significa non-exercise activity thermogenesis y comprende toda la energía que gastamos durante el día en acciones que no se consideran actividad física. Es decir, todo lo que hacemos desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir: subir o bajar escaleras, sacar a pasear al perro, jugar con los chicos, limpiar la casa, ordenar el armario, ir a hacer compras caminando, etc. Todas esas cosas que hacemos en piloto automático forman esta energía que se considera NEAT.

Básicamente, es un método que te ayuda a modificar tus hábitos y tener una vida más saludable. Sumar estas pequeñas actividades durante la rutina genera mucho más beneficio que entrenar una hora diaria. Es clave saber que no sirve ir tempranito al gimnasio y después no hacer nada pensando que ya cumplimos. Si todos los días entrenás a la mañana, por ejemplo, pero el resto de las 12 o 14 horas que estás despierta no te movés para nada, no sos una persona activa, porque la mayoría del tiempo estás sedentaria. En cambio, alguien que, quizá, solo entrena dos o tres veces por semana, pero siempre se mantiene arriba de 10.000 pasos y hace cosas que involucren este gasto energético, sí se considera una persona activa y más saludable. 

¿CÓMO ACTIVARLO?

Algo simple para activar el NEAT es comenzar con pausas activas en tu rutina. Al principio, es recomendable, cada 60 o 120 minutos, poner una alarma en el celular para que te dé la indicación de que es hora de moverte. ¿Qué podés hacer en las pausas?
Algunas ideas son:

  • 10 sentadillas.

  • 30 segundos de plancha.

  • Pararte de la silla y activar los glúteos.

  • Caminar durante un minuto sin parar.

  • Subir y bajar escaleras durante 5 minutos. 

  • Practicar respiraciones. 

Hay muchas pausas activas que podemos ir haciendo y practicando, lo más probable es que empecemos con cosas más simples, que podamos controlar y dominar, y después iremos buscando actividades más complejas. Hay que practicarlo, ponernos alarmas o recordatorios al principio, hasta que arranque a hacerse un hábito y que el cuerpo lo empiece a pedir sin necesidad de escuchar una alarma cada hora que nos lo recuerde.

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

1) Te saca del sedentarismo. Hoy reina la tecnología y, muchas veces, la computadora, el celular o la tele nos terminan atrapando y nos retienen horas sentadas. No nos damos cuenta, pero durante el tiempo en que el cuerpo mantuvo la misma posición los órganos y la musculatura no se movieron, tampoco se reactivó la circulación ni la oxigenación. Con el NEAT tratamos de no mantener la misma postura muchas horas, para evitar problemas a nivel estructura. 

2) Ayuda a combatir el estrés. Este punto es muy importante y pocas veces lo tenemos como prioridad, vivimos atrapadas en el medio de rutinas con listas interminables de pendientes, pero debemos estar atentas sobre todo en los más chicos, que, en la actualidad, están lejos de jugar en la vereda y quizás están más acostumbrados a entretenerse con la ayuda de aparatos tecnológicos. 

3) Es un gran aliado si buscás bajar de peso. Al movernos más cada día, tenemos mayor gasto calórico y logramos, así, disminuir el porcentaje de grasa corporal. 

¿CÓMO LOGRAR LOS 10.000 PASOS?

Ahora la pregunta clave: ¿cuántos pasos hay que hacer por día para hablar de NEAT? Es muy relativo, porque dependerá de la edad, el sexo, las hormonas, el cansancio de la jornada, la agenda de cada una... Durante muchos años escuchamos que lo ideal son 10.000 pasos, pero partiendo de la base de que cada persona tiene un ritmo distinto, ese promedio puede ir cambiando. ¿Cómo lograrlos?

  • Ponete una meta. Primero, observá cuántos pasos diarios estás haciendo hoy y, partiendo de esa info, empezá a ir por más. Por ejemplo, si das 2000 pasos, ponete la meta de lograr, por lo menos, 3000. Una vez que los vas cumpliendo, ¡andá por más!: 3500, 4000, 5000... 

  • No te desanimes. Seguramente habrá días en los que podamos hacer 10.000 o 15.000 pasos, pero también vas a tener otros en los que no vas a poder pasar los 5000, tal vez, por falta de tiempo. Otra cosa a tener en cuenta: ojo con hacer 10.000 pasos, pero comerte dos kilos de papas fritas, hacer esto resta lo conseguido con los pasos y ya no suman tanto como si los hubieras acompañado con una dieta equilibrada, dormir bien o hacer algunos ejercicios para moverte.

  • Usá relojes o apps de control. Los relojes deportivos se sincronizan con nuestro celular y ahí vamos a tener toda nuestra información (cuánto tiempo estuvimos sentadas o en movimiento, el pulso, la frecuencia cardíaca promedio, etc.). También podemos chequearlo desde el teléfono, muchos ya traen una aplicación enfocada en la salud y si no, podemos bajar cualquier otra aplicación que sea podómetro. Recordá que, para contar los pasos, el celular tiene que estar siempre con vos, en la mano, en el bolsillo o en la riñonera.

Dos modelos de relojes aliados que te van a ayudar.

Dos modelos de relojes aliados que te van a ayudar.

4 IDEAS SIMPLES PARA PONERTE EN MOVIMIENTO

¿Qué pequeños hábitos podés incorporar en tu rutina? Te compartimos algunas ideas para que actives tu energía.

1) ¡Chau ascensor! Si vivís en un edificio, elegí usar más las escaleras y menos el ascensor. 
2) Buscá una dupla de caminata. Programate algunos minutos de caminata diaria al aire libre. 
3) Subite a la bici. Cuando te muevas en distancias cortas, agarrá la bici o caminá. ¡Es mucho mejor que subirte al auto!
4) Bailá. ¿Qué pasa si al arrancar o terminar el día te tirás unos temas a todo volumen para bailar? Te dejamos una playlist acá abajo para arrancar el día:

Experta consultada: Sonia De Cristo. Lic. en Cs. de la Actividad Física. Especialista en readaptación física. @soniafitmethod.

En esta nota:

SEGUIR LEYENDO

Fitness de optimismo. Claves y recursos para activar tus neuronas y ganar en calidad de vida

Dolor de espalda. Por qué es importante fortalecer los abdominales

Movete. 3 ejercicios anticontracturas para hacer en casa


por Meli Navas

NOSOTROS

DESCUBRÍ

Términos y Condiciones


¿Cómo anunciar?


Preguntas frecuentes

Copyright 2022 SA LA NACION


Todos los derechos reservados.